Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

ECOLOGÍA y RESPONSABILIDAD personal…

El chivo expiatorio de la humanidad moderna lo constituyen las instituciones, o si se quiere, las estructuras. «Instituciones –especialmente el Estado, pero no solo este, sino también las industriales, las educativas, las religiosas y otras más- son las culpables de todos los males», pensamos con facilidad. La emergencia ecológica anunciada y denunciada desde hace largo rato sería también culpa de Estados indolentes, industrias insaciables, religiones supersticiosas, sistemas sin conciencia. Y una vez se ha descargado la culpa sobre estos entes impersonales, los individuos seguimos nuestra vida con la conciencia tranquila, como si nada tuviéramos que ver con el deterioro del planeta en todas partes. Los chivos expiatorios vienen siendo, entonces, como calmantes dados para un dolor, sin indagar por la causa del mismo.
En el pensamiento de la Iglesia, tanto en los documentos universales, los de los Papas, como en los documentos locales, es decir, conferencias episcopales y obispos, y en el trabajo de los teólogos, hay un gran escepticismo sobre este procedimiento de poner todo el énfasis en el cambio de las estructuras, sin hacerlo de igual manera sobre el cambio –conversión- de las personas en el ámbito que se desee manejar. Y referido a una nueva actitud ante el cuidado del planeta el pensamiento es exactamente el mismo. Mientras las personas, cada una en particular, no adopten una nueva manera de relacionarse con la creación, será difícil lograr cambios sustanciales que auguren un mejor futuro. Y este cambio individual tiene que ver con la creación de una nueva cultura en este campo de la vida.
No es fácil determinar cuánta responsabilidad le cabe a las grandes instituciones y cuánta a las personas individualmente, pero sí es cierto que son personas las que están al frente de las instituciones o estructuras y allí hay una primera gran oportunidad de crear condiciones diferentes en el estilo de vida para las personas y para el planeta mismo. El Estado, las industrias pequeñas y globales, las compañías de servicios a la humanidad, todo está en manos de personas y si estas toman conciencia profunda de la necesidad de relacionarse muy distintamente con el planeta, y en él con las condiciones de vida de las personas, se habrá dado un paso realmente grande para restaurar la amistad con la creación. Se requieren, entonces, personas valientes al frente de las grandes estructuras, que logren cambios radicales en las formas de hacer, producir, movilizar, lo que se entrega a hombres y mujeres. Estos valientes tendrán que romper con paradigmas ancestrales que sostenían, sobre todo, que el planeta era inagotable, lo cual ha sido desmentido por la realidad misma.
Pero hay que hacer un esfuerzo todavía mayor para que el primer cuidador del planeta sea el ciudadano de a pie, la persona del común, el hombre y la mujer que a diario deambulan por el interior de sus hogares o por la calle del poblado o la ciudad o por los senderos de los campos. Los hábitos de consumo, la relación con el agua y el aire, la cultura de la reutilización y también la del reciclaje, el derroche, el modo de movilizarse, etc, todo tendría que ser re-evaluado en la vida de cada persona pues ya está claro que todo es susceptible de ser mejorado, racionalizado, incluso substituido. Y para que esto pueda ser posible, la educación tiene que convertirse en el primer canal para crear la nueva cultura de amistad entre el hombre y el medio ambiente. Y no menos implicadas deben estar las religiones a través de sus estructuras de predicación y enseñanza que siempre han demostrado una gran eficacia para influir sobre sus adeptos. Quizás el mejor ejemplo reciente de ello sea el documento del Papa Francisco sobre el tema ecológico, Laudato si, en el cual hace una radiografía dura del estado del planeta y que ha tenido una resonancia muy interesante en todo el mundo actual.
Concluyamos proponiendo algo así como menos crítica en abstracto y más acción en concreto de cada persona para restablecer la amistad entre el ser humano y la madre tierra. Y quizás el modo de comenzar este nuevo itinerario consista en detener un momento la marcha de la vida y que cada persona evalúe cómo es que deambula sobre el planeta. Nada debe quedar fuera de este examen crítico, que no busca culpabilizar, sino descubrir nuevos modos de acción. Un segunda oportunidad puede darse en trasladar esta simple metodología a los ámbitos que complementan el diario vivir, bien sea laboral, académico, recreativo u otro diferente. La salvación no viene de París, de allí vienen declaraciones. La salvación tiene la fuente en cada corazón humano capaz de darse cuenta que algo está sufriendo y pidiendo auxilio: nuestra casa común, la tierra, como la ha llamado Francisco, en Roma.

 

 

Recapacite y síganos aquí o en…

www.docsocialiglesia.com

Twitter @docsocialiglesi

Facebook docsocialiglesia

LOS DIALOGANTES DE HOY

Padre RAFAEL de BRIGARD Pbro

image

FOTOS: JORGE ALEXANDER PINZON

(Visited 411 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Un colectivo de autores especiales que hacen un verdadero acercamiento a PAZ y el DESARROLLO por medio de la DOCTRINA SOCIAL de la IGLESIA... Encabezados por Monseñor ENRIQUE SARMIENTO ÁNGULO, Monseñor JUAN CARLOS CARDENAS, PADRE RAFAEL DE BRIGARD , PADRE LUIS FERNANDO MUNERA SJ, ALEJANDRO LÓPEZ CONDE A. quienes como FUNDADORES invitan a un verdadero DIÁLOGO interactivo que posibilite el aporte a un MOMENTO ESPECIAL del mundo actual...

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa(...)

3

Esta es la casa de Santiago Nasar (protagonizada por Anthony Dellon), en Crónica de una muerte anunciada, novela de Gabriel García Márquez. 

Fue el escenario escogido por el director Francesco Rossi para la adaptación a cine de la novela de Gabo. Está ubicada en Mompós. Fue antiguamente el Edificio de la Aduana, en su parte de atrás la casa tiene unas escaleras por donde se desciende al Río Magdalena. En la actualidad (año 2011) este edificio se encuentra en remodelación tras varios años de abandono.


Guía de viajes por Colombia in Colombia Travel, Fotografía 360: Astrolabio

NOTA: la plaza no es tan grande como se muestra en la película, la verdad es mucho más pequeña, pero gracias a escenas superpuestas se ve mucho más grande de lo que realmente es. Llama la atención que en la película la plaza se ve despavimentada y polvorienta. Cuentan los momposinos que cuando se filmó la película, la plaza estaba pavimentada y que la llenaron de tierra para darle ese aspecto.

Visitar Mompós es entrar en un gran escenario, en el que hace más de 20 se realizó la producción colombo-italiana, con actores como Anthony Dellon, Ornella Muti, Rupert Everett, Vicky Hernández, Irene Papas, entre otros.

En las próximas entregas de mi blog, recorreremos algunos de estos escenarios, para ver el estado actual de ellos, en recorridos virtuales con fotos 360º (fotografías esféricas en Colombia).

¿Y a ti cómo te pareció la película?

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Lo que se propone en este artículo es verdaderamente interesante; actualmente los seres humanos hemos perdido total conexión con lo que nos rodea, con nuestro espacio, con nuestra creación, esto, aunque es un hecho verdaderamente lamentable, es completamente verídico, nuestra conciencia por nuestro alrededor está en un punto crítico y la propuesta que se hace referente a la educación, se sustenta en nuestra realidad actual para mejorar nuestro mundo y apreciar mas nuestro planeta, la educación siempre será una solución factible sea cual sea la época en la que se viva, desde las guerras hasta la actualidad, la educación siempre nos ayudará a crear un verdadero cambio.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar