Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿En qué clase de dios cree o en qué tipo de valores se basa alguien que, de la manera más egoísta imaginable, defiende a capa y espada desde la comodidad de sus circunstancias ajenas al tema, el hecho de que un niño o niña siga viviendo en una institución de abandonados por las personas o por la suerte, en vez de llegar a un hogar que lo espera con el amor y las capacidades para acogerlo y ayudarle a construir un presente y un futuro?

Qué puede pasar por la cabeza –y por el corazón– de los aficionados a opinar basados en lo que les gusta imaginarse qué es el mundo, tan lejos de la realidad de la que hablan. El cómodo universo de las ideas, lejano del de las vivencias y los dolores de los protagonistas. Si tan solo tomáramos nuestra interpretación del mundo para vivir la propia vida, pero no para decirles a los demás cómo tienen que vivir la suya –y mucho menos para destruirla desde la distancia…

Pero es que estamos en un país en el que el poder, el simple hecho de llevarse el punto, vale más que lo más básico en el sentido humano para que todos, no solo algunos, sino todos, encontremos formas de vivir mejor. Los ejemplos abundan: en el referendo por “papá y mamá”, sus impulsores dijeron que aceptarían cualquier resultado, pero apenas vieron que se había hundido, anunciaron que recurrirían a la desconocida figura de la apelación en el Congreso para seguir luchando por su triunfo, para no tragarse una derrota, qué importan los niños que no tienen hogar, qué más da gastarse la plata de este país urgido de tanto en un referendo ya rechazado y echar a la basura los avances de un estado laico que hoy reconoce la igualdad a la hora de adoptar, y qué importa ir preguntando por ahí si queremos o no seguir respetando nuestros derechos fundamentales. Por qué tener en cuenta a los otros si no soy yo el que quiere adoptar ni es mi hijo el que no tiene hogar.

Si pensáramos con el pedacito humano que el universo nos regaló a cada uno –si supiéramos lo que es ponerse en los zapatos del otro–, todo sería más sencillo: un niño –¡un niño!– se levanta todos los días de la vida en un cuarto ajeno, rodeado de extraños para quienes él es uno más, no el mundo entero, rodeado de una tristeza sutilmente tocada por la esperanza –que puede convertirse en desesperanza en cualquier instante– pensando si ese será el día en que alguna familia como esas a las que están acostumbrados los demás por fin llegará por él, lo abrazará cada día, lo amará para siempre y lo hará sentirse niño por primera vez.

¿Entonces yo, desde mi pequeño mundo y sin mirar a ese niño a los ojos ni haberme levantado cada día como él, decido que no tenga familia, que se siga despertando en la misma soledad, porque creo que el dios que me he imaginado dice tal y tal cosa? ¿En serio?

Pasar de ser un número a ser el mundo para alguien: eso es un hogar.

@catalinafrancor

www.catalinafrancor.com

 

(Visited 721 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Catalina Franco Restrepo es periodista y Máster en Relaciones Internacionales y Comunicación de la Universidad Complutense de Madrid. Apasionada por los viajes, las distintas culturas, los idiomas y la literatura, ha vivido en Canadá, Estados Unidos y España, y actualmente vive en Medellín, desde donde maneja las comunicaciones de varias empresas, escribe y se imagina el universo que contará en su primer libro.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Sin categoría

    Mi novela: El valle de nadie

    Quiero compartirles uno de mis más grandes sueños: Acabo de publicar mi primera novela, El valle de nadie, y ya(...)

  • Mundo

    El vuelo de los pájaros

    Deseando profundamente la muerte para reunirse con el amor de su vida, que era su razón para vivir, al Señor(...)

  • Mundo

    Campeones del mundo

    Francia ganó el Mundial de Fútbol hace un par de días. Julio de 2018. Es la Francia de 2018 la(...)

  • Colombia

    Seamos uno en un millón

    Hace unos días compré algunas botellas de vino con mi esposo en un supermercado. Como eran varias, cuando estábamos llegando al(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

2

Por comer la clara y botar la yema muchos sufren de mala(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

4 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. laura694340

    Entonces estar a favor de los niños es impedir que una familia “no deseable” los adopte? Qué ridiculez, qué falta de conocimiento, que falta de tolerancia, qué falta de cultura, qué egoísmo! Quién les dijo que un niño con una familia “no deseable” se va a volver homosexual, va a ser un delincuente o violador y con traumas?? Ya hay estudios que afirman lo contrario. Es mejor una pareja de homosexuales que quiera adoptar un niño y criarlo (así biológicamente no puedan y se deban resignar), a una pareja “deseable” que críe otra persona intolerante que no aporta nada a la sociedad.

  2. fernando262553

    hablan de millones de personas que apoyan el estupido plebiscito, pero me imagino que son persona que firmaron eso sin ni siquiera tener un centimo de conocimiento, como todo en este pais que votamos por cualquier cosa sin siquiera saber que es, o contrariamente estamos atrazados cinco siglos

  3. Nadie que crea en Dios y valores de moral, esta en contra de la adopción, como tal. Lo que si es claro es que quien crea en Dios y tenga valores de moral…no puede aceptar que parejas gays adopten.

  4. Bueno, fue una iniciativa apoyada por millones de ciudadanos. ¿Acaso las leyes no buscan escenarios deseables aunque estos no lleguen a cumplirse en su totalidad?. Si quienes apoyan la adopción de niños por hombres y mujeres que han constituido parejas con personas de su mismo sexo declaran que lo hacen a favor de los niños, por qué no puede creerse que quienes no lo apoyamos lo hacemos también en favor de los niños. por qué no hacemos un intento para sentar nuestra posición sin necesidad de acusar de malintencionado al contrario. Somos mas los que vemos a una familia originada en la unión de un hombre y una mujer como el modelo de familia deseable, y que hayan miles o quizás millones de mujeres que crían solas a sus hijos por el abandono de padres irresponsables no es justificación para decir que entonces ahora cualquier cosa es una familia. Tampoco lo es que en muchos hogares los niños sufran maltrato. Si la institución de la familia sufre una crisis de valores la solución no puede ser entonces abrirnos a todas las posibilidades, no. Por el contrario hacer todo lo posible para rescatarla. Las humanos venimos de un hombre y una mujer. Eso está mas allá de toda discusión, entonces si alguien decide vivir su vida en pareja con alguien de su mismo sexo la consecuencia obvia por su elección es que no podrá procrear hijos.Insisto que es por su elección entonces confórmese con eso.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar