Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Antes del Fin

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Árbol de Piedra, Desierto Siloli, Bolivia. – Foto: @AndresGutierez

La devaluación de las monedas latinoamericanas frente al dólar y el euro ha puesto a muchos viajeros en una encrucijada sobre cuál es el mejor destino para viajar sin exceder el presupuesto y sin echar por la borda los escasos días que el sistema laboral les da para dedicarles a sus vidas.

Lo que para muchos es una “catástrofe económica” por el simple hecho de que las vacaciones en Orlando o en París saldrán más caras, para otros es una hermosa oportunidad de conocer uno de los 20 países que conforman América Latina.

Y este no es un discurso de odio hacia los países desarrollados, sino una invitación a la confraternidad. Qué mejor que, en tiempos de crisis, nuestros pueblos dejen de echarse agua sucia y sean solidarios los unos con los otros. Qué tal si antes de gastar la plata en Estados Unidos y en Europa, le hacemos el gasto a nuestros vecinos, visitándolos, conociendo su cultura, sus lenguas, sus maravillas y todo lo que por andar desinformados nos perdemos en el vecindario.

Latinoamérica, “la bella”, es un territorio con más de 22 millones km², aproximadamente el 13,5% de la superficie del planeta. En ella, se concentran casi todos los climas y la mayor diversidad de fauna y flora del mundo. Desde Tijuana, en la frontera de México con Estados Unidos, hasta Ushuaia, la última ciudad de Argentina, existe una gama de paisajes que van desde un desierto implacable hasta una tierra tapada por metros y metros de nieve. Viajar por América Latina es como llevar una paleta de colores: cada país tiene su propio color, forma, textura, olor y sabor.

Mientras un plato de comida en Estados Unidos o en Europa puede costarle más de $15, en cualquier ciudad de Latinoamérica puede costarle menos de $5. En Colombia, por ejemplo, actualmente se puede almorzar en restaurantes caseros desde $2.50 que incluyen un plato principal, una sopa y un jugo (en caso de no querer sopa, se puede cambiar por un huevo o por fruta). Estas mismas diferencias de precios se pueden encontrar en el hospedaje, transporte y actividades de entretenimiento.

Y es probable que usted desconozca que hay cientos de miles de lugares y paisajes que son tan o más impactantes que los que se encuentran Estados Unidos o en el viejo continente. Si está buscando playas paradisiacas y aguas cristalinas, el Caribe puede ser una opción económica: el archipiélago de San Blas en Panamá, el Parque Tayrona en Colombia, Punta Cana en República Dominicana, o Isla Margarita en Venezuela son algunos de los destinos más apetecidos. También, con un poco más de dinero, puede optar por ir a Islas Galápagos en el Pacífico ecuatoriano o Fernando de Noronha en el Atlántico brasileño.

Ciudad de Panamá. Foto: @AndresGutierez

Si la cuestión es visitar grandes ciudades con muchas actividades culturales y variedades gastronómicas, México D.F., Sao Paulo, Santiago de Chile, Buenos Aires, Panamá, Lima y Montevideo están a la vanguardia de muchas grandes metrópolis del mundo para ofrecer el mejor entretenimiento.

En turismo arqueológico e histórico, las pirámides mayas y aztecas en México, Machu Picchu en Perú, el Cristo Redentor en Brasil o La Habana en Cuba son lugares que jamás se va a arrepentir de visitar. Si quiere conocer maravillas naturales, el Salto del Ángel (Venezuela), Caño Cristales (Colombia), Glaciar Perito Moreno (Argentina), Atacama (Chile), Chapada Diamantina (Brasil), Salar de Uyuni (Bolivia), Huacachina (Perú), Valizas (Uruguay), Iguazú (triple frontera) o las selvas tropicales de Centroamérica son sitios que, además de dejarlo sin aliento, lo harán sentirse orgulloso de los paisajes latinoamericanos.

Pratinha, Chapada Diamantina, Brasil. – Foto: @AndresGutierez

Y finalmente, si lo que está buscando es una aventura completamente diferente, lejos de la tecnología y la ciudad, Bolivia puede ser una opción muy económica. El país que en varias ocasiones es menospreciado por los latinos por mantener aún vivas sus tradiciones indígenas y no contar con una infraestructura como la de sus vecinos, ofrece un viaje en el tiempo y las costumbres de los pueblos descendientes de los incas. Otra opción puede ser Paraguay, en donde para sorpresa de los turistas, sus habitantes muchas veces prefieren hablar en guaraní, la segunda lengua oficial del país. Asimismo puede optar por un viaje en barco, durmiendo en hamaca, sin comunicación y durante 5 días por el majestuoso Río Amazonas.

Latinoamérica, “la bella”, es un territorio tan místico como real. Un lugar lleno de hermosos paisajes y paraísos postergados por Disneylandia o el Vaticano. Un tesoro tan bien guardado que muchos han perdido la esperanza de encontrarlo. Un regalo que se abre de últimas, pero que se siente como si hubiera sido el primero.

Por Andrés Gutiérrez
Ciudad de Panamá
Twitter: Twitter.com/AndresGutierez
Facebook: Facebook.com/AndresGutierezR
Instagram: Instagram.com/AndresGutierez

(Visited 1.229 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista y viajero. Actualmente vive en Río de Janeiro, Brasil. Trabaja como redactor y editor para agencias de publicidad y marketing de contenido. Twitter/Instagram: @andresgutierez

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

No soy actriz de Hollywood ni modelo, pero he conocido a varios(...)

2

Nos dejamos seducir por la imagen del “millonario” en un yate, ¿pero(...)

3

Realicen este experimento con bicarbonato para bajar el abdomen. Ayuda a determinar si(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar