Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Bueno amigos, brinden por mí porque a partir del próximo domingo se agregará un febrero más a mi calendario vital. Se que la fecha para muchos (tal como pasa en Navidad y Año nuevo) es de suma tristeza, pero para mí los cumpleaños siempre han sido de abrazos, besos, tortas, velas, soplos, alegría y festejo. Sin embargo esta nueva edición de 25 de febrero me está produciendo un mariposeo en la barriga y un sabor agridulce en la boca que me indican que mi ‘happy birthday’ versión 2007 tiene “algo” diferente.
 
¿Qué será ese “algo” diferente de este aniversario de vida? ¿Será la sensación de que “el barco del éxito” me está dejando? ¿Será la certeza de que ya no soy un muchachito y que si no me pongo las pilas pronto seré un cucho fracasado? ¿Será la certidumbre de que las fuerzas ya no son las mismas que antes y que las canas amenazan con brotar? ¿Será la evidencia de que esos alucinantes sueños de infancia y juventud ya definitivamente no podrán ser?… ¿Será esto, será aquello; será, será…? ¿Qué será lo que me está pasando?
 
Las respuestas nunca llegan lo rápido que uno quisiera, pero los sentimientos si siguen fluyendo en mi interior a medida que escribo esto y si bien ellos no solucionan nada si me hacen sospechar las razones para que exista algo de nostalgia al saberme un novel treintañero. Dentro de las posibles causas de mi leve depresión cronológica está mi condición de papá y el arribo a mi quinto año de casado ¡Ya tengo una chiquita de treinta meses y una consorte que me ha aguantado un lustro! Eso de sólo leerlo me encima dos años más y si ustedes revisan mi rutina semanal verán como soy un auténtico hombre de familia; entendiendo eso de “hombre de familia” en el sentido de “papá anticuado” al mejor estilo de nuestros propios viejos; mejor dicho esa expresión denota a un típico asalariado que se rompe el espinazo cumpliendo un horario laboral, pellizcando unas cuantas horas extras y que se duerme parado en Transmilenio sea en las gélidas madrugadas o en las ateridas noches capitalinas. Eso sin olvidar la cara de angustia que todavía muestro cada vez que me enfrento a los cinco recibos públicos y a la cuenta del mercado que mes a mes pago cumplidamente (“pagamos” dice la cartilla ya que mi ‘jermu’ también aporta y también mañanea y trasnocha; sólo que ella no se duerme en el bus matutino ya que allí se maquilla y tampoco pega el ojo en la noche por estar de guardia frente a los tipos que pretenden propasarse).
 
Total, la vida te madura biche como los aguacates; te madura a los golpes y aquí no hay tutía que valga: o pone uno los pies en la tierra y asume su destino con valentía y berraquera (más una buena dosis de humor y otra de resignación) o sucumbe ante el vértigo de situaciones que desde que uno cumple mayoría de edad te atacan por todos los flancos; realidades que parecen ensañarse más cuando uno adquiere responsabilidades paternales y conyugales.
 
Pero ¿por qué tantas quejas? La intención de esta columna no era verter amargura en estas líneas virtuales; tampoco dejar la impresión de que estoy abrumado por los almanaques que llevo encima ¡Al contrario! Era compartir con mis escasos lectores el júbilo de fondo que experimento cuando reviso mi fecha de nacimiento en mi todavía reluciente cédula de ciudadanía. Si acaso expresé sílabas de melancolía en los tres párrafos anteriores ello debe tomarse como un rapto de cordura en medio de la locura que aviva la cotidianidad en la que todos los días me desenvuelvo.
 
Ahora si paso a celebrar mi trentenio. Me siento congratulado de mi trigésima efemérides porque, como dicen las féminas: “hombre casado se vuelve más interesante” y de mi hija porque como dicen las adolescentes “y si es papá, más experimentado es”… Así mismo, me siento orgulloso de mis 31 febreros porque ellos son el justo punto medio entre el brioso ímpetu del joven y la calma pensada del adulto. Estoy en una faceta de existencia en la que se amalgaman en porciones iguales la fuerza y la maña; la potencia y la maestría. Estoy, como todos los de mi edad, en lo que los antropólogos llaman una época liminar, de paso, de frontera y ello nos hace ladinos; nos convierte en un invencible híbrido que combina agilidad con astucia ¿hay, entonces, motivos de peso para desconsolarse? ¡Claro que no! Sólo un torpe lloraría ante semejante panorama de posibilidades de disfrute en la vida.
 
Ya con nuestros años sabemos escoger una película en el cine (ya no nos mamamos los ‘huesos’ que Hollywood nos envía), un restaurante que combine precio con sazón y sabemos separar un espacio para nuestros gustos y hobbies. Ya detectamos la candidez natural de una mujer con la ingenuidad simulada que muchas esgrimen para atrapar incautos (es decir, hombres de menos de treinta abriles). Ya conocemos lo suficiente la ciudad y el país como para que no nos metan los dedos en la boca cada vez que viajemos por la city o cuando hagamos maletas pa’ más lejos; y ya hemos aprendido lo suficiente del sexo como para presentir que la década que tenemos por delante es de total delicia y placer. Bien lo dice el adagio popular: “cuanto más canas, más ganas”. En fin: si en algún momento uno se siente poderoso y rey del mundo es ahora; lo de antes era un sueño y lo de después es una ilusión: sólo se puede ser invencible e inexpugnable de los treinta a los cuarenta, lo demás no existe o por lo menos no lo considero por ahora (entiéndanme y déjenme ser feliz en estos diez años). 
 
Acabo este post con el alivio de que mi papá que ronda los 60 años nunca lo leerá y con la tranquilidad de que mi hija todavía es una bebé que tardará años en comprender lo aquí escrito. El problema es mi mujer: ella si me lee (es una de las diez personas que aun lo hace) y ella si sabe a qué me refiero; bueno, aunque eso también es una ventaja ya que siempre será bueno tener al lado a alguien tan optimista y tan crédulo como yo… Amor ¿me crees? Más vale que sí porque esto también aplica para ti. No olvides que este año llegas al tercer piso y quizá este panegírico te sirva de algo cuando te entre la ‘depre’ de los treinta. Consolémonos juntos y esta noche hablamos en casa.
 
Hasta la próxima amigos.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Visited 90 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

David Quitián es padre de Luna, seguidor de la "Mechita", latinoamericano hasta los tuétanos y sentipensante de la Colombia profunda. Es sociólogo y magíster en antropología de la Universidad Nacional de Colombia y PhD en antropología por la Universidad Federal Fluminense (Brasil). Sus trabajos más destacados indagan sobre los cruces del deporte, las identidades/alteridades y las violencias. Se desempeña como investigador y profesor universitario en Villavicencio. A Quitiman lo puede seguir en Twitter en @quitiman

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Supongo que cada quien en su familia, como los de la(...)

2

Me animé a hacer este post sobre la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos a manera de podcast. Son 10 minutos muy amenos e informativos, creo yo, para cambiar un poco el formato y acercarme a ustedes de una manera diferente. En un reciente post de este blog mencionamos los dos errores más comunes en una estrategia de redes sociales, y esta actualización es de alguna manera una continuación. Puedo adelantar que ambas actividades no son lo mismo, que sí existe diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos, pero que definitivamente son complementarias. Quise ilustrar esa diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, como un equipo de ciclismo que se complementa (¿estará muy forzado?). También presento más abajo un video complementario. Aunque la imagen puede ser más tentadora, le recomiendo primero que escuche el podcast donde explico claramente  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos.

Si no le aparecen los player de audio y video, por favor refresque la página.

Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Podcast)




Diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de contenidos (Video)

Este video es de una entrevista que me hicieron los amigos de TeleMedellín. La verdad no abordo directamente sobre  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos, pero es un buen complemento para el tema central de esta actualización.






¿Alguna opinión? ¿Cree que falta algún punto para explicar mejor  la diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos? ¿o cree que no hay diferencia entre marketing en redes sociales y marketing de Contenidos?

No sea tímido, me encantaría escucharlo. O al menos recomiende este post a través de e-mail, twitter o facebook. Mil gracias

3

¿Cómo evitar el robo con escopolamina o burundanga?, sus peligros y(...)

22 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Hola… soy uno de los 10 “esporádicos” que pasan por aqui a leer y comentar de vez en cuando, y como tambien cumpli años en este mes pues felicitaciones mano, mucho pulso y exito en sus cosas, yo acabo de entrar a la desunda parte de mi 2do piso…espero llegar a los 30 o 31 o 45 o 55 o 60 o 72…o hasta cuando sea con la tranquilidad de haber vivido son hacer daño y haber cumplido por lo menos uno de mis sueños….para eso habrá tiempo
    ——–

  2. Felicidades, que cumpla muchos mas, llegar al tercer piso es muy duro, digamelo a mi q acabe de hacerlo, pero veo q usted lo ha hecho muy bien eso en base a una familia que siempre lo apoya, en mi forma de ver los 20 fueron para sembrar de aqui en adelante son para recoger; igualmente me sumo a los diez lectores fieles que tiene, sus cronicas son frescas,directas y muy amenas.

  3. FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!!!! Que cumplas muchos más, a mi parecer tienes razon, aunque todavia estoy en el segundo escalon y me falta para llegar al tercero, pero aun asi esas clases de depresiones se dan desde los 18…bueno si es que sientas cabeza…la angustia de que va hacer de mi vida …que voy a estudiar???.. como voy a pagar la U??..sere alguien en la vida ??? o sere otra infeliz ciudadana que se dejara comer por la cotidianidad de este mundo??? en fin… la vida es una sola y hay que vivirla al maximo cada instante…he aprendido que no hay que pensar tanto en el futuro sino vivir bien el presente y al maximo como si fuera el ultimo para tener un buen futuro…además David tú eres muy pilo!! y me consta, has cosechado buenos frutos y se que te esperan más exitos de ahora en adelante que Dios te bendiga y tus metas se cumplan

  4. Felicidades !!

    Te confirmo con mucho conocimiento de causa (tengo 39 años) que esta década que estoy a punto de abandonar ha sido, para mi, la mejor. La plenitud de los 30 no tiene parangón.

    Por cierto, me incluyo entre tus 10 últimos lectores y lo hago con mucho orgullo. El deleite que me provoca la lectura de tus crónicas, a través de las cuales siento latir el verdadero corazón de la Bogotá popular %u2013lejos de los cronistas del norte que no tienen ni idea de lo que se vive en el sur (lo mucho bueno y lo poco malo) -, no cesa.

    Como última reseña, te comento que estoy escribiendo desde Bélgica. Un admirador belga.

    Eric

  5. Le doy mi mas sentido pesame, porque acaba de entrar irremediablemente al tercer piso donde las oportunidades en este pais a partir de los 30 se comienzan a cerrar, !ojala¡ no este desempleado porque entonces comprendera lo que digo, la discriminación laboral por edad. eso que mencionarle lo fatal que es ser viejo en Chibchombia sin pensión o nada. Visite el blog palabrasdiversas.blogspot.com.

  6. HACE 2 AÑOS ME ALEJE DE ESTA CIFRA Y EMPECE EL EMPINADO CAMINO HACIA EL 4 PISO…Y AHI ES CUNDO UNO SIENTE LAS QUIMBAS PESAR, Y CUANDO LE DA A UNO MENOS AFAN DE LEGARA A LA ESTACION DONDE NOS ESPERA EL BOLETERO CON LA GUADAÑA…
    ASI QUE
    ¡¡A VIVIR SIN AFAN, VIEJO QUERIDO VIEJO¡¡¡

  7. holita profe..umm muy feo… tal vez.. David..nop mas bien amiguito!!!
    Super rico cumplir un añito mas de vida ehhhhhhhhh!!!
    sabes eh descubierto que es ese algo que hace diferente este cumple de los anteriores y es q tienes esta nueva amiguita… mentirasss… lo hace diferente el exito q tu labraste con tu esfuerzo, un esferzo que vale la pena, esfuerzo con el cual no solo conquistaras Colombia si no el mundo entero, le pido a Diosito que te mande muchas lluvias de prosperidades, mil toneladas de felicidades y muchooooooooooooooo…oos añotos mas de vida…por que te lo mereces… y yo te mando un abrazo gigantezco..”del osotototote”
    Marcela B1

  8. Buen Blog, Que bueno es contar con una persona optimista, es para llenarse de orgullo de contar con alguien tan especial, En fin Que estos 31 años te traigan mucho èxitos, amor y prosperidad, en compañìa de tu familia. FELIZ CUMPLEAÑOS

  9. Varias cosas primero tengo 30 voy para 31 y que crisis ni que nada, esta estapa es única. Lo otro, veo que están votando negativamente algunos comentarioz para cerrarlos, pero sin ninguna justificación, ya los ví y la mayoría simplemente expresan que el blog no les gustó. Ojo Quitiman, todos teemos derecho a expresarnos.

  10. fiuuu. con lo has escrito he confirmado una vez mas que tengo la famosa crisis de los 30.. para la los colegas (29-30-31 anos) y que estan viviendo de una u otra forma lo mismo. bueno mi apoyo.. para los que no lo han vivido y no lo viviran . que bueno!!.. para los mas jovenes.. solo les digo hay que vivirlo para sentirlo. aunque no es el fin del mundo .. si es una frontera entre dos etapas. se madura , y se de joven a cuasicucho.. mas no cucho hahaha ha yo tambien cumplo 31 . el 9 de marzo 🙂

  11. El racismo es una de las más claras señales de ignorancia … Además de este, la cobardía de estos personajes que seguramente nunca dirían estas ideas en la cara del autor … No es que me haya parecido el mejor artículo … pero ¡Los mediocres no pueden aspirar a algo más alto que criticar a los de éxito!

    Que triste es seguir leyendo cómo la ignorancia campea en la sociedad actual …

  12. Hay que llegar a esta edad para saber lo que se siente. Los que no han llegado, critiquen todo lo que quieran porque cuando suban al “tercer piso” van a recordar este excelente artículo. Los que ya pasaron, saben lo que pasa. Me uno a su causa y comparto su opinion, tener treinta no es para tener miedo, es para aprovechar la experiencia de la vida y planear el futuro. Ademas somos mas interesantes para el sexo opuesto, y tenemos mejor sexo opuesto al que se practica a los 20 años.

  13. Q BLOG TAN MALO, DEFINITAVAMENTE EL TIEMPO.COM LE DA UN BLOG A CUALKIER GATO COMO ESTE negro, UD CREE Q A MI ME IMPORTA Q UN NEGRO CUMPLA UN AÑO MAS D SU MISERABLE VIDA??
    NEGRO YA DEJA D DARTELAS D INTELECTUAL Y MOSTAR Q HACES EL INTENTO D ESCRIBIR CON COHERENCIA,BOGOTÁ JAMAS ADOPTARIA A UN negro,MEJOR A MANTENER A TU FAMILIA D SIMIOS A LA SELVA D DONDE VIENES !!!!!

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar