Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

En el pasado he escrito entradas en este blog para hablar sobre la crítica situación que vive la ciudad que me vio nacer; mi capital, mi Bogotá. Por eso no es extraño que mi ciudad sea un tema me gusta leer en blogs y columnas. Incluso puedo pasar horas conversando sobre mi patria chica con visitantes, nacionales o extranjeros, que llegan a hacer turismo en Bogotá.

Siempre me había sentido orgulloso de llevar a conocer mi ciudad a alguien que viene de paseo, y más si es la primera vez y viene de fuera de Colombia. Disfrutaba mucho de ese tour, de sentirme anfitrión en una ciudad que estaba viéndose cada vez más linda y organizada… pero en los últimos años, cada vez estaba percibiendo más vergüenza y tristeza, la verdad sea dicha, cuando hacía ese paseo. No animaba llevar a un extranjero al Centro, a la Plaza de Bolívar y La Candelaria donde está gran parte de la historia de la ciudad y verlo tan sucio, descuidado, maloliente y con la creciente inseguridad de la cual ya casi todos hemos sido víctimas.  Recorrido turístico por el centro de Bogotá.  Recorrido turístico gratuito por la localidad de La Candelaria en el centro de la ciudad de Bogotá (Colombia); en la foto la calle 11 en donde se encuentra un reloj de la época colonial en la esquina de la calle 11 con carrera 5 en el corazón de la ciudad; octubre 26 del 2012.  Foto: Luis Lizarazo García / EL TIEMPO. Crédito: CEET Fotógrafo: LUIS LIZARAZO

También me sucedía cuando salíamos hacía el norte por la autopista y el súper trancón no hacía tan divertido el paseo, muchos visitantes comentaban: “¿Y así es todos los días?”. El orgullo de ser bogotano iba cediendo y se transformaba más bien en frustración y rabia porque cada día era mucho más complicado mostrarle una cara amable a los extranjeros que nos visitan.

Así que entre tantas conversaciones y artículos que llegan a mis manos, por referidos o porque simplemente el tema me ha apasionado siempre, he encontrado varios blogs de gente más joven, que curiosamente desde su estilo, han logrado plasmar su sentimiento por lo que muchos llamamos «dolor de ciudad».

Leí a una niña que tenía una cita amorosa con su novio y contaba cómo se le dificultaba llegar a tiempo por el caos de la ciudad.

De igual manera otra persona hablaba de lo difícil que es hacer turismo en Bogotá por su inseguridad. Aun así él no pierde la esperanza y se niega a quedarse en casa. A su manera se rebela contra esa realidad y aconseja a otros, planes para hacer en la capital guardando ciertas reglas para evitar ser víctimas de los amigos de lo ajeno.

Otro blog escrito por una mujer, que creo es psicóloga, habla preocupada por la salud mental de los rolos, que nos hemos vuelto intransigentes por la misma rudeza de la ciudad.

También leí a una chica muy talentosa que decía en su escrito ¿Y si Bogotá pudiera hablar qué diría? Nos diría que somos unos hijos desagradecidos y que ayudamos a generar este caos con nuestra falta de cultura ciudadana para después salir huyendo hacia otras ciudades.

Ni hablar del problema de intolerancia que tenemos ahora en el fútbol y que nos ha alejado del estadio a muchos buenos hinchas.

Mis preocupaciones, aunque son diferentes por ser padre de familia y querer un mejor futuro para mi hijo, no están muy alejadas de las de estos jóvenes que hasta ahora empiezan a sentir que su ciudad está retrocediendo, que se ha deteriorado y que no va por buen camino por culpa de las malas decisiones que se han tomado en el pasado. Todo esto por elegir los gobernantes que han tenido las riendas de la ciudad los últimos doce años.

misn33

Debo confesar que a mí me han dado ganas de escapar, de salir corriendo y de abandonar el barco por el desespero que me da lo que es Bogotá en la actualidad. Hace poco me robaron el celular (que no había terminado de pagar) a dos cuadras de mi casa en el occidente de la ciudad, en el barrio en donde he vivido la mayor parte de mi vida y que se suponía era algo más seguro que otros sectores.

He sido testigo de personas que han tomado la decisión de irse. Mi padre, por ejemplo, que ya es un hombre de más de ochenta años, se tuvo que ir de la ciudad a vivir en La Mesa, Cundinamarca. Primero por cuestiones de salud, pero segundo porque ya la ciudad lo agobiaba demasiado y por sus años ya no tenía la misma paciencia ni energía para someterse a vivir metido dos horas en un trancón, tomar el servicio público o andar solo por la calle arriesgando su integridad.

Su nieto (mi hijo) aún no dimensiona a lo que va tener que enfrentarse a partir del otro año cuando la ruta de su colegio ya no lo deje en la puerta de su casa y tenga que empezar a tomar SITP o Transmilenio para ir la universidad. Ni hablar de las salidas tarde de estudiar, la ‘papaya’ que va a dar por su falta de experiencia en la calle con su celular, su computador y en general con sus objetos personales.

Pero aquí nací, aquí he luchado por más de cuarenta años desde diferentes frentes. En el que más creo que he aportado es queriendo que la gente encuentre una cara amable cuando se sube a un taxi.

Eso puede que sea nadar contra la corriente y que los que me lean piensen que una sola golondrina no hace verano y que nunca mejorará la actitud de los conductores de servicio público hacia los pasajeros; pero yo soy un soñador y quiero aportar mi granito de arena con mi conocimiento en servicio al cliente. De pronto otros que ejercen ese oficio se contagien de buena vibra y cambien de actitud con quienes finalmente ponen su sueldo.

Por estas razones que expresan los blogueros que cité y las que yo di, es que esta próxima elección del 25 de octubre es tan crucial e importante. Está en juego el futuro de la ciudad que debe enderezar su camino, pero también el de ciudadanos del común como yo, o tal vez como usted señor lector, que aunque no haya nacido en esta ciudad si puede que tenga mucho que agradecerle por su trabajo, o porque el amor de su vida es de acá, o porque sus hijos nacieron rolos o porque la capital le ha dado la oportunidad de crecer profesionalmente.

Para nadie es un secreto la afinidad política que tengo con el señor Enrique Peñalosa; nunca lo he ocultado, en mis redes sociales tengo logos de su campaña, tuve la oportunidad de estrechar su mano además de tomarme la foto con él, y opino diariamente a su favor porque creo firmemente que es la persona que arregla este caos (aunque está tan mal la ciudad que no serán suficientes cuatro años).

Bogotá necesita un administrador y no un político tradicional que tenga una maquinaria bien aceitada a su disposición como Rafael Pardo, que es la izquierda disfrazada y que le taparía embarradas a Petro porque él ayudó a la reelección de Juan Manuel Santos. Bogotá necesita un gerente y no el continuismo de izquierda representado en Clara López que le ha hecho tanto daño a mi ciudad. Bogotá necesita más que «mano firme y corazón grande» como tema único de campaña promulgado por Francisco Santos, el verdadero candidato de Álvaro Uribe.

Bogot

Sé que me arriesgo a que me critiquen porque de Enrique Peñalosa se han inventado muchos chismes que algunos ciudadanos dan por ciertos, pero que se pueden desmentir fácilmente si visitan www.nocomacuento.com. Pero mi deber como bogotano, mi deber de padre, pero sobre todo mi deber como ciudadano es el de tratar de plasmar el sentimiento de muchos con los que he hablado, para que más gente vote responsablemente el domingo 25 de octubre. Antes de dar por ciertas las cosas negativas que se digan de Peñalosa, cuestiónense si no es una estrategia vieja de guerra sucia para debilitarlo. Ya ocurrió en el pasado y por eso fue que llegaron al Palacio de Liévano personas Samuel Moreno y Gustavo Petro con los resultados nefastos para la ciudad que ya todos conocemos.

Me duele mi patria chica y quiero quedarme en la capital para seguir luchando y aportando desde mi humilde esquina. Si a ustedes también les duele ayúdenme a multiplicar el mensaje, por favor… ¡¡RECUPEREMOS BOGOTÁ!!

@HUGOLEONROJITO

P.D: Antes de hacer este post consulté con las personas encargadas de este periódico quienes nunca han vetado un contenido mío. Pero como estamos en época de elecciones y no quiero meter en problemas a quienes me dieron la oportunidad de escribir desde hace más de tres años, quise saber si sentar de frente mi posición sobre las próximas elecciones en Bogotá me era permitido. La respuesta fue positiva pero me advirtieron que ellos no moverían un dedo para que el artículo fuera más leído porque tenían que ser imparciales. Mi misión era rotarlo con los amigos, conocidos y con los que tal vez se sintieran identificados con el contenido del escrito.

(Visited 5.443 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Bogotano, santafereño y defensor de la changua. Cuento lo que veo a diario en mi ciudad.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por Joaquín Acosta, docente del programa de Derecho del Politécnico Grancolombiano Entre(...)

2

Hace unos días encontré un hilo de telaraña que subía recto(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

18 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. yo ciudadano del común simplemente puedo agradecerle a Enrique Peñalosa por no haberse rendido a pesar de las derrotas (que no han sido ni una ni dos); pero el que persevera alcanza y Bogotá vale el esfuerzo de volver a intentarlo una vez más. En las elecciones pasadas cometí el monumental error de darle mi voto a Gina Parody, pero a estas alturas ya no estamos para hacer ensayos que luego nos cuestan bastante caro. Con la ayuda de Dios, en unos cuantos días Enrique Peñalosa será el nuevo alcalde que rescatará nuestra hermosa ciudad.

  2. No soy rolo, soy llanero y soy una persona que me aterra la idea de vivir en bogota por el ritmo de vida, pero ultimamente he viajado y estado en bogota mas tiempl de lo posible y creo que si se arregla algo se desajusta de otro, solo dios sabe si su apuesta sea la correcta solo considero que me gusto andar por la septima a pie, que me enamore de la candelaria al pasear por sus calles, entonces no todo es tan malo.

  3. Este 25 de octubre le daremos la oportunidad a Peñalosa de transformar nuevamente a Bogotá. Confío en que ha luchado tanto que su alcaldía será excepcional, el Polo y Petro merecen un castigo y se lo daremos el domingo, no más improvisación con Bogotá. Yo Voto Peñalosa.

  4. No hay otra opción mejor que Peñalosa. Petro propuso terminar 39 colegios inconclusos y en el primer semestre de este año llevaba 8. En la Bogotá de Petro hay 43.000 vendedores ambulantes y 14.000 habitantes de la calle. La ciudad pasó de 29.000 contratistas por prestación de servicios a casi 67.000 que le cuestan a la ciudad más de 750.000 millones de pesos al año.

  5. miguelpinzon1127

    Como estaría la capital hoy, si el polo y la izquierda hubiesen tenido el mismo ritmo y ganas de ver el progreso de Bogotá que le inyectaron Enrique Peñalosa mas Antanas Mockus, menos mal ya pasaron 12 años de olvido, que no se recuperan, no queremos o si queremos los que amamos a Bogotá, utilizar el dicho petrista de no pasaran…. Que esta vez sí tiene resonancia, lo validaremos marchando, con la totalidad de mi grupo familiar, vecinos y compañeros de labor y todos los que queremos una ciudad vivible y decente, el encuentro masivo es el próximo 25 de octubre, con nuestros votos salvaremos a Bogotá, no confiemos ni comamos de encuestas, confiemos en resultados contundentes en las urnas, ese día tan esperado, que no admite sino el borrón y cuenta nueva en benefició de todos los capitalinos que anhelamos un bienestar mejor, una forma a vivir dignamente, con preferencia e igualdad de todas las clases sociales que componen nuestra urbe.

  6. miguelpinzon1127

    NOTA: Bienvenido Antanas Mockus, estas uniones en beneficio de la capital es lo que se necesita y se requiere urgente, los problemas y desacuerdo del pasado son eso, pasado… el futuro de la capital y el bienestar de los capitalinos es lo que importa ahora. Peñalosa y asesores de campaña, nada de alianzas con Pacho Santos, lo mejor si se retira, es dejar a sus electores que decidan, no al estilo de la alianza verde, que no son más que camaleones hambrientos de poder y burocracia como la tal Claudia López y su osito de peluche Angélica Lozano y otros, ahora defienden a capa y espada, lo que antes criticaban y descomulgaban. Este tipo de uniones con pacho, perjudican a Peñalosa más Antanas Mockus, como ha sucedido anteriormente, ya que los electores no perdonamos este tipo de abrazos, sin razón ni motivo.

  7. miguelpinzon1127

    *Con el respaldo que le dimos los que firmamos, abalamos y confiamos en su proyecto de ciudad del siglo XXI, más los que se convencieron del sueño de llegar a ver y tener una ciudad decente para mostrar, similar a Medellín, aunque no soy amigo de las comparaciones, pero los paisas ya se concientizaron de no volver a elegir más politiqueros charlatanes. Peñalosa, Es mejor solos que mal acompañados y reconstruir que destruir. Que DIOS nos bendiga y que DIOS nos ILUMINE.

  8. Me parece que describe a cabalidad la situación que vivimos a diario quienes habitamos Bogotá. La ciudadanía en general se cansó de 12 años de ineptitud, de falta de pertenencia por el sitio que habitamos. Definitivamente, y aun con los errores que haya podido cometer, Enrique Peñalosa representa la mejor opción para recuperar la ciudad.

  9. Buen articulo, mi voto el por Peñaloza. Algunos foristas afirman que Peñaloza no quizo hacer el metro, eso es totalmente falso. Trasmilenio nació por la negativa del gobierno de Pastrana para aprobar el Conpes para el metro. El metro se construye con la ayuda del gobierno nacional, irónicamente el Conpes que permite hablar hoy del metro para Bogotá lo aprobó el gobierno de Uribe en la Alcaldía de Samuel Moreno, con los resultados ya conocidos, nada de nada…

  10. ricardolopez0530

    Si so.os responsables, debemos votar en blanco. Ninguno de los candidatos sirve. Ni siquiera el nombrado aca E.P. Tambien tiene un pasado oscuro y muchos intereses particulares que oculta los intereses colectivos.

  11. danielsanabri0525

    Nuestra memoria colectiva es muy pobre. Algunos comentarios descalifican a Peñalosa. Lo que antes fue un orgullo Transmilenio ahora es motivo de vergüenza. Ese es el aporte de la izquierda! Se nos olvida como era Bogota antes de Peñalosa y Mockus. Era una vereda! Que es lo que ha vuelto hacer luego de Moreno y Petro.

  12. Y antes de los doce años. Según ud Bogotá era mejor? Mire las cifras. Ud dice que Peñalosa no es culpable de meternos transmilenio y frenar el metro? No se acuerda del caos que generó la construcción de ese sistema inútil? No ve. La calle 26 con 3 buses y solo unos gatos usando tremenda obra? Mejor votemos en blanco si realmente decimos que amamos a Bogotá y no hagamos política.

  13. Siempre orgulloso de mi ciudad Bogota pase lo que pase . Se aceptan las críticas constructivas pero los comentarios malintencionados se rechazan enérgicamente y se invita a esos haters a que si no pueden aportaR en positivo que se vayan. Saludos desde Toronto también.

  14. Es cierto, necesitamos un gerente para esta ciudad para recuperarla en algo. Y también necesitamos sacar tanta plaga que ha llegado a Bogotá a quitarle y no a darle. Son esos desechos que vienen de otras ciudades y no aportan nada mas que gaminería, grosería y delincuencia, todas estas lacras deben ser desterradas a las buenas o a las malas.

  15. manuelperez0516

    Don Señor Hugo:
    Lo he leído con atención por mucho tiempo. No lo leeré más, a pesar de que somos, Bogotanos, al menos desde mi niñez, luche por hacerme una vida en la ciudad, Esta se volvió la ciudad de mis amores, allí, ame, y vive, odie y pelle, grite y jugue futbol, trabaje, gane y perdi.
    Hace muchos años, porque si o porque no sali de la ciudad y de Colombia tambien, la razon, bueno una y ninguna. Salí de la ciudad siendo Alcalde su gran y nada culpable y siempre desmentido de injurias ( posiblemente un futuro inocente de todo como el Dr. Uribe), durante este tiempo su redentor candidato, no dejo de ser simplemente medianamente un alcalde bueno, tuvo como todos las oportunidades de finiquitar el problema del transporte Urbano con dos grandes opciones: Transmilenio y Metro , como todo en él, puso una vela al diablo y otra a dios y eligió transmilenio, en las condiciones más onerosas para ciudad. solo por elo debería serle prohibido ser candidato.
    Cordial Saludo desde Toronto

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar