Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Omran, guerra Siria

 

Anoche no pude dormir, Omran.

Lloré varias veces porque tú no podías llorar.

Sobre la almohada mojada, pensaba en dónde estarías en ese momento y qué pasaría cuando todos se olvidaran de tu foto.

Pensaba en lo mucho que deseaba abrazarte y hacerte sentir seguro por un momento, hacerte sentir como un niño.

Imaginaba cómo sería darte un hogar, ser tu hogar.

Cerraba los ojos pero lo único que veía era la imagen de tu cuerpecito sucio; de unas piernitas que volaban sobre la silla de una ambulancia; de un pelo despeinado, cortado por alguien en forma de hongo con amor; de una boquita estrecha, cerrada por el dolor, como un punto en medio de la nada; de una mirada apagada, caída, sin más fuerzas y bajo la sangre; de una carita sin expresión o, mejor, con la expresión más profunda de la impotencia y la resignación ante el horror, de la tristeza infinita, del miedo que se pierde cuando ya no hay nada que perder.

Pero solo tienes cinco años, es imposible que hayas perdido el miedo y sé que tu corazón, y los de miles de niños como tú, se sienten solos ahora, temerosos de un futuro que ya no ilusiona, en medio de la monstruosidad que les ha tocado vivir.

Cinco años en los que solo has visto guerra y a los que ahora, para tantos, seguirá ese dolor agudo de la desesperanza sin el consuelo de una familia, haciéndose adultos sin siquiera haber sido niños, mirando a los ojos a un mundo que los ha dejado solos, que manifiesta impresión y tristeza por una foto, sin entender nada más, pero al otro día vuelve a elegir la guerra, también sin comprenderlo.

Ay, Omran, tú, que eres Aylan, que eres miles, millones, hijo no merecido de la guerra, si supieras de qué manera te has metido en mi corazón.

 

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

(Visited 643 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista y Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por los viajes, las distintas culturas, los idiomas y la literatura, ha vivido en Canadá, Estados Unidos y España, y actualmente vive en Medellín, desde donde maneja las comunicaciones de varias empresas, escribe y se imagina el universo que contará en su primer libro.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Mundo

    Entrevista CNN en Español sobre El Valle de Nadie (VIDEO)

    Esta esta fue la conversación que tuve con el periodista Guillermo Arduino en el programa Encuentro de CNN en(...)

  • Sin categoría

    Mi novela: El valle de nadie

    Quiero compartirles uno de mis más grandes sueños: Acabo de publicar mi primera novela, El valle de nadie, y(...)

  • Mundo

    El vuelo de los pájaros

    Deseando profundamente la muerte para reunirse con el amor de su vida, que era su razón para vivir, al(...)

  • Mundo

    Campeones del mundo

    Francia ganó el Mundial de Fútbol hace un par de días. Julio de 2018. Es la Francia de 2018(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Siempre que visito un restaurante, trato de averiguar sobre su historia y sus inicios porque me parece importante empaparme del arduo trabajo que hay detrás de lo que ahora es exitoso. Uno no puede ser irresponsable y criticar negativamente solo por una primera mala impresión, pues son muchas familias las que dependen económicamente de microempresas dedicadas a la gastronomía. Por eso, y aunque ya lo conocía, decidí volver a probar, y a escribir, sobre el ya muy conocido restaurante El Galápago, pues me molestó un comentario irresponsable de alguien que se dedica a hacer evaluaciones de comida en sitios de Bogotá y la sabana, tal vez con un poco de arribismo o de desconocimiento del tema. Adentrándonos en la carta de este restaurante ubicado en el centro de Chía (carrera 10 No 13-43), que también tienen una sede en la calle 19 No 14-08 (El Galápago Campestre ), su plato estrella es la hamburguesa al champiñón en pan blanco tipo árabe al que se le incluyen 260 gramos de carne madurada, tocineta y una salsa espectacular que, como su nombre lo indica, tiene muchos pero muchos champiñones frescos y de gran tamaño. Perfectamente se la pueden comer entre dos, y les recomiendo acompañarla con papas en casco y alguna de las muchas opciones de bebidas como limonadas, jugos de fruta natural o, tal vez, con una cerveza artesanal.  Visualmente puede que el plato no cumpla con los estándares de muchos otros, pero al probarla lo de menos es como se ve, pues el sabor de la carne y sus adiciones es delicioso.   [caption id="attachment_3503" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Pero El Galápago tiene muchas más opciones cárnicas (pollo, res y cerdo) como, por ejemplo, las entradas de chunchullo crocante, morcillas y platos fuertes como las costillas de cerdo acompañadas de papa salada, arepa de queso y ensalada. Allí también podrán encontrar cortes de carne artesanal como churrasco, punta de anca, baby beef, asado de cadera, chuletas, pechugas a la plancha y otros que se me olvidan en este momento. Igualmente, hay opciones para veganos que no quieran ser relegados a la hora de salir a almorzar en la sabana de Bogotá.   [caption id="attachment_3504" align="aligncenter" width="1024"]Foto: Blog ¿Para dónde va? Foto: Blog ¿Para dónde va?[/caption]   Las malteadas, los postres y los helados son otro elemento destacado de este restaurante. Estos son elaborados de manera artesanal, logrando escoger el comensal entre más de 10 opciones para cerrar con un sabor dulce la visita al lugar. Finalmente, hay que resaltar que en El Galápago también son Pet friendly, un aspecto muy importante hoy en día para los que no se quieren separar de sus mascotas. Y en cuanto a los precios, los platos fuertes oscilan, en promedio, entre los treinta y los sesenta mil pesos. Pero, como lo advertí anteriormente, las porciones son generosas y, en ocasiones, con un solo pedido comen dos personas. Si van a ir el fin de semana les aconsejo que lleguen temprano ya que a veces hay fila, pero realmente los meseros son muy pilos y no hacen esperar mucho a sus visitantes. El Galápago Campestre SÍ es un buen restaurante, que tiene detrás a gente trabajadora que ha luchado mucho para lograr posicionarse, a tal nivel que ya han sido ganadores en Premios La Barra. Yo lo recomiendo ampliamente y espero que ustedes lo visiten y también le hablen del lugar a conocidos y familiares.

2

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar