Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por Juan David Cabrera*

Empresas

Tal vez sea momento de que globalmente decidamos quitarle progresivamente poder a las grandes empresas. | Foto: EFE

El muy moderado economista Joseph Stiglitz, ha sostenido varias veces que existe una “carrera hacia el piso”, en el que los países compiten por dar las mejores condiciones a las corporaciones. Esto se hace bajo la constante amenaza de que éstas pueden irse a otro país con condiciones más favorables. Por supuesto, estas condiciones “favorables” solo lo son para las grandes empresas, o más bien para sus dueños. ¿Qué tan democrático es este mundo, en el que son las corporaciones las que determinan las políticas públicas? ¿Podemos hablar de democracia cuando no podemos implementar programas de gobierno que beneficien al grueso de la población, por el grosero chantaje corporativo?

El argumento que critica Stiglitz, y que defienden las multinacionales, es que las políticas públicas que benefician a las empresas (léase a sus dueños), beneficiarían a todo el país. Exenciones y bajas tasas de tributación para las empresas y los más ricos, flexibilidad (léase precarización) laboral, desregulación financiera y de todo tipo, supuestamente llevarían a que los beneficios para los empresarios se esparzan en toda lo sociedad. Este es el efecto que se conoce como “trickle down”, el cual, sin embargo, ha sido ampliamente desacreditado por la academia, pues se sabe que, por ejemplo, los beneficios tributarios corporativos y para los ricos no generan empleo y no implican mayor crecimiento económico. También se sabe que las mejoras salariales no generan desempleo, contrario a lo que constantemente esbozan los defensores de las corporaciones.

Lo triste es que el argumento de las empresas se usa como amenaza contra las reformas que beneficiarían al grueso de la población. Si pretendemos una reforma tributaria justa y progresiva, las empresas amenazan con irse a un paraíso fiscal. Si queremos mejorar las condiciones de los trabajadores, las corporaciones amenazan con irse a un lugar con condiciones laborales precarias. Y así, damos inicio a la “carrera hacia el piso”, en la que cada país busca dar condiciones más ventajosas para las empresas, con la terrible consecuencia de un aumento en la desigualdad y un deterioro en las condiciones de vida de las mayorías. Nada de democrático tiene la precarización de la vida y el aumento de la desigualdad, pero menos democrático aún es que las empresas decidan qué políticas públicas podemos implementar. No es el pueblo quien decide, pues la amenaza corporativa es inmarcesible.

Esto, sin mencionar que los grandes medios de comunicación, que, por supuesto, también son propiedad de las empresas, contribuyen a presentar ideas altamente sesgadas para fomentar esta “carrera hacia el piso”. Forjan una opinión para que el pueblo acepte como razonables los planteamientos neoliberales de las empresas.  Pero esto será asunto de otra columna.

Tal vez sea momento de que globalmente decidamos quitarle progresivamente poder a las grandes empresas. Iniciativas como una tasa de impuesto mínimo corporativo global van por buen camino. Pero tal vez sería mejor aún que pensemos en formas empresariales donde no exista un dueño que se quede con todas las utilidades producidas por los trabajadores; formas empresariales donde el ser humano, el trabajador, tenga dignidad y poder. Como lo decía la gran Rosa Luxemburgo, “me siento como en casa en todo el mundo, donde sea que haya nubes y pájaros, y lágrimas humanas”.

—-

* Dejusticia

(Visited 413 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad / Center for the Study of Law, Justice and Society. We work to promote human rights in the Global South.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    ¿Corporaciones o democracia?

    Por Juan David Cabrera* [caption id="attachment_1004" align="aligncenter" width="1440"] Tal vez sea momento de que globalmente decidamos quitarle progresivamente poder(...)

  • Mundo

    Boaventura y la irresponsabilidad en la academia

    Por Mariana Camacho Muñoz* [caption id="attachment_996" align="aligncenter" width="1440"] Boaventura de Sousa ha sido denunciado en varias ocasiones por abusos(...)

  • Colombia

    Apartheid electoral

    Por Édgar Valdeleón* [caption id="attachment_991" align="aligncenter" width="1440"] Si el Registrador quiere garantizar la participación de todos en las elecciones(...)

  • Mundo

    ¿Reformar la política de drogas en la casa de la prohibición?

    Las diferentes agencias y espacios de Naciones Unidas siguen siendo relevantes para la reforma de la política de drogas,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Una reflexión aguda en clave de inclusión hacia un sector que(...)

2

Brian Adams (Pop - Rock) Canadá Brian Guy Adams nació en Ontario(...)

3

Extractos del 'Bogotálogo: usos, desusos y abusos del español hablado en la(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar