Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.

La era de la desinformación

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

  Rabia, impaciencia, impotencia, tristeza, taquicardia, desconfianza, ganas de acabarlo todo. Me siento burlado, befado, atracado y lo único que puedo hacer es apretar la mandíbula para intentar refrenar el ácido mordiente de la inconformidad. Llegué a casa después de(...)

Continuar leyendo

  Al igual que muchos ciudadanos me resulta difícil darle crédito a las noticias relacionadas con los casos de corrupción que han sido desvelados los últimos días. Llegué a pensar en un momento inicial que se trataba de un ardid de un reconocido portal de noticias falsas,(...)

Continuar leyendo

    Hace cincuenta y cinco años el escritor afroamericano Manuel Zapata Ollivella escribió la novela corta: Chambacú, corral de negros, (1962). Zapata Olivella nació cerca a las orillas del Sinú, en Lórica (1920) y falleció en Bogotá (2004): el incansable viajero,(...)

Continuar leyendo

  Huellas. A veces perder la razón es un acto de amor. La locura espanta el tedio como el viento espanta nubes Ven oh sagrada locura y embríagame en el reino de tu Fantasía   Raúl Gómez Jattin.   El cine colombiano se resiste a la extinción a pesar de las(...)

Continuar leyendo

Falsos profetas vendrán… así reza una frase de la tradición judeocristiana. Esa frase se ha convertido en premisa y ha sido utilizada por varias personas de diversas facciones de tal tradición. La cuestión es que incluso del que la espetó por primera vez se debería(...)

Continuar leyendo

  Una vieja creencia reza que los años bisiestos traen mal augurio, difícilmente creo en ese tipo de supersticiones pero a veces la coincidencia de los signos y los sinos fatídicos me hacen crédulo. Este 2016 ha sido particularmente acelerado y las inminentes e instantáneas(...)

Continuar leyendo

Cada vez que salía a vacaciones escolares tenía dos posibilidades: una era viajar al campo, a un olvidado pueblo de Santander del que me siento propio; la otra, ser mano derecha de mi padre en la carpintería de turno. Prefería la primera opción por la libertad y la vida del(...)

Continuar leyendo

  Esta es la segunda entrega de la crónica sobre mi experiencia como jurado de votación. Ida Acordé con otros dos jurados que tenían que trasladarse al mismo puesto de votación para que nos fuéramos juntos, salimos de mi residencia a eso de las 5:40 a.m. tomamos la(...)

Continuar leyendo