Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La última novela de la escritora Pilar Quintana nos adentra en la selva del Pacífico colombiano de una manera cotidiana, brutal y tan real que hace que este corto libro, de 106 páginas, se pueda leer de un tirón. ‘La perra’, sin ir más lejos, es una representación de la dureza de la vida. De esa ‘perra’ vida que a veces nos arrastra como una ola potente contra la corriente.

foto

‘La perra’, según contaba su autora, fue escrito mientras Quintana amamantaba a su primer hijo y es sorprendente la manera cómo fluye el relato con la excusa de una perrita, sí de cuatro patas, y su dueña Damaris, quienes nos llevan por los remotos terrenos del muy desconocido, para algunos (me incluyo), Pacífico colombiano. La narración nos envuelve rápidamente en torno a temas como la muerte, la maternidad, la cotidianidad, la costumbre en el amor, la pobreza y la solidaridad. Todos son temas que en esta novela se conjugan y demuestran que un gran libro puede nacer de un tema tan sencillo y espontáneo como la adopción de un animal.

Esta novela, ganadora del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana, nos permite ponernos en los zapatos de Damaris, de la perra, y de su esposo Rogelio, allí en ese medio hostil, selvático, hermoso y, en ocasiones, profundamente aterrador. La autora logra hacernos sentir compasión por Damaris y por la perra, al mismo tiempo que nos pone en la encrucijada de tomar una decisión de vida o muerte.

No hay más qué decir sobre ‘La perra’; solo que ha sido una de las mejores novelas que me he leído en los últimos años y que se sintió tan ligera y natural como sus personajes e historia.

Aquí un fragmento para que se animen a leerlo:

Con todas las partes de la cortina, la espalda doliéndole, sus manos torpes de hombre restregando sin pausa, pensado que no le pagaban por ese trabajo y que era verdad que le había tenido envidia a Nicolasito, pero no por las botas pantaneras ni las cosas bonitas que tenía, las camisetas nuevas, los juguetes que le traía el Niño Dios, las cortinas y el tendido de El libro de la selva, sino porque él vivía con sus papás” Página 99.

@JuanaRestrepo87

(Visited 889 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Soy comunicadora social y periodista de la Pontificia Universidad Javeriana y magíster en Escritura Creativa y en Estudios Literarios de la Universidad Complutense de Madrid. Fui jefe de redacción de la revista digital Bacánika y editora de tendencias en el portal Kienyke. Mi último proyecto literario fue la novela 'Elisa'. Mamá de Martina, amante de los gatos, y escritora de cuentos para poder respirar, a veces pienso que Cher pronosticó mi vida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y todo(...)

3

Un artículo reciente de El Tiempo nos compartía cuánto gana un Youtuber(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar