Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Yo no soy de Bogotá, pero ya me acostumbré a disfrutar de la nochebuena en esta meseta andina que, de veras de veritas, está bien cerca de las estrellas (y no propiamente de las “negras” de la campaña del Fondo de Prevención Vial). Mi mamá ya llegó y la semana que viene estarán conmigo, aquí en Bogotá, mi papá y mis dos hermanos provenientes, el mayor, de Aguazul (Casanare) y la menor -con esposo y progenie a bordo- de la bella Villavicencio. Todos somos nacidos en el bravo suelo llanero pero encontramos en la “ciudad de todos los colombianos” un excelente lugar para compartir la tradición de la natividad.  

Y es que la capital de la república ya no sólo es el gran bazar de los colombianos a donde arriban compatriotas de todas las latitudes del territorio nacional para hacer sus compras de fin de año (amén de los nacionales que residiendo en el exterior regresan a su ciudad natal y de los extranjeros que encuentran en Bogotá un magnífico lugar para adquirir los souvenires navideños); sino que también es un buen sitio para pasarla tranquilo, en armonía con seres queridos, compañeros, vecinos y amigos; en fin: una polis que siendo escenario de confluencia de disímiles tradiciones regionales y subculturas urbanas permite la interacción pacífica y tolerante de esos distintos toques de identidad que todavía resisten en el interior de todos los provincianos que tenemos relación con el distrito capital, sea porque vivamos aquí (estudiando, trabajando, vagando o escapando de la violencia política o económica) o porque visitemos frecuentemente esta metrópolis. 

Llegué a Bogotá en agosto de 1993 gracias a mi admisión para la carrera de sociología en la Universidad Nacional de Colombia y desde ese momento quedé prendado de la ciudad; y conste que esa era una época difícil: la Décima todavía era guarida de pequeños bandidos, la Caracas, además de ser un adefesio arquitectónico (¿se acuerdan de esos contrahechos paraderos y de esos agresivos chuzos metálicos en los separadores?) era un nicho de atracadores; no existían las bibliotecas públicas de hoy, tampoco los "siga, esta es su casa" de los museos, ni los “libros al viento”; tampoco los andenes generosos ni mucho menos las ciclorrutas. Eran los tiempos de decadencia de la Edis y del Matadero Distrital, de las eternas filas por el cocinol, de la rumba desenfrenada por no contar con ‘horas zanahorias’, de la ausencia de “Misión Bogotá”, Cades y de zonas delimitadas de tolerancia; del monopolio privado tanto del transporte público como de los servicios públicos (que aun persiste, aunque en versiones ocultamente perversas), del desorden tributario, del caos de las ventas ambulantes y de la ineficiencia de alcaldes como Juan Martín Caicedo Ferrer y Andrés Pastrana. Mejor dicho: aún los mosqueteros de Jaime Castro, Antanas Mockus y Enrique Peñalosa no entraban en acción con sus políticas que por más torpes, payasescas e inacabadas que hayan sido, si lograron un ‘revolcón’ (no del estilo Cesar Gaviria, por supuesto) que transformaron física, comercial, cultural y fiscalmente a la ciudad. Cuestión que ha hecho que Tabogo Bogotá gane premios como el León de Oro de Venecia, ser considerada Capital Mundial del Libro en el 2007; entre otras distinciones internacionales gracias a hechos y situaciones como el saneamiento de sus finanzas públicas, la construcción de Transmilenio, el vigor de la Feria del libro, el Festival Iberoamericano de teatro, el Festival de cine, Maloka, El Simón Bolívar y los parques de diversiones (Mundo Aventura y Salitre Mágico); los eventos “al parque”, las “pulgas”, los teatros de barrio, entre otras cosas dignas de mención.

Por ello es que invito a todo el país a pasar vacaciones aquí en la capital y ojalá si se pueden dar un paseo por barrios populares como El Olaya (que pronto empezará su hexagonal futbolero), La Perseverancia, Las Cruces, Egipto, Ciudad Montes y Bosa. Las camas de hotel (así lo dice la publicidad radial oficial) se consiguen desde $70.000, pero les aseguro que pueden conseguir tarifas mucho más económicas sin desmedro de los atractivos de la Bogotá coqueta.

 Puedo dar fe de lo lindo que se pasa el 24 de diciembre en la cuadra de mi barrio, bautizado Holanda así sea que no cuente con molinos extractores de agua (a propósito, mi sector es totalmente internacional ya que colindo con Escocia, Brasil, y Brasilia). En mí vecindario (la carrera 87 K, entre calles 57 y 59 sur) las fachadas ya lucen los festivos adornos de la fecha y ya están cursadas las invitaciones a las ocho novenas alrededor de igual número de pesebres de distintos estilos y facturas y con particulares maneras de sus anfitriones (hay que ver el “nacimiento” de la chatarrería en comparación con el del taller de mecánica automotriz de don Gustavo y con el de doña Teresa que fue la primera en convidar a cantar villancicos en nuestro sector, también conocido como “El Caminito“).

  En esa célebre noche mis vecinos sacan un equipo de sonido a la calle, en el cual se difunden ritmos que van desde el reguetton, pasando por el merengue, hasta la amada salsa. La cuadra es cerrada para el tránsito vehicular; por doquier -de mano en mano- circulan sendas botellas de vino, aguardiente y cerveza; además de bandejas con galletas, buñuelos y galletas y todos bailamos sin ningún tipo de discriminación ni prevención. Sobre las doce de la noche, todos se guardan durante una hora, aproximadamente, para la respectiva cena y luego salen a rematar la verbena hasta la madrugada. Nunca ha habido peleas ni nada que lamentar; al contrario, siempre hay simpáticas anécdotas qué contar.

  Por eso y mucho más es que espero con regocijo estos días de arbolitos navideños, tarjetas cursis pero amorosas, caritas de Papá Noel y de hombres de nieve; fecha de extensiones de luces multicolores, sardineles pintados con franjitas rojas, blancas y verdes y plásticos abiertos en tiritas colgando como pasacalles. Sé que esas costumbres son foráneas y que reproducen clichés y estereotipos anglosajones, pero no me importa y digo esto porque valoro más la unión que se suscita en mi familia y con mis vecinos, de cuyas vidas puedo volverme a enterar después de un año de no tener noticias de ellos.

  Por ser una ocasión en que abrimos los corazones a propios y extraños…

¡Bienvenida la navidad!

¡Bienvenidos todos los colombianos que se pasen por aquí!

¡Salud Colombia!

¡Salud Bogotá!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 138 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

David Quitián es padre de Luna, seguidor de la "Mechita", latinoamericano hasta los tuétanos y sentipensante de la Colombia profunda. Es sociólogo y magíster en antropología de la Universidad Nacional de Colombia y PhD en antropología por la Universidad Federal Fluminense (Brasil). Sus trabajos más destacados indagan sobre los cruces del deporte, las identidades/alteridades y las violencias. Se desempeña como investigador y profesor universitario en Villavicencio. A Quitiman lo puede seguir en Twitter en @quitiman

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Supongo que cada quien en su familia, como los de la(...)

2

Me animé a hacer este post sobre la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos a manera de podcast. Son 10 minutos muy amenos e informativos, creo yo, para cambiar un poco el formato y acercarme a ustedes de una manera diferente. En un reciente post de este blog mencionamos los dos errores más comunes en una estrategia de redes sociales, y esta actualización es de alguna manera una continuación. Puedo adelantar que ambas actividades no son lo mismo, que sí existe diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos, pero que definitivamente son complementarias. Quise ilustrar esa diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, como un equipo de ciclismo que se complementa (¿estará muy forzado?). También presento más abajo un video complementario. Aunque la imagen puede ser más tentadora, le recomiendo primero que escuche el podcast donde explico claramente  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos.

Si no le aparecen los player de audio y video, por favor refresque la página.

Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Podcast)




Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Video)

Este video es de una entrevista que me hicieron los amigos de TeleMedellín. La verdad no abordo directamente sobre  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, pero es un buen complemento para el tema central de esta actualización.






¿Alguna opinión? ¿Cree que falta algún punto para explicar mejor  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos? ¿o cree que no hay diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos?

No sea tímido, me encantaría escucharlo. O al menos recomiende este post a través de e-mail, twitter o facebook. Mil gracias

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y(...)

16 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Quitiman, tu blog me hace creer de nuevo en la navidad, irradia cosas lindas y puras, llenas de paz y de esperanza para la gente bella de este hermoso y rosado país. Siguenos endulzando la vida con esa fe y optimismo que muestras en cada uno de tus tiernos blogs. Por fa, pon en el blog una foto de Hello Kitty. Sigue así Quitiman, nunca cambies, eres genial.
    ——–

  2. RoloCapitalino

    SI SEÑORES!!! Que buen blog… porque sabemos que BOGOTA DISTRITO CAPITAL es lo mas lindo que tiene este pais, porque esta es la “CIUDAD DE TODOS” porque aca le abrimos la puerta a todos y no se la negamos a nadie!(excepto a los hps antioqueños que solo vienen a envidiarla y cagarsela) Porque con sus 8 millones de habitantes la HELADA NAVIDAD BOGOTANA ES MAGICA, como en las grandes capitales del mundo de la MITAD NORTE DEL GLOBO! Anoche 3 millones de personas visitaron las calles del DC a altas horas de la noche para admirar la belleza de la CAPITAL QUE NOS VIO NACER Y CRECER! Te Quiero mi amada Bogota, eres lo mas lindo que dio este mundo! Ojala te despojaras de todo ANTIOQUEÑO malaraza malagradecido que te envidia y al sentir la impotencia de no poseer tal casta y linaje BOGOTANO solo hace dañarte y maltratarte! Un saludo a todos mis coterraneos! Y DISFRUTEN LA NAVIDAD COMO EN SU CASA! QUE LOS BOGOTANOS LOS ATENDEREMOS CON LAS MANOS ABIERTAS! FELIZ NAVIDAD (menos a ti paisa hpta!)

  3. un blog bacano quitiman, creo que las luces del barrio y el recuerdo de la familia le permitieron tanta cursileria que escribió… al fin y al cabo la navidad como que se hizo para eso, para descubrir otra faceta de lo que somos y salirnos de la rutina de todo el año… la mejor prueba es que la mayoría de los comentaristas se han dejado conmover por su sensiblero blog, comprobación más que no es el único que se encuentra imbuido del ambiente navideño bogotano y que como colombianos y como latinos son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan… feliz navidad a todos…

  4. Que blog tan hermoso, bienvenido tu y todos los que piensen como tu a mi ciudad, quienes agradezcan las oportunidades que Bogota les brinda, a quienes no vienen aquí a despotricar y mal agradecer lo que aquí se les ofrece, bienvenidos quienes como tu encontraron la posibilidad de excelente educación la aprovecharon y ahora la retribuyen. Bienvenidos a esta hermosa ciudad quienes tengan el corazón abierto para encontrar las cosas hermosas que Bogota les tiene guardadas. Felices Fiestas.

  5. pobre dondionisio, merece un mejor sitio para vivir, yo en cambio, estoy en la otra orilla y leer su blog me emociona mas alla de la emocion, bacano poder disfrutarlo, de corazon te deseo y a toda tu COMUNIDAD una deliciosa fiesta de fin de ano, y por favor conserva ese lindo espiritu por que somos muchos mas que los dionisios del mundo.felicidades

  6. Muy bonito Blog, se nota que está contagiado del bello ambiente que inspira la navidad, es una época para estar bien, con todos los que los rodean, aunque a veces la entristezca la pérdida de algún ser querido. Pero en fin, es época de irradiar alegría, energía y optimismo a aquella criaturitas (niños) que hasta ahora empiezan a entender el significado de la Navidad. ¡FELICITACIONES!

  7. ANASTASIOAQUINO

    Siempre, siempre las personas celebraran la natividad como prefieren, algunas se refugiaran del ruido, otros preferiran el bullicio, pero todos en el fondo querran ver a su mundo personal, a su mundo local lleno de oportunidades con mas hombres y menos ciudadanos. Ojala asi como la ciudad se ha transformado, nosotros citadinos empedernidos tengamos como una de nuestras mejores virtudes la tolerancia…. Feliz navidad compañeros

  8. lo felicito por el articulo y personas como usted son bienvenidas a esta ciudad, que no siendo de aqui la quieren y la respetan,bogota es una ciudad que con todos sus problemas como toda capital esta abierta a todos una ciudad de todos generosa y hemosa.

  9. que bien QUITIMAN la gente como tu siempre será bienvenida,,,la gente con ese tipo de pensamiento no solo ha hecho esta la mejor ciudad de colombia si no que también han logrado de alguna manera evolucionar economic,social,e intelectualmente,,,,me siento orgulloso,,,por que fuera de todo un capitalino no es precisamente quien nace aca sino una persona que piensa de esa manera.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar