Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Laura AmayaPor: Laura Amaya Meneses

Los acontecimientos más tristes y atroces que se vivieron en los años 80’s parece que se están manifestando de tanto en tanto, ante nosotros nuevamente. Es una época de la historia colombiana de inflexión, donde las amenazas y constantes muertes por pertenecer o simpatizar con corrientes políticas distintas, se le suma la frialdad del narcoterrorismo. A pesar de que no viví en carne propia este periodo de nuestra historia, sí he aprendido de ella tanto como me ha dolido.

En aquel entonces, personas de ideologías o pensamientos diferentes fueron sistemática y arbitrariamente silenciadas eternamente. Este fue el caso del genocidio político que padeció la Unión Patriótica (UP) como movimiento opositor al gobierno. Es por ello que las muertes de líderes en diferentes departamentos y municipios del país en los últimos meses, se muestra ante nuestros ojos de una manera muy clara en forma de retrospectiva. Son hechos que han despertado las alarmas de instancias internacionales y ponen en tela de juicio la capacidad de los entes territoriales.

El Estado por medio de sus diferentes instituciones debe desplegar todo lo que está en su poder y dentro del marco de su competencia, para salvaguardar la vida de quienes habitan en su territorio. Es entonces como el Ministerio de Interior, la Unidad de Protección, la Policía y en sus niveles descentralizados la Defensoría del pueblo, la Fiscalía y la misma veeduría ciudadana, juegan un papel de gran importancia. Se necesita desarrollar con urgencia en Colombia un estatuto de garantías a la oposición, en vista de que en más de 25 años, desde la constitución de 1991 cuando fue propuesto, éste no se ha logrado consolidar. Por lo tanto, las herramientas de nuestro sistema político democrático son inútiles, ya que se quedan cortas a la hora de garantizar un derecho fundamental como lo es, la vida.

Las muertes de tinte político no son una novedad en nuestras regiones, sin embargo creo fielmente que ha llegado el momento en que la historia nos ha dado una nueva oportunidad para que las nuevas generaciones no vivan entre odios y estigmas, que tengamos la capacidad de perdonar sin la necesidad de olvidar, pues qué clase de sociedad seríamos si no estamos en la capacidad de asumir y aprender de nuestros errores cometidos en el pasado. No podemos permitir que la intransigencia reine en nuestros corazones, tenemos la oportunidad de demostrar que tenemos la capacidad de solucionar conflictos con la altura de nuestros argumentos sin inmiscuir el dolor que producen las armas.

Por último quisiera terminar con una frase de quién fue un gran ser humano y admirable político colombiano, un mártir, Luis Carlos Galán:

“La fuerza del pueblo está en la conciencia de sus derechos. En la conciencia de sus deberes. En la comprensión de que Colombia está iniciando otra época histórica, y que para que en verdad haya un salto cualitativo en la interpretación del país, en el conocimiento de sus realidades y posibilidades, todo colombiano tiene una tarea por cumplir. El más modesto de nuestros compatriotas, lo necesitamos en esta hora de cambio”.

Twitter @lau_amaya28

(Visited 296 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Son un grupo de jóvenes que dan su visión particular sobre el acontecer político, cultural y social ante todo tratando de generar una reflexión critica.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Este horóscopo se basa en las 30 cartas del oráculo “Ángeles(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar