Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
jaime-arteaga-de-brigard

Colombia no es subdesarrollada: está desaprovechada. Grandes extensiones del territorio nacional, y la gente que vive en esas regiones, han sido marginadas por un Estado controlado desde unos pocos centros políticos y dejado a la periferia a la merced del abandono y el conflicto. La repetición de apellidos que desfilan por los altos cargos públicos (López, Lleras, Santos, Galán, Lara, Iragorri, etc..) refleja que las promesas de cambio sólo tratan de ocultar una realidad de a puño: el poder político vive de un status quo que, aunque no nos guste, ha sido la justificación de los conflictos que han desangrado a nuestro país y mantenido la pobreza de las regiones. Este padecimiento, que no es diferente en otras muchas naciones del mundo, sólo es posible superarlo recuperando el balance entre los sectores público y privado. En cierta manera es volver los ojos al momento en que se generalizó la democracia en el hemisferio occidental, que vió en ella la estructura política más apropiada para promover una economía de mercado. De la misma manera que ocurrió en la expansión de la democracia en el mundo, los empresarios tienen la posibilidad de llevarla a ella (a la democracia) a las regiones de Colombia donde no ha llegado.

De ahí que todos (opositores o no del acuerdo de paz), coinciden en que los beneficios tributarios contemplados por las ZOMAC son una nueva oportunidad para que la empresa privada corra la frontera de la democracia a regiones que han sido azotadas por alguna forma de conflicto. Cuando llegan a esas zonas, los empresarios traen oportunidades a comunidades históricamente marginadas, vulneradas por diversas formas de violencia, y a la vez pueden demandar que las instituciones democráticas y presencia del Estado mantengan su presencia en ellas.

Ahora bien, eso no quiere decir que las cosas sean color de rosa. Los incentivos planteados corren el riesgo de promover inversiones de enclave, es decir aquellas que, gracias a una flexibilización de las reglas, busquen utilidades inmediatas, sin generar capacidades locales, y sin encadenarse con la actividad productiva tradicional. Así mismo, los empresarios se enfrentan a contextos sociales (desconfianza de las comunidades), productivas (falta de mano de obra calificada), económicas (ausencia de infraestructura), e institucionales (inseguridad y falta de presencia del Estado), que pondrán a prueba el ímpetu e iniciativa empresarial.

Desde antes de la firma del acuerdo de paz, Colombia ya había venido corriendo poco a poco las fronteras de la institucionalidad: durante las últimas tres décadas, y de manera imperceptible (por lo lento), las empresas han alcanzado territorios que antes eran completamente inaccesibles para la democracia (ej. Urabá, Montes de María, Guajira, etc..) y con la implementación del acuerdo, la línea se mueve otro poco más. La permanencia de la democracia en estas regiones siempre ha sido asociada a un factor común: empresarios dispuestos a correr la cerca, aventurados sí, pero también motivados por la oportunidad de negocio que ésta encierra.

(Visited 384 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Administrador de Empresas, con Maestría en Estudios Políticos y cerca de 20 años de experiencia en investigación y gerencia en los sectores públicos y privados. Es director de JA&A, una firma consultora para el desarrollo.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El mayor defensor del uribismo es hoy un mensajero cuyo portal se(...)

2

En estas vacaciones me he reencontrado con amigos muy queridos, entre ellos(...)

3

Les recomiendo medirse los latidos del corazón para determinar su causa y(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar