Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image Publicado en: Venga le cuento

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Volteé la mirada y vi a mi hijo durmiendo a mi lado, con una carita de ángel, y le di las gracias a Dios por hacerme feliz. Por permitirme esos segundos que lo llenan a uno de amor.

Y es que desde hace un tiempo tomé la decisión de ser feliz. Sí, la decisión. Porque uno no solo es feliz por algo que le pase en la vida, sino también por aquellas cosas que nosotros decidimos que pasen.

Con los años uno se da cuenta de que desperdició muchas oportunidades de ser feliz en el pasado. Y comprueba que aquello que era prioritario para uno no lo debió ser. Y es cuando uno empieza a corregir la situación. Muy tarde para algunos, a tiempo para muchos más.

Escribía una vez en el computador, haciendo un trabajo en el que estaba enredado, y mi hijo empezó a contarme algo. ‘Sí’, le contestaba una y otra vez, mirándolo pocas veces y sin entender siquiera lo que me estaba diciendo. Pero de un momento a otro me detuve. ¿Qué es lo más importante?, me pregunté. Mi hijo, respondí. Dejé lo que estaba haciendo, le puse plena atención, nos reímos y luego sí continué con lo que estaba haciendo.

Y es que los que nos consideramos adultos vemos la vida como adultos y no se nos ocurre verla con la misma mirada de los chiquillos, para quienes las cosas importantes son otras. Para un niño es muy importante que le escuchemos lo que le pasó con Picachú, por ejemplo, porque es parte de su vida cotidiana. Y debemos saber que eso es importante para él y escucharlo, porque cada vez que lo hacemos en verdad le estamos brindando una caricia de amor.

¿De qué le sirve a uno ponerse a pelear en el trabajo porque uno quiere que una cosa se haga de una manera y no de otra? Nos indisponemos, manoteamos, nos dañamos el día o se lo dañamos a otro. Y al cabo de los años ni siquiera nos vamos a acordar de eso porque realmente no fue importante. ¿De qué nos sirvió restarnos esos minutos o esas horas de felicidad?

Nos pasamos la vida trabajando y trabajando para vivir lo mejor que podamos, pero se nos olvida esto último: vivir.

Para algunos ganar más dinero es su meta. Y para ello viven. Hacen todo lo que esté a su alcance para ganar más y más cada día, aunque ya hayan acumulado lo necesario. Pero al final de su vida se pueden dar cuenta, amargamente, de que se la pasaron buscando el dinero y se les olvidó vivir, se les olvidó ser felices.

Hay quienes creen que la felicidad va de la mano con el dinero. Entre más dinero, mayor felicidad. Y al final de sus tiempos se dan cuenta de que con mucho menos hubieran podido ser felices, pero desperdiciaron el tiempo soñando con una riqueza que creyeron que estaba en el papel o la moneda que cada uno depositó en el banco o se gastó en placeres desbordados, pero que a la final estaba era en el corazón de cada uno de sus familiares.

¿Por qué cada persona que estuvo al borde de la muerte dice prácticamente lo mismo: que les cambió la vida y que ahora la ven distinta?

Eso es porque se dieron cuenta de que la verdadera riqueza estaba en su corazón, en el de sus familiares, en el de sus amigos, que la vida es tan rica y tan hermosa que no vale la pena desperdiciarla en peleas inútiles, en asuntos de poca monta. Que la vida hay que vivirla segundo a segundo.

¿Por qué el 2017 podría ser el año de la felicidad? Porque usted podría tomar la decisión de ser feliz. Eso hay que hacerlo de manera consciente. No simplemente tratar de vivir feliz cada día. No. Hay que decidir ser feliz segundo a segundo. Y regañarnos cada vez que nos encontramos con que estamos desperdiciando un segundo o un minuto en una pelea, en un sinsabor, en algo que nos aparte de esa felicidad.

Debe convencerse de que el pasado es pasado y de que este ya no nos debe preocupar. Lo podemos olvidar. Nosotros vivimos el hoy y el ahora. Y podemos decidir que ese hoy y ese ahora sean felices.

Estemos haciendo lo que estemos haciendo. Y debemos entender que el futuro es todo aquello que construyamos ahora, en este segundo, en este minuto.

Por eso, seamos felices ya y acumulemos felicidad por montones, para repartírsela a los demás. Vivamos la vida cada segundo, al lado de los nuestros, y hagamos de nuestra familia la más feliz: no por tener dinero, sino por disfrutar de nosotros hoy.

@VargasGalvis

(Visited 10.327 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Egresado de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad de La Sabana. Hizo un curso de agencias de prensa en la Agencia Dpa, en Hamburgo (Alemania). Jefe de prensa y Director de Divulgación de Promec Televisión. Redactor de espectáculos, editor nocturno, redactor político, Jefe de Redacción y director de la Agencia Colombiana de Noticias Colprensa. Trabajó en la Casa Editorial El Tiempo como Editor de Actualidad, jefe de Redacción y Editor General del Periódico HOY. Fue Editor General del periódico Q'hubo de Cúcuta (Colombia). Twitter: @VargasGalvis

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Es más fácil adelgazar con ayuda de un profesional. Por eso preparé(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una verdad(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a las(...)

Publicidad
7 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Felicidad con un impuestos hasta el cuello y salario pauperrimo?, aunque como dicen por ahi la felicidad esta en las pequeñas cosas de la vida, lo mejor para todos en este 2017

  2. francisco440309

    Este artículo aplica perfectamente a quienes en la vida todo les sonrie y no se han dado cuenta de todo lo bueno que tienen.En cambio para otros y me incluyo aquí.Las deudas,la falta de empleo y la enfermedad son el pan de cada día sin poder pensar como hacer feliz a los demás.

  3. julieta604098

    Que buena reflexión, esa es la vida, yo este año después de trabajar y trabajar me goce mis vacaciones con mi familia, regale, me di gusto y disfrute cada segundo. Son los recuerdos de lo que vives lo que te queda por eso invierto en momentos felices y recuerdos que llenan el alma. Feliz año

  4. rolando919076

    Bastante parecido a lo que pregonaban los hippies de los 60′. La felicidad del momento, la felicidad siempre y cuando no sea eterna. Podrá ser acaso algo trascendente? Pero así piensa la gran mayoría… mientras no les pase nada grave.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar