Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La siempre controversial, El último tango en Paris (1972), del director italiano Bernardo Bertolucci y protagonizada por el extraordinariamente bien parecido Marlon Brando y una muy jovencita e ingenua María Schneider.

La historia de un gringo llamado Paul ya entrado en años (y en carnes), que enviuda porque su exesposa se ha suicidado, y una joven parisina (Jeanne) que se encuentran en un apartamento vacío y donde nace una furtiva y pasional relación es la trama principal de la cinta.

La fotografía y la música son elementos fundamentales de su éxito que a lo largo de todos estos años,  la han convertido en una película de culto. Sus artífices son Vittorio Storaro, célebre, también, con otros trabajos en  películas como Apocalypse Now, Novecento o El último emperador, y el argentino Gato Barbieri que conociera la cumbre de su carrera musical justo en la década de los 70.

Solo Brando

Su simple sonrisa, ilumina toda la pantalla. No hay que ser un genio para darse cuenta que la película gira en torno a la interpretación de Marlon Brando, por la que recibiría una nominación a los premios Oscar, las demás actuaciones se tornan secundarias; las de María Schneider y Jean Pierre Léaud.

En especial, los soliloquios que interpreta cuando, tumbado en un colchón y una dulzaina en la mano, habla de su vida pasada, tal vez inspirándose en su propia experiencia con sus padres (su madre, con problemas psiquiátricos y su padre, un autoritario de recia disciplina militar) y en otra secuencia, a su encuentro, cuando le habla a su esposa suicida, cubierta con flores, emulando la Ofelia de Shakespeare,  son momentos donde se puede evidenciar de lo que está hecho el  talento del actor.

 

  • “Quiero decir, Puedo llegar a comprender el universo, pero, nunca descubriré la verdad acerca de ti. Nunca. ¿Quién diablos eras?”

 

La fotografía y la banda sonora son realmente impresionantes. Los ángulos de los planos, el movimiento de la cámara en espacios reducidos es realmente remarcable. Las texturas de los colores que van acorde al estado de ánimo de Paul y Brando y nada más que Brando  hacen de esta una obra maestra.

 

 Una película oscura

Desde el primer plano de la película, con un Brando desconsolado, se evidencia el tono con el que se va a desarrollar la película a lo largo de un poco más de sus dos horas. Una parís nublada es el contexto de su temática. Un hombre maduro que se ha perdido en el camino, y ha perdido las ganas de vivir, que se encuentra totalmente desencantado de su existencia, y, que se niega a seguir todo aquel comportamiento del establishment romántico cuando se rehúsa  a saber el nombre o la historia detrás de su amante. Tan solo se aferra a un sexo enfermizo, desmedido y repugnante (alusión a los cerdos).

 

  • “No, tú estás sola. Estas completamente sola. Y no podrás liberarte de ese sentimiento hasta que te hayas enfrentado a la muerte”.

 

Por otro lado tenemos el romance de Jeanne con su novio Tom, que es un apego falsificado, con diálogos completamente hilarantes y artificiosos para ilustrar las relaciones que se venden en las vallas publicitarias, la televisión o el cine. Su romance comienza en la parada de un tren, para luego adentrarse en la casa de infancia de Jeanne, en seguida, pide su mano para casarse con ella y concluye en un apartamento (el mismo que frecuenta con su amante), como si se mudaran a vivir juntos, pero deciden poner fin a eso (o lo que sea que tienen) con un espontáneo apretón de manos.

 

La escena polémica.

El trato que recibe Jeanne de Paul no es el mejor, es una relación abarrotada de malos tratos, no por nada hay una escena de violación involucrada, él no la escucha, no quiere saber nada de ella. Hay mucho de abuso en sus protagonistas. Transcurre, poco a poco, hasta llegar a convertirse en una relación trastornada en la que todos tratan de escapar sin éxito alguno.

La escena de la violación en la que se utiliza mantequilla como lubricante es la escena de la discordia. Al parecer, a la pobre María, ya que era muy joven (19 añitos) y recién empezaba a hacer papeles serios en la industria del cine, no le notificaron del cambio en el guión con el pretexto de poder captar una reacción mucho más autentica. Sin embargo, según Bertolucci la mantequilla fue el único elemento que no compartieron con  Schneider, ya que según él, ella tenía conocimiento de la integridad completa del guión. En la escena podemos ver a Paul sobre Jeanne, repitiendo frases que hacen alusión a las buenas costumbres de la familia y la disciplina de los niños.

 

 

(Visited 148 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Detesto la changua. Rockero empedernido. Colombiano promedio. Cuento chistes malos y escribo lo que se me vaya ocurriendo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Carrera Presidencial (II)

    Germán Vargas Lleras. Este candidato que ha estado en la parte baja de las encuestas, no se puede dar por(...)

  • Colombia

    Carrera Presidencial (I)

    Estamos a menos de un mes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales. Ya son cinco los debates que(...)

  • Colombia

    País de Cafres

    ¡Muy buenas las tengan! Como dice el horóscopo, este nuevo 2018 es un año de varias transiciones para el país.(...)

  • Entretenimiento

    El último tango en París

    La siempre controversial, El último tango en Paris (1972), del director italiano Bernardo Bertolucci y protagonizada por el extraordinariamente bien(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y todo(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles con(...)

3

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas.(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar