Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hablando de la muerte, un proyecto de ley muy sensible se radicó a principios de octubre de este año en el congreso colombiano, por medio del cual se crea un seguro obligatorio para la repatriación de cuerpos de connacionales que se encuentran en el exterior. El autor es el representante Juan David Vélez y lo acompaña como coautor el senador Álvaro Uribe Vélez junto con otros congresistas del Centro Democrático.

Cuestionémonos con objetividad los percances de un seguro obligatorio. ¿Qué sucede con las personas que tienen resuelta la situación (con otra póliza) o ¿Qué pasa con aquellos que no desean retornar el cuerpo? ¿Aún así están obligados a pagar la póliza? ¿Y los que eligen la cremación? ¿O los que por temas personales ni si quiera se lo plantean o prefieren donar sus órganos? El asunto deja dudas sobre la naturaleza de la cobertura y las excepciones que de facto descartan la opción obligante de dicha iniciativa.

No podemos estar de acuerdo con que el seguro sea obligatorio. La póliza de repatriación debe estar dirigida hacia la población vulnerable residente en el exterior o para quienes decidan acogerse al servicio de repatriación. El carácter de obligatorio desvirtúa dicho propósito y elimina la libertad de elección en una sociedad libre.

También inquieta que el representante de los colombianos en el exterior desconozca la naturaleza y tipología de la migración colombiana, asumiendo que todos los que emiten un pasaporte son migrantes (de ese documento saldrá el dinero para pagarle a las compañías aseguradoras). La deducción del representante Vélez solo pondera la perspectiva económica del proyecto de ley convirtiendo a cada ciudadano en sinónimo de pesos y a la migración colombiana en lo más parecido a un cajero automático.

La migración no puede ser vista de manera plana y homogénea. Por el contrario es multicausal, de naturaleza diversa y realidad cambiante. El representante Vélez debe corregir esa visión económica que tiene de la migración colombiana y pensar realmente en los derechos del conjunto de la comunidad colombiana en el exterior.

Pero lo que más preocupa es la incertidumbre ciudadana ante un nuevo lucro para el gobierno mediante convenios entre el Estado y las compañías aseguradoras. ¿Quién garantiza que ese apetecible trato no afecte el bolsillo de los colombianos en el exterior? ¿Cómo se controlarán todos esos recursos que saldrán con la emisión de cada pasaporte?

Vélez solo pondera la perspectiva económica del proyecto de ley convirtiendo a cada ciudadano en sinónimo de pesos y a la migración colombiana en lo más parecido a un cajero automático.

Recordemos que el negocio es con compañías aseguradoras, no con organismos caritativos. ¿Sabemos con certeza cómo se va a subvencionar dicha póliza? Antes de apelar al dolor por la muerte, me gustaría ver con claridad qué dice el Ministro de Hacienda y la Cancillería al respecto. Si no retroceden en un milímetro con la exoneración del impuesto de timbre, podemos seguir siendo tan ingenuos como para pensar que por solidaridad, ¿ese proyecto de ley triunfará sin aumentar el costo del pasaporte?.

Ahora bien, si hablamos de datos y estadísticas se deja ver el negocio. De 2013 a 2018 Cancillería reportó menos de 500 repatriaciones y entre 2014 y 2018 se expidieron casi 6 millones de pasaportes. Luego sale el represente Vélez en las noticias diciendo que el seguro se puede costear con 3 dólares por pasaporte aproximadamente.

La ecuación es miedosa: súmele mucho dinero recaudado con la emisión de cada pasaporte, menos el bajo número de repatriaciones, multiplicado por el sensacionalismo que genera la muerte y dividido por la corrupción del país.

¡Calculen no más!

 

Twitter @JavierUrreaC   |   Facebook Javier Urrea

(Visited 363 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

javierurrea.com | Consultor. Fundador-Presidente de ARCEX Asociación en la Red de Colombianos en el Exterior. Miembro de la Plataforma de la Sociedad Civil Colombiana para las Migraciones. Politólogo y doctorando.

Más posts de este Blog

  • Opinión

    Balance negativo para los colombianos en el exterior

    Se cumplió el primer semestre de gestión del congresista Juan David Vélez y la gran conclusión es que no representa a los colombianos en el exterior. Para quienes no lo sepan, Vélez ocupa la única silla para la circunscripción internacional en la Cámara de Representantes de Colombia. La mala calificación de Vélez y la crisis de representación a la que estamos sometidos los colombianos en el exterior se fundamentan en tres circunstancias. Primero, la manera como llegó al Congreso; segundo, la gestión llevada a cabo hasta el momento; y tercero, el tipo de relación que sostiene con la ciudadanía. El representante Vélez llegó de carambola al Congreso con los votos de la mano dura y el corazón grande. Se autobautizó “el de Uribe en el exterior” y, como consecuencia, los que obedecen a Uribe le votaron en un lista cerrada y a ciegas. Eso no es malo para el que vota con esa devoción, pero sí es perjudicial para el colombiano(a) en el exterior que no se siente identificado ni representado con el uribismo. Lo primero que hizo Vélez fue promover la abstención de las consultas ciudadanas en consulados y embajadas, como si no fuera suficiente con el problema que conlleva acceder a las urnas cuando se está fuera del país. Su primer gran acto público con los más de cinco millones de colombianos que residen en el exterior fue motivarlos a no votar la consulta anticorrupción y de entrada desconocer la voluntad de los que sí fueron a votarla. Luego se dedicó a defender la honorabilidad del Ministro de Hacienda Carrasquilla, cuestionado por los bonos del agua y del exministro Arias investigado por Agro Ingreso Seguro. Se fue al Congreso a dejar un sinnúmero de constancias para defender a sus amigos con el sueldo que todos los colombianos pagan con sus impuestos. La obsesión de Vélez por convertirse en el megáfono de un partido político nunca se había visto en la circunscripción internacional. El representante Vélez es un funcionario de elección directa, pero desconoce por completo que su responsabilidad es estar al servicio del Estado y de los colombianos en el exterior, y no al servicio del partido político en el que hace militancia, ni al servicio de su jefe. En el Congreso presentó una proposición que fracasó (para recuperar la segunda curul) y dos polémicos proyectos de ley. Uno, donde morirse en el exterior es un negocio para las aseguradoras privadas que se lucrarían a costa de la expedición de un documento público y costoso como lo es el pasaporte. Y dos, rememorar el día del migrante colombiano, un día que ya está reconocido internacionalmente, creando más burocracia y ratificando su improvisación porque no soluciona absolutamente nada de fondo. Por último, la relación de Vélez con la ciudadanía va de mal en peor. Cada vez son más los ciudadanos colombianos que desde España, Estados Unidos, Venezuela, Ecuador, Canadá y otras naciones, se quejan por la arrogancia e incapacidad de diálogo del representante, hasta el punto de compararlo con un pequeño dictador que bloquea cualquier intento de libertad de expresión distinta a su belicoso pensamiento. El balance del primer semestre de gestión del Representante Vélez es negativo y la pregunta es: ¿Qué se viene para los colombianos en el exterior ante esta crisis de representación?     Twitter @JavierUrreaC   |   Facebook Javier Urrea

  • Colombia

    La novela de los colombianos en el exterior en el Congreso

    Nunca en tan poco tiempo los colombianos en el exterior habíamos visto una colección tan atrevida de la personalización(...)

  • Mundo

    Álvaro Uribe y el nuevo representante de los colombianos en el exterior

    Hablando de la muerte, un proyecto de ley muy sensible se radicó a principios de octubre de este año(...)

  • Colombia

    Vélez: el gran perdedor en el exterior con la Consulta anticorrupción

    ¡No la votaré! ¡No la votaré! Así se estrenó el recién electo representante a la Cámara por los Colombianos(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Aunque un poco más lento, si es posible adelgazar tomando pastillas anticonceptivas(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Un artículo reciente de El Tiempo nos compartía cuánto gana un(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar