Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Hillary Clinton

 

Gracias a un colega, me topé con una maravillosa columna escrita en el New York Times el pasado 10 de septiembre por Andi Zeisler, quien describía cómo a lo largo de la actual campaña presidencial en los Estados Unidos, el término “perra” (bitch) se ha usado para señalar despectivamente a la candidata demócrata Hillary Clinton, obteniendo resultados completamente contrarios a los esperados. De ahí el título.

La palabra se ha usado en el pasado para silenciar o criticar a las mujeres dominantes, fuertes, decididas; a las que no les importa el qué dirán y que saben que cuando se rompen estereotipos, se genera controversia; o a las que a pesar de las críticas y los rechazos siguen adelante con sus ideas y convicciones; o a esas que retan el status quo para lograr los cambios necesarios para una sociedad más equitativa y equilibrada.

Y así lo han usado los seguidores del republicano Donald Trump, contendor de Clinton en las presidenciales. Por eso ya no es raro ver admiradores del candidato portando camisetas con frases como “desaparezcamos a esa perra” o jóvenes que no tienen problema en gritarle a viva voz “abajo la perra”.

Para su desilusión, el término ya no es solo referente de connotaciones negativas. Al contrario. Hoy, muchas de las mujeres que se han atrevido a penetrar el mundo que antes era exclusivamente de los hombres en el trabajo, en los deportes, en los círculos políticos y científicos – por mencionar solo algunos- , han sido en algún momento de sus carreras o a lo largo de ellas, consideradas “perras”. Perras por tomar decisiones, por defender sus creencias, por influenciar a otros, o perseverar en sus objetivos, o por ocupar roles tradicionalmente masculinos.

Y los seguidores de Clinton lo saben. Quienes la apoyan lo hacen sabiendo que su carrera y su vida ha estado marcada por todas estas características. En vez de sentirse ofendidos por el uso del término, se expresan confiados en que esta mujer tiene todas las calificaciones adecuadas para lograr lo que se proponga con decisión y perseverancia. Saben que Hillary es una líder cuyo poder va mucho mas allá de los círculos privados, o de su hogar o su familia. Saben que a ella no le importa que sus actos no vayan acorde con las expectativas.

Y todo esto la hace una “PERRA”. Una “PERRA” ideal para su próximo trabajo.

 

 

(Visited 972 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

@Silviadan es Politóloga de la Universidad de los Andes. Máster en Resolución de Conflictos y Comunicación de la Universidad de George Mason (Virginia). Consultora en comunicaciones y periodismo. Madre, esposa, hija, y amiga.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Como se dice coloquialmente ahora, “no lo sé Rick”. Con este(...)

2

Qué casualidad: la claudicación de Juan Carlos el Borbón, rey de(...)

3

"Hay un sabio dicho que dice que las heridas no duelen(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar