Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Plaga.

La belleza es el resplandor de la verdad”, dijo alguna vez Gaudí. Y sí que lo es.

En estos días de imperativo y necesario confinamiento la verdad ha sido reveladora con una naturaleza que ha empezado a brillar con gran refulgencia gracias a la mano del hombre… que ya no está para alterarla.

La única verdad es que el ser humano le quita belleza a la naturaleza y aún sin querer dañarla, ya por él fue dañada.

El hombre se encierra y la naturaleza se libera.

En Bogotá se han visto zorros y osos deambulando sus cerros tutelares. En el Valle del Cauca y el eje cafetero la flora y la fauna han reverdecido sorprendentemente; en el valle también, más exactamente en Guadalajara de Buga, hasta lechuzas se han dejado ver sin empacho alguno.

Si así ha sido con quince días de “acuartelamiento” no me imagino con 2 cuarentenas más.

Como no me imagino tampoco qué vamos a hacer los hombres sin barbería, los atracadores sin sus presas, las prostitutas sin clientes, la policía sin riñas y homicidios callejeros, los payasos sin fiesta, los pastores y curas sin víctimas ¡sin feligreses quise decir! (vaya gazapo), los infieles sin amantes, los velorios sin dolientes y los artistas callejeros sin calle y sin monederos…

Las barberías y peluquerías, con protocolos de salubridad bien definidos, claro está, deberían estar abiertas. Y si bien en casa, con algunos instrumentos determinados se podría improvisar, el resultado con seguridad, no va a ser para nada  alentador. Nos vamos a trasquilar con certeza (más de lo que nos han esquilado los últimos gobiernos que hoy lloran por no haber ahorrado más y despilfarrado menos).  Algunas mujeres, “adictas” al salón de belleza, deben estar pensando algo similar, por supuesto.

Los atracadores en cuarentena, sin víctimas a quienes despojar de sus pertenencias, imagino, han sido los primeros en salir a saquear supermercados y clamar ayuda del gobierno.

Las fulanas, querrán trabajar a domicilio, recurrir a la “webcam” o mejor aún, ojalá pudieran hallar un oficio menos contaminado y más digno. Lejos de las calles, la farándula, “Instagram o YouTube”. O por lo menos tengan tiempo suficiente para revaluar su porvenir.

La policía, de pláceme sin homicidios ni hurtos significativos (los callejeros por lo menos, porque los desfalcos a otro nivel, ni el coronavirus ni nada los va a parar jamás), ahora debe lidiar con los que se niegan a respetar la cuarentena, exponiéndose y exponiendo a los otros, y claro está, con el ilícito que ha asumido el protagonismo durante estos días de confinamiento: la violencia intrafamiliar. Porque definitivamente, la prueba más dura de la supervivencia humana es la convivencia.

Con las fiestas clausuradas, los payasos muy probablemente van a tener que hacernos reír desde otros escenarios, empezando por las redes sociales, “los flashes” del estrado judicial y, la política ante todo.

En cuanto a los pastores, clérigos y demás, tendrán intuyo, que confesar a sus “clientes” vía streaming  y sonsacarles el diezmo vía transferencia electrónica. Eso es lo de menos para un buen mercader.

Ahora bien, los infieles… esos sí que deben estar pasando las duras y las maduras, atornillados con zozobra al whatsapp, inventando excusas para salir o simplemente haciendo malabares y urdiendo rastreras maniobras para no quedarse sin el queso que probablemente ya apestará a rancio y sin el pan que enmohecido no quiere dejar de ser comido.

Los velorios no se verán en un largo tiempo, el finado se privará de su ceremonia de partida y a los afligidos deudos les tocará llorar solos. Mejor para ellos quizá, ya que algunos preferirán ahorrarse no solo un gasto que a todas luces resulta inoficioso sino además, el prescindir de una borrasca de “sentidos pésame” y lamentaciones muchas veces forzadas, no deja de ser una excelente alternativa.

Pero en fin, solo por mencionar algunos oficios y su injerencia en una cotidianidad hoy limitada por razones de fuerza mayor, no dejo de lado a los artistas que realmente merecen un elogio especial: usted, yo, y todos aquellos que hemos tomando en serio lo de la pandemia: lavándonos exageradamente las manos, cuidándonos y cuidando al otro, guardando distancia, no saliendo, en fin: estando a la altura de las circunstancias.

Más allá de que el coronavirus haya surgido espontáneamente, fabricado con siniestra premeditación, liberado en virtud de origen divino o humano o simplemente, repotenciado en algún lugar siniestro del planeta.

(.)

(Visited 372 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Abogado, amante de las letras. Un escribano a merced del lector exigente.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Entretenimiento

    'Batalla naval'

    'Batalla naval' Si en las calles reina el coronavirus, en muchos hogares, sin duda, el rey del entretenimiento y(...)

  • Actualidad nacional

    La tétrica humareda de la cuarentena

    Seguimos confinados y solo falta que la misma tenebrosa y secreta cofradía que ordenó liberar el coronavirus en el(...)

  • Actualidad mundial

    Plaga

    Plaga. “La belleza es el resplandor de la verdad”, dijo alguna vez Gaudí. Y sí que lo es. En(...)

  • Cultura

    Náuseas

    Náuseas. Eso es lo que me produce ver lo que la indiferencia y la ignorancia son capaces de hacer(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El covid-19 ha sido el tema más hablado, informado y controvertido(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar