Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Escriba aqui el contenido que desea agregar a su blog

Diatriba contra Transmilenio

 

Cuando mi esposa me llamó llorando para contarme que la puerta del bus alimentador le había atrapado su pierna derecha, confirmé mi odio por Transmilenio (TM). Esa agresión contra mi mujer agotó mi paciencia y mandó para el carajo la cordura que me invitaba a darle “un tiempo de espera más” a ese sistema de transporte masivo que acompaña a los habitantes de la capital desde el comienzo mismo de este segundo milenio.

 

Apenas le conté a mis amigos lo sucedido a mi costilla y después de  confesarles mi nuevo sentimiento frente a los buses articulados, todos mostraron su estupefacción ante a mi nueva postura; la explicación para esa reacción de mis parceros es sencilla: yo era el más ferviente defensor de “ese amigo que nos cambió la vida” -que es el eslogan con que se inauguró TM- por el que llegué a batirme como un fiero león en numerosas discusiones con propios y extraños en las que luchaba del lado de la minoría, cuando no era que estaba en la absoluta soledad.

 

Claro que, en honor a la verdad, hay que decir que de un tiempo para acá me sentía defendiendo algo que ya no amaba como en un principio: cómo olvidar ese idilio que viví con los buses rojitos que cursaban, glamorosos, la remozada Caracas en ambos sentidos, por allá en la época en que el binomio Peñalosa- Mockus echaron a andar esa empresa que nos ponía al nivel de las grandes ciudades del mundo y que, sobre todo, nos equiparaba con la creída Medellín que se jactaba de ser la única ciudad de Colombia con trasporte masivo moderno.

 

¡Qué equivocado estaba! Transmilenio no es el metro y sus pocas ventajas frente a ese medio, como las rutas alimentadoras, ya empiezan a desdibujarse como lo demuestra el oprobioso machucón a la bella pierna de mi media naranja. Claro que no es sólo ese hecho el que me tiene dolido: una semana atrás, en plena plataforma de embarque del Portal de las Américas, el bus parqueó tan lejos de la rampa que pisé en el vacío y, de no ser por las habilidades adquiridas en el teatro, habría sido aplastado por la afanada multitud que no le importó verme con medio cuerpo atrapado en plena puerta de acceso, para aporrearme y empujarme hasta que logré incorporarme y saltar hacia el interior del móvil que segundos después salía presuroso e indolente, sin importarle un bledo que dentro hubiese un ciudadano -un contribuyente como diría mi papá- maltratado y bufando de rabia por el penoso incidente que rebatía la amabilidad y eficacia que él mismo (yo, para más señas) esgrimía como dos de las mejores banderas de ‘Tranquilenio’ que es como cariñosamente lo llamaba.

Desde ese día mis sospechas sobre el servicio de TM comenzaron a ser una certeza. Ya mi afectuoso mote parecía no tener cabida y el duro, pero acertado, apodo de “Transmilleno” empezó a instalarse en mi interior. “Hombre, David, ¡pero qué terco es usted! ‘Transmi’ es un desastre… No ve que en las atestadas y desvencijadas estaciones hay que esperar cerca de veinticinco minutos para que pase el expreso que a uno le sirve y cuando al fin llega ¡ya está lleno!” me alegaba una y otra vez mi compañero de trabajo Ricardo. En tanto que otro colega, Juan David, más incisivo repetía “Si usted tiene la suerte de entender esos enrevesados mapas y dar con la nomenclatura apropiada, todavía debe fijarse de que la estación no esté en reparación y de que adentro del bus no lo ‘chalequien’ o de que no le manoseen hasta el apellido”.

 

Largas esperas, inseguridad, incomodidad… ineficacia, son las características actuales del otrora coqueto Transmilenio; claro que eso es gradual: cada día el servicio se corrompe más y mientras los súper expresos son los más insufribles, sobre todo en las horas pico (a propósito; ¿cuáles son las “horas valle” del sistema?), los expresos son apenas soportables y los ordinarios (A1, B1, C1, etc., etc.) son los más cómodos ¡pero qué lentos son!; no obstante es en las rutas alimentadoras donde el despelote es proverbial: muy en las mañanas –de 5 a 8 AM- y en el horario de 6 a 8 PM las congestiones son cosa diaria y el atropello, la descortesía e insolidaridad para abordar y bajar de los verdosos buses son actitudes comunes en gran parte fomentadas por la escasez de buses y la baja frecuencia de la oferta. Ese agobiante clima de transporte dispara, sin duda, el estrés y el cansancio que los bogotanos que vivimos en los cinturones de pobreza de la ciudad llevamos a cuestas después de la agotadora jornada laboral.

 

Lo triste del caso es que gústeme o no, me toca aguantarme la poca calidad del servicio y no porque sea un caballero que otorgue “segundas oportunidades”, sino porque no me queda de otra: no tengo moto ni carro y las rutas de busetas (cuyo pasaje cuesta $200 menos) que antes pasaban cerca de mi casa ¡fueron canceladas! Definitivamente el monopolio en este país es ley.

 

¿Y donde deja las cifras de reducción de tiempo en los trayectos y del número de personas transportadas al día por Transmilenio? Preguntarán los áulicos del sistema ¿Y en qué parte esconde el número de buses chatarrizados que contaminaban y afeaban el distrito y que han salido con la incursión de TM? redundarán otros ¿Y qué lugar otorga al orgullo bogotano que se ha exaltado con los premios internacionales recibidos gracias a Transmilenio, que incluso está siendo copiado por otras ciudades del mundo?  Pues todo eso no lo desconozco; solo que ello poco importa cuando se está con la cara aplastada contra el cristal de la puerta del bus de la ruta alimentadora 9-3 (Bosa- Libertad), a eso de las 6: 15 de la mañana de un martes cualquiera.

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 339 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

David Quitián es padre de Luna, seguidor de la "Mechita", latinoamericano hasta los tuétanos y sentipensante de la Colombia profunda. Es sociólogo y magíster en antropología de la Universidad Nacional de Colombia y PhD en antropología por la Universidad Federal Fluminense (Brasil). Sus trabajos más destacados indagan sobre los cruces del deporte, las identidades/alteridades y las violencias. Se desempeña como investigador y profesor universitario en Villavicencio. A Quitiman lo puede seguir en Twitter en @quitiman

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

FOGO BISTRO BAR El restaurante Fogo es de los últimos sorprendentes(...)

2

[caption id="attachment_132" align="aligncenter" width="1024"] Cueva de glaciar Vatnajökull - Islandia[/caption] Desde(...)

3

Hace unos días, en el marco del Festival Centro, que se(...)

18 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. CREO Q ESTE SEÑOR QUINTIMERDA LE QUEDO GRANDE LA CIUDAD Y ESTO MISMO LE PASARIA ACA EN BOGOTA EN MEDELLIN MADRID LONDRES ES MUY TORPE O ES UN RESENTIDO TODO LE PASA Y TODO LO CRITICA Q MAN TAN DEMALAS Q MAN TAN QUEJON TODO ES MALO EN BOGOTA, EL TRASMILENIO, LOS BARRIOS, EL ESTADIO, LA COMIDA LA GENTE LOS BUSES, LAS CALLES, TODO TODO ES MALO PARA ESTE TIPO LE RECUERDO Q EN TODO EL MUNDO Y EN TODAS LAS CIUDADES DE ESTE PLANETA SUCEDE DE TODO HAY LADRONES INTELECTUALES EMPRESARIOS ESTUDIANTES GENTE DEL COMUN HAYD E TODO ACA Y EN Y EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO SABIA UD Q EN EL METRO DE TOKYO HAY MAS RUTAS Q EN TRASMILENIO MAS ENRREDADAS AUN PEOR? Y QUE HAY UNA ESPECIE DE VIGILANTE Q ESTA EN CADA PUERTA PARA EMPUJAR A LOS Q SE VANA SUBIR AL METRO PARA QUE QUEPAN COMO SEA? POR Q NO CIRTICA MAS BIEN EL POR Q HAY PERSONAS COMO USTED QUE VIENEN A BOGOTA COMEN TRABAJAN HACEN SU VIDA ACA, GANAN DINERO SE LES DA LA OPORTUNIDAD DE ESTAR Y LO UNICO QUE HACEN ES CRITICAR A LA CIUDAD Y HABLAR MALD DE ELLA?

  2. GodofredoCinico

    Yo me compré una moto cuando hicieron la reorganización del Transmilenio y soiy feliz: cero trancones, cero pico & placa, cero impuestos (las motos por debajo de 100 cc no los pagan) y ¿gasto 7000 a la semana en gasolina, lo cual es mucho mas barato que los 2400 diarios que me gastaba en Transmilenio. La moto vale apenas 5 millones matriculada y todo. No crean que trabajo para una empresa de motos, es solo que quería compartir con ustedes este maravilloso descubrimiento.

  3. Lagartoea2006

    hijo eres un resentido social. si odias a transmilenio porque accidentalmente la puerta del alimentador cogio “accidentalmente” valga la redundandia echas al carajo un sistema de transporte que embelleco la ciudad, que se organizo despues de tantos años de lucha a pesar que tiene sus muchas cosas por mejorar que uno viaja mas tranquilo a comparacion del antiguo sistema que es un caos donde tenes que aguantarte madreos jaloneos conductores mal preparados te dejan donde se les de la regalada gana estamos mal mi querido resentido social

  4. Es obvio que el trasporte que nos iba a volver una ciudad mas civilizada traeria problemas de otra indole pero a la vez solucionando otros, a todos nos ha pasado algo con trasmilenio nos han robado ,cerrados la puerta en la cara en fin una cantidad de cosas que si quiere que le suceda algo inesperado solo hay que subirse a trasmilleno.
    No se preocupe que no solo a usted le ha sucedido a una cantidad de gente que tiene que usar este medio de trasnporte para poder movilisarce en esta ciudad que cuando menos pensemos va estar monopolizada de trasmilenio.
    Paciencia para los que usamos tramilenio de vez en cuando o todos los dias.
    Felicitaciones un buen Blog

  5. tangarife: ¡Hola!. No, no es coacción, es que se me hace más difícil leer cuando las líneas de texto se mezclan… era una sugerencia amable para facilitar el disfrute de este espacio. Lamento que lo haya tomado a mal. ¡Saludos!

  6. Quitiman, será que si nos gastamos el dineral que cuesta la construccion de un metro este vendra con un manual automático para los animales que se parquean en las puertas de acceso a los buses rojos? o será que el metro vendrá con sistema automatico de culturización para los miles ignorantes que a ultima hora se acuerdan en que estación se deberian bajar? o será que el metro podrá llegar a la casa de cada quejoso del sistema trasmilenio para darle mayor comodidad? Algunas de sus reflexiones son validas, pero no olvide que con el anterior sistema la pierna varicosa de su señora esposa no hubiese sido “machucada” sino cercenada o gangrenada por una semipuerta oxidada colgada de un cascaron que otrora fue buseta.

  7. De entrada apoyo al amigo Sicoactiva, ya que se hace dificil tener una hilaridad en la lectura debido al tamaño de la tipografía. Por otro lado, creo que el verdadero problema es cultura. No hay educación para el pueblo, que es la mayoría de personas que utilizan el TM como transporte. Ojo, no estoy defendiendo ni apoyando a nadie, sino que la verdadera solución para el transporte de la ciudad de Bogotá es educación para la ciudadanía, para que ésta pueda exigir servicios de calidad y no estar marginados a los ya existentes. Salu2

  8. Hola David, no comento sobre la entrada, sino sobre el tamaño de la tipografía que visiblemente es mucho más grande que la del resto de los blogs del periódico. Quizás esto está sucediendo porque escribe en word y copia y pega directamente, copiando los atributos con los que escribe en su programa de textos original. Intente pasarlo antes por el notepad (bloc de notas) o escribir directamente en el administrador del blog. Gracias!

  9. jajaja en bucaramanga todo es posible… ya nos estamos aguantando el ROBO de unos cuantos milloncitos, a punta de mala admmistración y planeación, ahh y trancones! lo chistoso es que aca no hay por donde pasar, me explico, van a reducir de tres a dos carriles, eso seria normal cierto? en la caracas lo hicieron, pero hay cuatro o cinco vias mas (carreras paralelas a la caracas) aca no las hay, es decir la reduccion va ser un fiasco, como muchas cosas, en vez de haber invertido en deporte o cultura!!! que si que falta!

  10. Se me hace extraño que con tanto estudio y con tanta preparación no sepa que esto que tanto sufre, que dice ser consecuencia del Transmilenio, es más consecuencia de los largos años de malas administraciones, de la falta de planeación en el crecimiento de la ciudad y de las corruptelas que han manejado el transporte durante décadas en la capital. Yo también he “sufrido” todas esas cosas que describe en su artículo (y hasta más…) pero ¿Qué se puede hacer? Sí… protestar… hacer sentir la inconformidad. Transmilenio no puede ser una solución definitiva a los problemas de transporte y debe ser un ligero preludio al tren metropolitano. No se le puede echar toda el agua sucia a un sistema que mejoró (aunque no ostensiblemente) la manera de desplazarse por la capital (sinceramente prefiero los buses rojos a las chimeneas ambulantes que había antes por la caracas… se acuerdan?). Pero la realidad es que Transmilenio debe mejorar muchísimo.

  11. A propósito de transmilenio a quién se queja uno de todos estos atropellos?, o quién controla el sobrepeso de éstos transmillenos?
    Será que toca llorarle al mono de la pila?

  12. Estoy de acuerdo con lo dicho en este post. Sin embargo, considero que todos estas denuncias deben desembocar en una mejora del servicio. Es cierto, que hay que hacer un curso para entender las nuevas indicaciones de las rutas, pero como soy optimista confío en que poco a poco este problema se resolverá. ¡Hasta entonces!

  13. Definitivamente, me siento plenamente identificado con las criticas aqui presentadas ya que resulto ser fiasco el TM, en el sentido en que se quedo muy corto para las necesidades de la ciudad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar