Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mientras que en Latinoamérica no se aprenda a valorar el mundo académico e intelectual será muy difícil que se supere el subdesarrollo. Solo en los países en los que existe desarrollo científico, tecnológico, artístico e intelectual se generan empresas e industrias que capitalizan al país económica y culturalmente.

El problema es que en los países subdesarrollados los empresarios y gobernantes observan con desprecio el mundo de las ideas, la creatividad y el pensamiento porque consideran de manera equivocada y superficial que estas no son características esenciales para que una sociedad crezca. Sin embargo, son estas la raíz y el principio para que un país avance y se fortalezca económica, social y culturalmente. El desprecio lo vemos reflejado en los pésimos salarios que se le ofrecen en general a docentes, artistas y académicos; y los escasos y paupérrimos incentivos que se les da a los emprendedores.

Es recurrente y generalizado, por ejemplo en la industria editorial, pagarle más y darles bonos a los vendedores, mientras que a los editores, quienes son la cabeza intelectual de los productos, no se les reconoce más allá de un sueldo. Por otro lado, la mayoría de las editoriales le exigen al editor tiempo completo y horas extras que no serán pagadas, además de que los sueldos no corresponden ni al tiempo ni conocimiento especializado que tiene el profesional. Esto mismo se reproduce en el mundo de la docencia, maestros de universidades a los que se les paga por hora cátedra de clase $ 35.000 o $ 50.000, lo cual no compensa las horas de estudio, revisión de trabajos e investigación que hay detrás de esta.

Este tipo de pagos, que no compensan ni siquiera el tiempo invertido, muestran a una sociedad que ha sido incapaz de analizar que sin aquellos que construyen el conocimiento y creadores sería imposible edificar la cultura la cual es un constructo de la ciencia, el arte, la tecnología y el pensamiento.

Si se analiza a las potencias se evidencia que  los profesionales mejor pagos son los académicos, científicos y creativos. También se observa que en lo que más se invierte es en la ciencia, tecnología y la academia, ya que son estos lo que hacen que un país crezca económicamente y así logre sacar a la población de la pobreza.

Así se evidencia que en los países subdesarrollados a los gobernantes y empresarios lo que menos les interesa es una nación próspera y equitativa para todos, por ello su escaza inversión en la ciencia, arte y tecnología, ya que un pueblo en el que se invierte tendría posibilidades que irían en detrimento de los privilegios que solo le son permitidos a cierta clase social. Este es el comportamiento de una sociedad elitista, fascista y clasista, que mantiene esa división que los hace sentir superiores y que ve a la inmensa mayoría como vasallos que no merecen salir de los mismos territorios conocidos.

Por: Carolina Cárdenas Jiménez

(Visited 526 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Escritora y poeta Colombiana. Estudia en la Universidad de Salamanca maestría de Escritura Creativa en Español. Especialista de Creación Narrativa de la Universidad Central. Licenciada en Humanidades y Lengua Castellana de la Universidad Distrital. Egresada del Diplomado de Escritores de la Universidad Central (TEUC) (2006) gracias a una beca. Experiencia como directora y editora de la revista literaria Gavia de la Universidad Distrital, la cual fundó en el año 2005. Ha publicado su obra en revistas universitarias. Ganó el concurso de cuento (2006) de Estímulos a la Creación Artística (Kennedy) con el libro Parajes inesperados. Publicó el cuento Un desconocido en la antología de cuento Cenizas en el andén (2009). Ganó el segundo puesto en el II Concurso Nacional de cuento El Túnel (2011) con el texto A la deriva. El poema La danza de las moscas fue publicado en la antología del taller de poesía del Colegio Gimnasio Moderno (2012). Quedó entre los finalistas en el Concurso Nacional de Cuento La Cueva con el texto Mañana será otro día. Publicó Somos náufragos (2013). Algunos de sus textos literarios han sido publicados por El espectador (Colombia) y el periódico Co latino (Salvador). Publicó poemas en la Revista Datura del Salvador (2014) y en la antología poética latinoamericana del Salvador (2015) y en la Antología Lo que mora cerca del origen, XXI Encuentro Internacional de poesía Cereté (2015), Co Latino, suplemento tres mil, El Salvador (2015) Puesto de Combate, Colombia (2015). Cuento Publicado en Antología 35 TEUC (2018). Poema El llanto de los perdidos publicado en el Periódico El Espectador (2016). Sus obras Ninguna tierra me habita y Y sin embargo soy fueron ganadoras del Premio Internacional de Poesía Rostros para autores con rostro (2018). Ha participado en diversos Encuentros de Poesía, que se han dado en: Tabio, Facatativá, Venezuela, Bogotá, La Habana, Cereté, El Salvador, entre otros. Actualmente columnista en el Periódico Eco Latino (Salvador) y ha sido columnista del periódico El Mañana en México.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Érase una vez, un pastorcito que llegó agitado a la mitad(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

"A veces llega a tu vida alguien distinto, alguien que te(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar