Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Después de pasar un mes en México, acostumbrándome al acento y a la jerga variada, la selva Maya y los textiles Tzotziles, llegué a la grande y bulliciosa Bogotá. Me alegré mucho de ver las montañas que le faltan a Quintana Roo.

Con el tiempo, he encontrado algunas similitudes entre México y Colombia: las hormigas que me ofrecieron en la oficina tienen un sabor parecido a los chapulines chiapanecos. El tamarindo, en varias formas, es muy popular y muy sabroso en los dos extensos países.

Las frutas no son comparables con las de Inglaterra. Aquí hay frutas que no te puedes imaginar.

Chapulines en San Cristóbal de las Casas

En Mérida, Yucatán, fui a una fiesta electrónica en el patio de una galería Maya, con proyecciones visuales y una multitud de bailarinas rodeando al DJ. En Tulum, se hacen fiestas mensuales para celebrar el plenilunio. El espacio era bien chido, debajo de palapas en la playa. El DJ era alemán, no era mexicano.

En mi primera noche en Bogotá fui a Matik matik, donde escuché a los increíbles Animales Blancos, un trío bien chévere. Andrés Gualdrón (percusión, voz) era el narrador, el dirigente humilde; Santiago Jiménez (guitarra) aportó la energía y Jorge Villegas (bajo) proveyó la emoción. El mixing, muy importante, estuvo a cargo de Milthon Piñeros (sonido), el héroe.

Escuchamos también a Mula, un grupo que se compone de mucha gente, un grupo de improvisación. Era enérgico, dinámico, progresivo, una buena mezcla de jazz, de rock, de instrumentos de viento y de sonidos electrónicos, su mezcla me parecía muy colombiana.

En Urania, un ‘barcito’ en Chapinero, había un cantante y un pianista. Tocaban canciones típicas latinoamericanas. Con un poquito de Ed Sheeran. ¡Lo gracioso es que acá tocan canciones inglesas para complacer a los extranjeros, cuando en realidad lo que quieren escuchar es música latina! Conocí al pianista afuera, fumando un cigarro. Era muy simpático y hablador y me contó historias sobre su experiencia tocando música latina en el Medio Oriente: en los hoteles de Omán y de los Emiratos Árabes, ¡qué sorpresa! La música Latina viaja a todos lados del mundo.

Al siguiente día, estuve en Salitre Plaza. Después de no conseguir número de celular local ni lograr sacar dinero, me di cuenta que no he descansado mucho y que no he comido en dos días (aparte de unos plátanos y un aguacate).

Luego, caminé dos horas en Chapinero para ubicarme con el barrio (me perdí) y al final encontré la bandeja paisa más rica de toda mi vida. Un regalo lleno de patacones perfectos, frijoles gigantescos y tajín, ¡algo que reconocí de México!

Caminando por la séptima que, como he aprendido, está cerrada los domingos como sendero peatonal, vi que en la calle se vende de todo: muñecas antiguas y repulsivas, Barbies desnudas al lado de casetes que quizás un chico enamorado había dedicado a su amor, libros sobre One Direction al lado de otros sobre Leonardo Da Vinci, imitadores de Michael Jackson y un grupo de garaje, muy joven, tocando su primer concierto.

Gracias a mi bandeja paisa, sin carne pero con chicharrón, no tenía ganas de probar las cosas tan ricas que veía: mazorca asada, aguacates enormes y arepas frescas.

Tengo muchas ganas de conocer Bogotá, y si tengo suerte, también otras partes del país.

La bandeja paisa, sin carne, con chicharrón.

(Visited 1.783 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Cuando hablamos de mantenernos saludables, es altamente probable que el pensamiento(...)

2

A lo largo de los años, escucho un comentario recurrente sobre(...)

3

The Bangels, USA grupo de Rock Pop femenino formado por :(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar