Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La semana pasada estuvo llena de anuncios de movimientos en el gabinete distrital de Bogotá, dentro de los cuales se sugirió el nombre de Óscar Sánchez, secretario de educación, como uno de los nombres que saldría de la administración Petro. Si bien este no fue el caso, como el mismo Sánchez lo desmintió, el discurso generado alrededor de la situación da pie para la elaboración de una serie de conclusiones, y darle una mirada a lo hecho por Sánchez en los últimos años.

En el momento en que los medios difundieron la salida de Sánchez del gabinete, se manejaron dos explicaciones, las cuales además de ser particularmente problemáticas, también pondrían de manifiesto una dificultad de mayor calibre; en su momento, se habló tanto de diferencias insostenibles con el alcalde Petro, así como de la intención por parte del secretario Sánchez de lanzarse a las elecciones distritales del próximo año, siendo necesaria su renuncia para evitar cualquier clase de inhabilidad. En el caso de la primera, haría evidente uno de los muchos defectos de la gestión de Gustavo Petro: Su incapacidad de escuchar a sus asesores, poniéndoles metas imposibles en función de su proyecto político, las cuales al no ser cumplidas causan conflictos insalvables, mientras que en el segundo caso, pondría de manifiesto el carácter personalista del actual gobierno de la ciudad en el que la administración de la ciudad es secundaria al avance de un proyecto político. En cualquier caso, representarían ejemplos de esa peligrosa tendencia a través de la cual se politizan las políticas, es decir, que la ejecución de las políticas públicas en el campo educativo se subyuga a un proyecto político, beneficiando no a la ciudad sino al partido.

Si bien este no fue el caso, porque a fin de cuentas, la renuncia no se materializó, resulta un buen momento para darle una mirada a la gestión de Óscar Sánchez en su administración del aparato educativo de la ciudad. A pesar de una relación en principio tormentosa con los docentes de la ciudad (Vi de primera mano las actitudes de sospecha y recelo que despertaba en muchos), con el paso del tiempo ha logrado tener ascendente sobre docentes y directivos. Así mismo, el desarrollo de iniciativas como el currículo 40×40 (Lo mas cercano que tenemos a la jornada completa), las aulas de inmersión en lengua inglesa, o los programas de media especializada en algunas instituciones son puntos a su favor que se convierten en iniciativas que podrían ser replicadas a nivel nacional; por otro lado, se debe reconocer, desde lo cuantitativo, el incremento en la inversión de recursos monetarios y el uso que se las ha dado a los mismos, como por ejemplo, a través de las becas a las que pueden acceder los docentes de la SED para cursar estudios de posgrado.

Sin embargo, hay puntos que requieren una observación menos halagadora: El primero, tiene que ver con las promesas incumplidas en términos de infraestructura, con los jardines infantiles que no han sido construidos, y que no serán construidos por parte de la administración Petro, aunque en este caso, también es importante tener en cuenta que esto obedeció a unas expectativas completamente desconectadas de la realidad por parte de Gustavo Petro en la elaboración de su plan de gobierno. Por otro lado, la defensa del modelo de colegios en concesión ha sido una defensa tibia y ambivalente, lo que se origina en situaciones como las que desarrollé anteriormente en esta entrada de la politización de las políticas.

Finalmente, Sánchez cayó en la misma lógica de sus antecesores, al tener una actitud tibia y poco firme ante algunas de las exigencias de la ADE que ha llegado al extremo del cese de actividades en dos ocasiones (2013 y 2014), fallando en contener la agenda de una organización que lejos de defender los intereses de la educación en Bogotá, solo quiere proteger a una minoría de docentes y que al final de cuentas, no tiene un efecto positivo sobre la calidad educativa de la ciudad. 

Es así como esta salida que a fin de cuentas no fue salida nos permite hacer el retrato de un funcionario que, a pesar de algunos puntos que ameritan observación, ha tenido un relativo éxito en su cartera, y que dentro de las circunstancias dentro de las que debe hacer su labor, ha logrado mejoras en lo cualitativo y lo cuantitativo sobre la educación pública en Bogotá.

(Visited 68 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicólogo (Universidad Nacional de Colombia), MA en TESOL y Lingüística aplicada (University of Leicester, Reino Unido). Entre los años de 2010 a 2015 trabajé con la Secretaría de Educación Distrital como docente y como coordinador. Participé en investigaciones de la Escuela de Gobierno de la Universidad de Los Andes y la Facultad de Educación de la Universidad Externado de Colombia. He trabajado con la Asociación Alianza Educativa en la formación de los participantes del programa Todos a Aprender.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Elecciones 2018: Iván Duque y la Educación

    Como suele pasar cada cuatro años en la época de las elecciones presidenciales, el electorado y la opinión pública(...)

  • Colombia

    Lista de requerimientos

    Faltan unos siete meses para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, y con casi una treintena de candidatos presidenciales(...)

  • Colombia

    37 días después

    La noche del viernes 16 de junio, el paro docente más largo de los últimos años por fin llegó(...)

  • Bogotá

    28 días después

    Al día de hoy, 8 de junio, se cumplen 28 días del paro liderado por FECODE que tiene paralizada a(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Una de mis grandes sorpresas y fuente de felicidad durante estas(...)

3

Colombia viajará por todo el país durante la primera fase de la(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar