Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

“La probabilidad de
perder en la lucha no debe disuadirnos de apoyar una causa que creemos que es
justa”. Estas palabras de Abraham Lincoln están en el alma de Juan Fernando
Sánchez Jaramillo, abogado humanista, no adscrito a alguna ideología de
izquierda o de derecha, liberal o conservadora. Es de esos abogados que cree
que vale la pena luchar por la dignidad de las personas y de lo que es justo,
por muy difícil que sea la contienda. Actualmente es el Coordinador de la
Clínica Jurídica de Interés Público y Derechos Humanos de la Universidad de La
Sabana y se encuentra haciendo una Maestría en Derecho Constitucional. Su
reciente experiencia en el trabajo comunitario le ha permitido conocer otra
realidad del país que le ha ayudado a acercar el centro con las regiones.
Trabaja en asuntos de comunidades negras y seguridad alimentaria. 

profesor-juan-fernando-sanchez.jpg

 

PREGUNTA.- ¿Los
negros son libres en Colombia?

RESPUESTA.- Al
menos, los negros del Caribe insular no lo son. El concepto de esclavitud y de
libertad hoy ha cambiado. A pesar de que en 1851 se abolió la esclavitud en
Colombia, hoy existe una nueva forma de esclavitud que ya no usa las cadenas, y
a veces pareciera no ser evidente. Hoy la esclavitud tiene su origen en un
modelo de desarrollo discriminatorio y excluyente. Hoy los caminos de libertad,
que en aquél entonces sugerían las trenzas de las palenqueras, tienen que ser
construidos desde un modelo distinto de desarrollo que tenga claro un enfoque
humano basado en las capacidades y en la autodeterminación de los pueblos.

 

P.- ¿Qué sucede en
el Caribe Insular?

R.- Que la
esclavitud toma forma de invisibilización y de opciones ajenas de desarrollo
que obligan a los negros a sobrevivir a pesar de las circunstancias. Estamos
ante una clara vulneración del derecho fundamental a una opción propia de
desarrollo.

 

P.- En Colombia hay
más de 40 islas, en las cuales se calcula que viven más de 6000 personas. ¿Cómo
es la relación de Colombia con las islas?

R.- Colombia le ha
dado la espalda a sus islas y, por supuesto, a sus isleños. Esto se explica
porque somos un Estado centralista y desconectado de las regiones,  fíjese
las marchas de los campesinos, el Catatumbo, las protestas de los indígenas en
el Cauca, la negativa de Piedras, Tolima a la minería. Aquí nos quieren vender
la idea de las locomotoras mineras y demás, y el pueblo no lo quiere porque
sabe que eso nunca va a beneficiarlo.  En el Caribe Insular pasa algo
similar, nos quieren vender la idea de un turismo de élite, pasando por encima
de las comunidades y del derecho de todos los colombianos -el rico y el pobre-
a gozar de sus recursos naturales. Pero sobre todo, pasando por encima de los
derechos de las comunidades negras a la autonomía y a la participación.

 

P.- ¿Los
colombianos conocen realmente el Caribe?

R.- Si, por
noticias como la captura de Fritanga en Isla Múcura. Grave y  desafortunado que el Caribe Insular se
reconozca por eso. Recuerdo que cuando llegué al Islote Santa Cruz por primera
vez, la comunidad estaba muy molesta porque los periodistas los catalogaban
como la isla más poblada del mundo, decían que vivían tan juntos que hasta soñaban
lo mismo, los veían como unos payasos de circo. Conocer el Caribe es conocer
una historia de libertad, cultura, patrimonio y de valentía que va más allá del
sol, la playa, la arena, los edificios blancos y las lujosas casas.

 

P.- Para
visibilizar el Caribe, ¿qué habría que revisar?

R.- El modelo de
desarrollo. El que se propone está totalmente desconectado de las comunidades
negras pues las ve como invasoras y únicas responsables del daño ambiental; lo
cierto es que el verdadero culpable es el Estado con su actitud omisiva y
distante.

 

P.- ¿Qué está
pasando con los baldíos en el Caribe insular?

R.- El Código
Fiscal de 1873 cuyas normas se reprodujeron parcialmente en el de1912 y que hoy
está vigente, establece que todas las islas son baldíos reservados de la Nación.
El problema es que las normas de la época sobre la propiedad
invisibilizaron a los negros quienes ya habitaban estas tierras desde
antes de 1851. Por virtud de su titularidad ancestral, los negros son los dueños
de las islas pero el Estado no ha querido reconocerlo. Desafortunadamente en
este país los derechos se ganan por medio de tutelas y hay que esperar años
para que se reconozcan. Así le pasó a Orika en Islas del Rosario que tuvo
que esperar cinco años a que la Corte decidiera por medio de la Sentencia T-680
de 2012 su reclamación a la titulación colectiva. El problema es que tratándose
de negros, no son solo cinco años, ellos llevan esperando siglos para el
reconocimiento mínimo de sus derechos.

 

P.- ¿Qué nota pone
a Santos en la gestión de las comunidades negras y del Caribe insular?

R.- De 1 a 5, 1.

 

 

P.- ¿Y a Uribe?

R.- Mmm… -1.

 

(Visited 378 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Candidato a Doctor en Economía y Empresa en la Universidad de Comillas (Madrid, España). Profesor de Liderazgo, Coaching & Business Ethics. Coach certificado y consultor en productividad con desarrollo humano.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_2772" align="aligncenter" width="1585"] Valor del dólar frente al peso 26/11/2021[/caption](...)

2

A una semana de su estreno, la nueva película de Disney,(...)

3

Viajar es una experiencia que a todos nos renueva y nos(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. ratón haga clic en el sitio web hasta que viene

    <strong>ratón haga clic en el sitio web hasta que viene</strong>

    Juan Fernando Sánchez: “Los negros en Colombia llevan siglos esperando el reconocimiento de sus derechos” | Blogs El Tiempo

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar