Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

1996. Es la novela Perfume de Agonía. Se transmite despúes de las diez de la noche. Dirigida por Kepa Amuchastegui, Alejandra Borrero y Marcela Agudelo se dan un beso en medio de una situación extrema. El resultado: una furiosa reclamación por parte de anunciantes y el repudio social, si bien la telenovela estaba en horario para adultos.

2011. Glee. Franja Prime de Fox. La serie más vista y popular de la nueva década en Estados Unidos. En un canal de evidente tendencia conservadora dos adolescentes, Kurt y Blaine, se besan sin aspavientos. El resultado: la histeria colectiva por presenciar uno de los momentos claves para el personaje, y el aplauso (hasta ahora) por buena parte de la sociedad que considera a Glee como una producción abanderada de la diversidad y el respeto a las diferencias. No cruza las fronteras de Skins de MTV, pero es indiscutiblemente otro de esos momentos televisivos para el recuerdo.

Cada quien sacará sus conclusiones respecto al impacto mediático que suscitan. El motivo de este post es más bien de forma que de fondo. Lo planteó el actor estadounidense Sean Hayes (el fastidioso Jack de Will&Grace), homosexual en la vida real, sobre la incapacidad de actores como él de representar roles heterosexuales en la pantalla. Comparto lo expresado por el columnista mexicano Omar Ramos  del diario Milenio: ¡es una discusión bizantina! No solo por el ejemplo mencionado de Glee, donde el actor que interpreta a Blaine, Darren Criss, realiza una actuación impecable, sin que interese si es gay o no (él es heterosexual) ¡Vamos! ¿En que mundo vive el señor Hayes? ¿Ahora deben tener en cuenta la orientación sexual para todo? Esas son las paradojas de la diversidad: ahora los estigmatizados pasan a estigmatizar.

Sé que muchos cuestionan el ‘profesionalismo’ de los actores y las actrices frente a escenas eróticas: que si se gustan, que se ven bien juntos… pero la realidad es que hay una preparación exigente que no muchos se atreven a reconocer. El mismo caso de Alejandra Borrero: ella es reservada con su vida personal y es totalmente respetable, lo que no le ha significado impedimento alguno para bordar diversos roles ofrecidos en la pantalla chica. Es asunto personal si en el fondo se siente cómoda o no con su pareja en pantalla, pero la decisión no siempre es de los actores sino de la producción y en ello radica el profesionalismo, en manejar las circunstancias para darle credibilidad a todo un universo con el cual el televidente pueda identificarse o involucrarse.

Lo curioso es que estas discusiones sobre el aporte de realismo a la ficción redunden en zafias consideraciones sobre la vida íntima de los artistas como si viviéramos aún en el siglo XX y destilen ese tufillo a revancha, pues la caracterización de los gays y lesbianas en pantalla ha sido recurrente en cuanto al estereotipo del afeminado o la marimacha. ¿Qué pretenderá el señor Hayes? ¿Que los actores y actrices gays o lesbianas solo actúen como tales? Bastante limitado de recursos lo veo.

Para los que me leen ¿qué tanto realismo le aporta a una historia la situación personal de los actores que la interpretan? ¿Lo consideran necesario? ¿Cree que estamos mejor preparados para ver este tipo de escenas en la televisión?

Síganme en Twitter @juanchoparada

juanchopara@gmail.com   

(Visited 240 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Periodista y filósofo. Social Media Manager. Cronista de TV, Cine, Cultura y Espectáculos. Calvo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_15018" align="aligncenter" width="640"] Iván Cepeda - foto EL TIEMPO[/caption] Definitivamente la(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. el mayor problema con la permisividad de los medios… que solo ratifican la manipulación política de la sociedad, es que las niñas como mujeres en su mayoría se inclinan por la corriente, por la moda y si ser lesbiana es estar «in»… listo (ejm… vea las gordas con celulitis con minifalda, otras con estrías en todo el abdomen y usando blusas ombligueras, otras con senos re-caídos y usando escotes, etc. http://www.judaikto@hotmail.com

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar