Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mientras en las toldas políticas del Frente Para la Victoria hay una guerra civil con balas de estiércol, en Cambiemos hay un mensaje contundente de unidad y de transformación.

 

Macri y Vidal en Nueva Pompeya, Buenos Aires. Foto: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires [CC 2.0 vía Wikimedia Commons]

Macri y Vidal en Nueva Pompeya, Buenos Aires. Foto: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires [CC 2.0 vía Wikimedia Commons]

Los resultados de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina cachetearon fuertemente al oficialismo. No sólo porque Daniel Scioli no ganó en primera vuelta, sino porque el mensaje de cambio de Mauricio Macri y de Sergio Massa caló fuertemente en la ciudadanía y logró demostrarle a la gente que sí es posible resanar la grieta y que el proyecto Kirchner no es eterno.

Desde entonces, la estrategia del Frente Para la Victoria ha sido plantear una campaña sucia y de miedo en contra de Macri, hacia afuera, y echarse la culpa unos a otros por el desmoronamiento del modelo K, hacia adentro. Scioli y sus asesores no saben qué más inventar para desprestigiar a Macri, mientras que éste aparece fresco y tranquilo al lado de símbolos tangibles del cambio.

Si Macri sale elegido el 22 de noviembre, como es totalmente previsible de cara a los últimos hechos de la campaña, es gracias a no haberse dejado provocar de Scioli, de Cristina, y de los otros. Su postura de que vale más el mensaje que el ataque ha sido la mejor estrategia. Adicional a ello, el líder de Cambiemos cuenta con una aliada fundamental de la que dependerá, en gran medida, su triunfo: María Eugenia Vidal, la gobernadora electa de la provincia de Buenos Aires.

La abrumadora votación de Vidal, así como estas primeras semanas desde la votación, son la prueba fehaciente de que el proyecto político propuesto por Mauricio Macri es viable a nivel provincial y que es replicable a mayor escala. Y todos los argentinos lo han podido ver así.

Maria Eugenia y Mauricio caminan juntos, se ríen, asisten a eventos de campaña, se protegen, agrumentan, debaten ides y evitan la violencia. Ella habla como dignataria electa y lo hace con la autoridad que le dan cientos de miles de votos. Habla con la contundencia de haber ganado en siete de las ocho secciones electorales en las que está dividida la Provincia. Habla como todavía no lo puede hacer Macri, pero habla como lo hará Macri.

A su vez, la imagen incondicional de Mauricio detrás de Maria Eugenia, cuando ella se pronuncia, es un claro aval de aquel a esta; es la confirmación de que el discurso de la gobernadora es similar al que tendrá el candidato de cambiemos cuando sea elegido. Y es la demostración contundente de la unidad, del pacto visible de que se acabó el enfrentamiento entre opositores políticos para darle paso a la armonía entre el gobierno y las provincias.

(Visited 688 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Jaime Luis Posada es abogado de la Universidad Javeriana y magíster en periodismo en la Universidad del Rosario de Bogotá en convenio con Publicaciones Semana. @JaimeLuisPosada

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Juan David Arias Suárez Docente de Contaduría Pública. Coordinador de Investigaciones(...)

2

Soy costeño. Hablo fuerte, digo malas palabras, carezco de diplomacia y(...)

3

El talento de Cristina Umaña además de innegable es extraordinario. Le(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar