Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Puede sonar polémico. La única vez que consumí drogas fue en bachillerato en el grado once. Unos compañeros me dieron a probar una galleta óreo que, en vez de crema, en el medio tenía marihuana.

No quise fumarla. Odiaba el humo contaminante que olía tan mal. El efecto duró cerca de dos horas y me bastó para entender que no quería volver a hacerlo. Eso lo decidí porque mis padres me formaron para evitar caer en la adicción y porque, aunque era un niño inmaduro, entendía bien que mi futuro podía ponerse en peligro si una sustancia me lograba hacer dependiente. Eso se llama pedagogía. 

No lo hizo la marihuana, pero sí el café tiempo después. La única diferencia es que la cafeína no me hace alucinar, pero sí altera mi organismo de una forma antinatural y lo enciende poniéndolo a saltar con picos que me llevan de un extremo a otro. Es una droga como la nicotina o el alcohol. 

Colombia, está claro, es el país con mayor presencia de cultivos ilícitos en el mundo. Eso nos hace un país de narcos. Pero los narcos no están solos. Como tienen miles y miles de millones de pesos, dólares y euros, contratan a mercenarios entrenados, los arman y crean ejércitos de delincuentes a su servicio. Además, en las regiones se relacionan bien con los políticos para blindarse y corrompen a toda la estructura estatal. 

El mayor problema de Colombia, además de la polarización y la violencia, es el mensaje del dinero fácil. En las regiones el poder gira entorno a grandes camionetas, mujeres operadas, cadenas de oro e influencias políticas. Ya los narcos no son uno o dos grandes capos visibles que luchan contra el estado en guerras declaradas y con todo el arsenal, sino miles de cabezas en todo el país que controlan el negocio y hacen alianzas para no caer en el tablero de ajedrez. 

El narcotráfico no solo genera adictos, también crea esa cultura que cambia la honradez y la decencia por la delincuencia y la chabacanería. Genera esa mentalidad que dice que uno no debe ser pobre toda la vida, ni ingresar en el sistema que es tan injusto y mal planteado, sino que con astucia, algo de ingenio como el del Chapo y el de Escobar y un par de matones cómplices, en poco tiempo se puede acceder a una vida acomodada, al respeto tan codiciado que da el dinero, y a una vida mejor para sí mismo y para los suyos. 

Pero el dinero es también una droga y mucho más el poder. Entonces cuando un pequeño pandillero entiende que puede cambiar todo su entorno de vida y transformarlo en algo que de otra forma no podría lograr, quiere cada vez más y más. Ya no son pequeñas expectativas. Bienes en el exterior, autos de lujo, compras en tiendas carísimas, rines altos, lentes costosos, zapatos de marca, escoltas, viajes por el mundo. Muchos viajes y placer. 

Ese problema, la mentalidad del narco con la que hemos tenido que convivir desde los 80 con el fenómeno Escobar y que está tan atornillado en la cultura especialmente de las regiones, solo se puede combatir con educación y con una mirada retrospectiva a nuestra propia historia. 

La única razón de la imposibilidad de derrotar a las Farc militarmente fue el narcotráfico. Los datos muestran que para los años 80 la guerrilla tenía un número pequeño de efectivos y que no era en realidad un gran problema para el país. Cuando se da el boom del narcotráfico, la guerrilla pasa de tener unos 3.600 hombres en armas en 1985, a al rededor de 18.000 en el 2.000. (Ver fuente: https://verdadabierta.com/images/historia/grafico4.png)  Y es imposible con las condiciones geográficas de un país como el nuestro, derrotar a una guerrilla multimillonaria. 

No es el comunismo o el socialismo o el fascismo el motor del conflicto en Colombia. Lo es el narcotráfico. La realidad es que hoy, siendo ilegal, miles de personas pueden tener acceso fácil a sustancias como la cocaína en cualquier lugar del país y del mundo. Los controles para evitar que los individuos decidan consumir son un fracaso. El consumo simplemente no se va a acabar a menos de que, como en Filipinas, la pena para los expendedores sea la muerte humillante. Pero la civilización ha avanzado en Derechos Humanos. 

El escenario uno, aquel en el que las drogas son ilegales y por eso generan utilidad y le dan poder a delincuentes que quieren enriquecerse a partir de la violencia y de la muerte es el más desafortunado. El escenario dos, uno en el que las drogas son legales y las personas siguen consumiendo, pero sin el fenómeno de la violencia y la muerte que genera el narcotráfico ilegal, tampoco es el más afortunado si hablamos de orden y convivencia. Pero es, de lejos, mucho mejor que el primero desde cualquier punto de vista. Y todo esto por una sola razón: se reduce la corrupción, se reduce la violencia, se reduce el estímulo a los narcos, se reducen otros delitos, y se reduce el poder de los grupos armados ilegales. Ya no tendrán cómo pagarle a sus mercenarios. 

El problema de las drogas requiere de una mirada ética y de un enfoque costo-beneficio. Hoy por hoy resulta más popular reivindicar el discurso de la lucha contra las drogas con un enfoque militar y combativo. La realidad y la experiencia internacional demuestran que la solución no pasa por ahí, aunque gritar la guerra a los narcos y decir en cada esquina que no queremos tener una sociedad adicta, resulte en muchos votos y coros de aplausos.

Mientras el narcotráfico no deje de ser un negocio rentable que permita a los delincuentes acumular poder por la utilidad y el retorno, Colombia seguirá dándole al mundo noticias de muerte, desplazamiento, tortura, desaparición, sicariato y conflicto. Y los gobernantes lo saben. Nadie quiere una sociedad adicta y perdida en el consumo irresponsable. Nadie quiere tampoco una sociedad en la que el lenguaje natural es la muerte. 

 

 

@santiagoangelp  

(Visited 1.229 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista en la mesa de La FM. Investigación.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por Joaquín Acosta, docente del programa de Derecho del Politécnico Grancolombiano Entre(...)

2

Hace unos días encontré un hilo de telaraña que subía recto(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. la coca esla economia colombiana no se le puede negar el poder economico , esta para neutralizarla mas no acabarla se debe institucionalizar como un fenomeno al cual no hay que sacarlo del entorno por lo tanto esta debe ser «legalizada» para que no haya mas muertes por ella asi los cultivadores se beneficiaran , pues los unicos que se benefician son los exportadores de ella , no criminalizemos a los del campo , sigamos las rutas y coja al que la saque del pais utilizemosla como farmaco para la salud hacer programs utiles para nuestra infancia, llegar hasta los mas incomprensivos de esta situacion lacoca no mata lo que mata son los sicarios que la sacan a como de lugar porque hay restriccion .

  2. si, también hay que legalizar el asesinato, las violaciones, el robo, el abigeato y todos los delitos. ustedes los que abogan por la legalización de las drogas tienen podrida la moral, no tienen ética y mucho menos dignidad. usted dice que «Nadie quiere una sociedad adicta y perdida en el consumo irresponsable». ¿usted cree que legalizando el narcotráfico, va a haber consumo responsable?. jajaja. eso demuestra que usted y los que piensan como usted viven en otro planeta. ademas usted miente cuando dice que «La única razón de la imposibilidad de derrotar a las Farc militarmente fue el narcotráfico.». las organizaciones narcpoterroristas farc y eln tienen, desde su fundación, un plan estratégico para la toma del poder (cosa que usted y la mayoría de colombianos ignora) que tiene 4 componentes a saber, militar, económico, político y social. y como nuestros gobernantes, todos corruptos e ineptos no han diseñado una política integral de estado proyectada en el tiempo para contrarrestar dichos planes de los narcoterroristas, esa es la razón por la que no se les ha podido derrotar. la solución a ese problema es global y se necesitan políticos y autoridades honrados, honestos, con dignidad y carácter, pero de eso no hay en el mundo.

  3. Todo lo que mencionas en tu artículo es bien conocido de mucho tiempo atrás. Lo que no mencionaste, es el por qué perdura esta situación. No mencionaste que el narcotráfico perdura porque es el mejor negocio para el estado. Imagínate lo que perdería Colombia, en términos económicos, si las drogas se legalizaran. Esta es la razón, no solo en Colombia sino en todo el mundo, por la que es mejor la ilegalidad de las drogas que legalizarlas. A los gobernantes no les interesa el costo en vidas. Les interesan los beneficios $$$ de la ilegalidad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar