Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hoy recibí un mensaje de mi tía en que decía que si tuviese que dar un único consejo, aconsejaría tener hijos. En su escrito mencionaba cómo los hijos nos acercan a la fe, nos hacen conscientes de nuestros errores, nos motivan a comer mejor, a trabajar más, cómo nos alegran los días… cómo la maternidad es el estado ideal.

Todo aquello muy cierto: tener hijos es una experiencia incomparable, un regalo divino, pero también es cierto que la maternidad está, efectivamente, idealizada –como lo están la belleza, el éxito y las relaciones–. Como con toda experiencia que implique cotidianidad, deberíamos despojar a la maternidad de tantos ideales. Creo sinceramente que las madres la disfrutaríamos más si la maternidad estuviese definida en términos reales que nos permitieran un poco más de individualidad y claro, de vulnerabilidad.

Aunque no hablo por todas -seguro hablo por la gran mayoría-, sí que hay muchas cosas que nos dijeron de la maternidad, pero ¿y lo que no nos dijeron? Para que la definición nos incluya a todas, me permito tomar la vocería para desmitificar entonces aquel estado idílico.

Lo que no nos dijeron:

Que la maternidad lo acapara todo y no todas estamos listas para tantas renuncias. ¡Se vale! Lo que nos hace mejores personas no son necesariamente los hijos, lo que nos hace mejores personas es amar.

Que no a todas nos va bien amamantando, hay algunas que francamente lo detestamos.

Que el llanto de tus hijos siempre será para ti urgente, aunque sea una pataleta. Confía en tu instinto.

No nos dijeron que se vale llorar bajo la ducha. O en el carro.

Que tu independencia ahora no solo tiene alas sino también cola. Ajusta el vuelo.

Que habrán días en los que sentirás que esto te quedó grande… a todas nos pasa, tranquila…

En los que sentirás vergüenza por sentirte agobiada, inexperta. Ánimo.

Días en que bañarte es toda una victoria y en los que una puerta cerrada es la frontera más anhelada.

Días en los que el cansancio pareciera no tener orillas y en los que no te reconozcas en esa mujer cansada, irritable, desarreglada, sucia.

Días en los que la sonrisa de tus hijos no será suficiente para sentirte valorada, amada.

No nos dijeron que así, de repente, tus otros proyectos parecen tan lejanos, tan ajenos, tan egoístas.

Que tus hijos no serán necesariamente los que imaginaste… ahí está tu inmensa generosidad para aceptarlos como son y amarlos también por el valor de sus decisiones.

No nos dijeron qué va a pasar y que eres la mejor mamá del mundo… pero va a pasar, y de ti depende salir airosa como una mujer nueva, consciente de tu vulnerabilidad, pero también de tu poder. De repente un día, luego de haber entendido que de ti depende, en tu incomparable capacidad como creadora de vida, del amor más inconmensurable, sentirás la fuerza para abrirte espacio y retomar las riendas de tu vida con todo y tus hijos… Y ojalá seas consiente de que darte a ti nunca será quitarles a tus hijos… ellos merecen una mamá feliz, una mujer total y en plena facultad de vivir todos su roles.

La mamá ideal es eso, un ideal; en cambio, el ejemplo es el más honesto legado.

(Visited 6.456 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Ana Margarita Ferro, Annie Ferro, es Administradora de Empresas de Concordia University en Montreal y tiene una especialización en Negocios Internacionales del John Molson School of Business. Annie es estudiosa del bienestar, instructora de yoga RYS200, y Mentor Coach (CTA Certified). Ha vivido en Canadá, Barbados, Mozambique, y los Emiratos Árabes, es políglota en Español, Inglés, Portugués y Francés. Desde su regreso a Colombia en el 2017 creó la Comunidad de Bienestar, I Belong, como una plataforma para promover un estilo de vida consciente y saludable. Annie ha implementado talleres yoga, de empoderamiento femenino, y de concientización de hábitos saludables en niños y adultos.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

"Hace unos días un amigo me invitó a una cena en(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar