Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
El mundo está a la expectativa de los juegos olímpicos este verano próximo en China, pero no por lo que vaya a pasar en las competencias deportivas, sino por el significado político de estos juegos. Los Juegos Olímpicos se convirtieron en la vitrina política de una nación que quiere establecerse como una nueva potencia económica y política mundial, y el mundo está mirando atentamente el comportamiento y desarrollo de las justas deportivas en dicho país. Al final lo que menos importa son las medallas. Lo que ahora importa es que China, un país autoritario pero económicamente poderoso, esta posicionándose internacionalmente para ejercer ya su brazo político y económico con el reconocimiento mundial
Ahí es donde los Olímpicos dejaron de ser los juegos, para convertirse en el centro de un juego y una lucha de poderes mundial. Una lucha ideológica claramente enfrentada al inmenso desarrollo económico que China ha experimentado. Las protestas en el mundo occidental ante las violaciones a los derechos humanos, la respuesta a las protestas en el Tíbet, etc.… no son más que la muestra de esa diferencia ideológica de occidente frente a la realidad de tener que aceptar que la nueva potencia mundial es una nación comunista, autoritaria, que no comparte muchos de los valores de las naciones democráticas, pero que se ha convertido en la fabrica del mundo. Su existencia como poder económico es fundamental para que el Oeste continúe siendo igualmente, por lo menos por ahora,  un poder económico. Dichas protestas no se ven en Asia o África donde los beneficios del crecimiento económico de la China son más palpables y no representan competencia, sino ventajas.
Sin embargo no se puede dejar de lamentar el hecho de que los Juegos Olímpicos se secuestren de esa manera para convertirse en un espectáculo de poder político y económico. Si bien es cierto que las naciones del mundo han utilizado eventos como este para promocionarse al mundo, en esta ocasión es claro el interés del país anfitrión de demostrar su nueva posición frente al mundo y del resto del mundo en utilizarlo para diferentes propósitos, ya sea como herramienta para presionar por cambios políticos, o para reafirmar el interés por participar de la nueva torta económica que China ofrece al mundo; un país hambriento de recursos naturales y materias primas que está haciendo, como hicieron antes los que hoy son potencias mundiales, lo que sea necesario para obtenerlos.
Es que el camino que China está recorriendo no es muy distinto al que otras potencias recorrieron. La diferencia fundamental que el mundo occidental aun no puede aceptar el autoritarismo y la falta de libertad Interna, además de las jugadas económicas para mantener el crecimiento a esos niveles, que están afectando el resto de la economía mundial.
China está jugando el juego de poder de una manera astuta y evidente, pero debe tener cuidado frente a dos elementos, ambos inevitables consecuencias de esta apertura al mundo. El primero es el escrutinio mundial. Algo que el régimen político Chino no ha enfrentado antes se ha manifestado con la llegada de los juegos Olímpicos a Beijing. Si el régimen Chino no responde adecuadamente a las presiones internacionales, esto puede transformarse en un elemento desestabilizador interno, aun en una nación tan controlada y con tantas restricciones a la libertad y la información como China. Ya se han visto algunas reacciones orientadas a satisfacer un poco la opinión mundial con tímidas y casi insignificantes gestos, pero la presión será mayor y el régimen comunista no está acostumbrado a ello. El segundo es que todo su desarrollo e influencia a nivel mundial está orientado al uso de su poder económico para obtener cierta influencia política. Después de esta salida al mundo que se está dando con los Olímpicos, Se va a esperar una mayor influencia diplomática, mayor peso en los organismos internacionales y por ende, mayores conflictos al respecto de las cuestiones más relevantes sobre su región y el mundo. Ya hay serias diferencias sobre el manejo de la situación de Taiwán, África y otras naciones, y en el mundo de hoy gracias a la era de la información y la importancia de las organizaciones civiles, no es posible dejar pasar desapercibidas acciones que vayan en detrimento de los derechos humanos, del medio ambiente, de la estabilidad política y social de una nación o región. Las potencias del siglo 20 se salieron con la suya en muchos casos por la falta de información y conocimiento del resto del mundo sobre lo que hacían. Hoy eso es imposible que eso ocurra. Los Juegos Olímpicos son entonces esa ventana para mostrar la nueva potencia al mundo, pero también son el centro de ese juego de poder al que China se va a tener que enfrentar, potenciado realmente por la vitrina mundial que los Olímpicos normalmente son. Por más que el régimen Chino lo quiera evitar, el centro de atención de los juegos, tristemente, no serán las competencias, será el lado de esta nación que dicho régimen no quiere dejar ver al resto del mundo.
 

——–

(Visited 54 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Mi nombre es Adolfo Ramírez. Soy consultor y tengo un master en Diplomacia y Relaciones Internacionales. Me apasiona la politica internacional, latinoamerica y Colombia. Convencido de la necesidad de abrir siempre el dialogo a todas las opiniones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Acabo de recetarle esta dosis de Metformina para adelgazar, a una(...)

2

El primer día de tomar 15 mg de Acxion para adelgazar(...)

3

Un médico logró combinar los remedios más conocidos para controlar el(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar