Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Desde hace un año y medio alterno mis labores de libretista con el noble oficio de la docencia universitaria. Noble y virtuoso, porque sólo cuando se es profesor se valora haber sido instruido por alguien. Uno en la vida tiene muchos profesores, pero pocos maestros. Le agradezco a Dios porque en mi vida académica y personal di con personajes oligofrénicos, provocadores y absolutamente salidos de los cabales, al punto de que para muchos pasaban por groseros e insensibles. La verdad jamás me sentí agredido por ellos, pues siempre entendí que su método radicaba en la confrontación directa a la obra, nunca a la persona, aunque así pareciera.

Debe ser por eso – además por la increíble música-, que disfruté tanto en su momento Whiplash, porque entiendo que el talento en cualquier área se puede obtener si se es mentoreado por un experto, que generalmente es un genio y como tal está ligeramente demente. Aquí en Colombia, la gente brinca cuando ve Master Chef, que por la rudeza y agudeza de los chefs jurados, por ejemplo. Pero va uno a ver y es tal nuestra mediocridad, que dudamos de lo que somos por algo que otro dice, y nos terminamos indignado porque una persona con más experiencia nos da palo, cuando es equivocándose que uno se pule.

La confrontación siempre merecerá un palco para verla en primicia. A mí esas vainas me emocionan porque yo pasé por ahí, por realities creativos, de entregas a contrarreloj donde los nervios siempre están de punta y sólo brilla el talento pulido. No soy el más indicado para decirlo, pero creo que mis clases son buenas, o por lo menos me consta que en cada sesión dejo todo en la cancha, entrego lo mejor de mí sin reservas y en parte adapto parte del modelo con que a mí me educaron mis senseis, siempre tan polémico pero efectivo.

“El talento en cualquier área se puede obtener si se es mentoreado por un experto, que generalmente es un genio y como tal está ligeramente demente”

Trato de hacer unas clases donde la gente se lleve algo en la cabeza para pensar en la vida. Peco depronto por entusiasta, porque motivo a los estudiantes a que lleven amigos desparchados, vivan el semestre haciendo todo lo opuesto a lo que normalmente harían, escriban de sí mismos y aprendan a encontrar esa motivación para hacer las cosas, la única que los ha de sostener cuando arranquen la vida profesional en forma.

Nunca pongo caritas felices, ni les mando estrellita en la agenda para que los papás los aplaudan; pero sí me aseguro de resaltarles lo bueno, de hacerles notar sus genialidades dormidas y la necesidad de despertarlas de zopetón, lanzándose al agua, que es como uno aprende a escribir o a lo que sea. Hablamos de la vida, de televisión, de publicidad, de la gente y del amor, temas tan interesantes donde radica el verdadero aprendizaje, pero para algunos parece ser injusto gastarse la plata y el tiempo en algo que jamás se calificaría.

Ahí sufro, porque siento que toda la clase se pierde de algo cuando un estudiante deja de asistir, o lo hace por la nota y ya, sin entender que esto se trata de un sentido de propósito mayor. Ahora que en Colombia hay paro de maestros, no puedo evitar ponerme de su parte, porque desde mi corta experiencia he entendido que educar es más que un escampadero laboral, es toda una vocación que además de fundamentar a la sociedad, requiere de pasión y mucho compromiso.

Yo todavía no me dedico 100% a la docencia, aunque cuando me dicen “Profesor” me siento como el de La Casa de Papel y me dan ganas de inventarme un nuevo mundo para ellos. Solo quiero inspirar, que ellos tengan la oportunidad, filtrada santamente por mí, de recibir conocimiento también depurado por grandes creativos y personajes de la vida a quienes todavía trato de maestros. Pienso en eso cuando tiempo después me mandan sus escritos, me comparten sus blogs y los felicito por eso, porque van en camino a ser maestros Jedi míos sin saberlo. Lo sé porque no se quedaron con mi versión Gordon Ramsay en Kitchen Nightmares, sino que vieron más allá.

 

LUIS CARLOS ÁVILA R

@benditoavila

(Visited 507 times, 2 visits today)
PERFIL
Profile image

Magíster en Escrituras Creativas. Comunicador javeriano que ha colaborado en Javeriana Estéreo, RCN Televisión, Sony Pictures Television, Teleset, Señal Colombia, Revista Mallpocket, Semana, E-novva, Bacánika, Shock, entre otros. Profesor universitario, amante de los pit bulls, de Chespirito y del ajiaco, se esfuerza por plasmar la relevancia de la vida espiritual y por guiar a otros a descubrir que Dios los ama como son.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

  • Vida

    Soy Profesor

    Desde hace un año y medio alterno mis labores de libretista con el noble oficio de la docencia universitaria. Noble(...)

  • Vida

    Mediocridad

    Hay días en los que no quiero dar más, en que disfruto alzar la frente y gritarle al mundo entero(...)

  • Vida

    A los 30

    ¿Quién no recuerda los días de inducción en la Universidad? Alguien que no haya asistido, supongo. Pero mi caso no(...)

  • Vida

    Costo de oportunidad

    Aprender de la vida es de lo más barato que hay. Basta con salir a la calle, fracasar un poco,(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

De los masivos 323, y 626, a los actuales 3, 6, y(...)

2

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y todo(...)

3

Si analizamos el partido de Colombia contra Japón, existen razones de peso(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar