Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
No vendrán desempleados de bien como yo, o como los otros 2´406.999 de desempleados que tiene este país de oportunidades escasas, roscas y dádivas. Vendrán desempleados de la guerra, gente que sabe matar, gente que ha vivido lo peor de Colombia, que quién sabe si queriendo, o sin quererlo, son cómplices de muchos atropellos a los maltratados derechos humanos. Y no lo digo por los guerrilleros, lo digo por todas las partes de éste podrido conflicto. 
Casi todos mis lectores deben ser personas de ciudad. Pero vayan al campo, vayan a los municipios, a las zonas rurales de Colombia, que albergan casi el 25% de la población, donde literalmente juegan a policías y ladrones. No tienen más opción; o se es malo, o se es perverso, no hay más de dónde escoger. En cualquiera de los bandos que elijan van a asegurar, techo, comida y ropa ¿Qué más se necesita en el campo? Lo tienen todo y como para hacer la guerra no se necesita haber estudiado nada, pues es el trabajo ideal. No necesitan experiencia previa, los ponen al frente. No necesitan haber hecho prácticas en empresas multinacionales, poco a poco estas organizaciones se han transformado en multinacionales. Sin más oportunidades, escogen algún bando de la guerra. 
Una guerra que alcanza para llenarle los bolsillos a todos, porque desarrollar, importar, comercializar, vender, mantener y traficar armas no es gratis, existe un gran negocio detrás de ello. Negocio del que viven familias enteras. En Colombia está montado uno de los astilleros de embarcaciones de guerra más importantes del continente. La empresa de producción y desarrollo de armas pertenece al Gobierno y es de las pocas empresas del Estado que genera ganancias. 
Y a todo esto hay que sumarle, combustible, dotaciones, médicos, clínicas, prostitutas, comida, drogas, medicinas, prótesis, pensiones, vendas, carros, mercados. Todo, todo hay que sumárselo al presupuesto de la guerra, es algo de lo que viven muchísimas familias. Algunos colombianos deben pagar un impuesto de guerra. ¿Impuesto de guerra? vaya justificación al conflicto. Eso solo se puede ver en un país que vive de la guerra y para la guerra.
¿Y el día que se acabe la guerra, qué van a hacer todos esos nuevos desempleados? Se nos viene otro problema, uno grande. Más empresas quebradas, despidos, más gente para las calles, gente que no sabe hacer nada, haciendo nada. Más inútiles con tiempo libre para pensar en nada y cuando ese tipo de gente piensa en nada, el resultado es atroz. 
El carácter violento del colombiano, potenciado por el hambre que sentirán los desempleados de la posguerra, después de no encontrar en qué ocuparse, generará más violencia, desembocará en un círculo vicioso interminable. 
Síganme en Twitter: @Des_empleada
(Visited 99 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Preocupada, llegando a los 30 y sin trabajo alguno. Materialista, elitista, capitalista, víctima de la sociedad y de mis padres que me criaron así.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Soy fan de ChatGPT y como tal, estaba convencido de que(...)

2

En la calle 84ª número 14a -04, en plena zona Rosa,(...)

3

Quien haya leído 1984 tendrá una idea de lo que puede(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar