Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
¿Cuántas veces una fotografía de una rueda de prensa oficial resulta tan interesante? Si el secreto de la Coca- Cola es mixturar azúcar, coca y gas, el éxito de la postal que retrató a Chávez con Maradona, para romper relaciones con Colombia (con Uribe) es la imponente personalidad de los implicados. Zoom a los pixeles de una foto que codifica pasiones nacionales. 
Maradona ya había sido odiado por los colombianos. La culpable de esa tirria fue esta lapidaria frase: La historia no miente: Argentina arriba, Colombia abajo. Sin embargo, la historia si mintió porque el marcador fue la antípoda del pronóstico maradoniano: 5 x 0 ganaron los nuestros en la cancha de River. Diego Armando Maradona Franco no es historiador sino futbolista, eso está claro. Y el fútbol “es la dinámica de lo impensado”, como escribiera Dante Panzieri, otro ilustre argentino. 
Pero el odio por Maradona regresó ¿se habrá ido alguna vez? Las celebraciones a rabiar por la eliminación de la selección ‘albiceste’ del mundial africano, dirigida por Dieguito, no dejan lugar a dudas. Fue sorprendente ver cómo aparecieron, de la noche a la mañana, hinchas de Alemania que abrazaron el vaticinio del pulpo Paul que sentenciaba la calamidad de los del rio de la Plata. Cosas de la globalización, querido Diego. La rabia apareció -o resurgió o se creció- por causa de la infeliz coincidencia que retrató en el mismo escenario a Hugo Chávez y a Maradona, justo cuando el primero mostraba tarjeta roja a las relaciones entre la vino tinto y la tricolor para decirlo en términos futbolísticos. 
¿Qué culpa tiene el diez argentino de la decisión del presidente de Venezuela? Respuesta a priori: ninguna. Quizá su único pecadillo haya sido balbucear alguna ironía referida a los dos presidentes de este lado de la barrera: al titular Uribe y al emergente Santos. Pero el amarillismo mediático y sus millones de hooligans asociaron la aciaga -aunque esperable- decisión, con uno de los mensajeros: a la usanza del Medioevo ejecutaron al estafeta portador de malas noticias. El ‘Pelusa’ guillotinado, como en Sudáfrica 2010.
Pero en el imaginario colombiano existen otras razones para relacionar la decisión de Hugo Rafael Chávez Frías con el entrenador argentino: su ideología -o como sea se llame eso-. Los dos presumen ser “de izquierda”, Maradona, de hecho, es zurdo. En su época de coronel, Chávez ganó el brazalete de capitán de la patria de Bolívar al ser elegido por una arrasadora mayoría de venezolanos que votaron y siguen votando por él: si el lunes marchan dos millones en Caracas pidiéndole al inquilino de Miraflores que se vaya, el martes saldrán tres, exigiendo lo contrario. Su elección en 1999 semeja la aparición de El Diez dos décadas atrás: Maradona deslumbró, en el Mundial Juvenil de Japón, con sus fintas de malabarista y Chávez hizo lo propio con su retórica socialista. He ahí un genio y una figura. Gardel y el bravo Páez. 
En el cono sur nadie se atrevió a pedir la cabeza de Maradona en el único cargo más importante que la presidencia de la república: el de DT de la Selección Nacional. Los pocos que cometieron esa osadía (mejor sería decir la herejía) lo hicieron en voz baja, como implorando perdón, al anticipar lo que se les venía encima: el aplastante unanimismo en torno a la inmunidad del pibe de Villa Fiorito. De MaraDios no se discute. Eso está claro. Sólo Don Vito Grondona, patrón de la AFA y vicepresidente de Fifa por si acaso, fue el único que se arriesgó a moverle la butaca. Su artera jugada, peor que la patada asesina que le asestó Goicoetxea al volante gaucho en 1983, consistió en exigirle cambios en su cuerpo técnico. Primero Diego se cortaba un brazo. Asunto arreglado. 
Caminar sobre la cuerda floja no es faena ajena a ellos: Chávez sobrevivió a un golpe de estado y Maradona dos veces ha vuelto “del más allá”. Los cacerolazos y la raya horizontal del electrocardiograma no son causa de susto. Tampoco la guerrilla ni la droga que ven con cierta simpatía si tenemos en cuenta el pedido de Estatus de beligerancia que el artífice del Socialismo del Siglo XXI pidió para las FARC y el pasado cocainómano del autor del “gol de Dios” en el Azteca del DF. Eso es adrenalina al 100%. The seven- per-cent Solution. Caída de barrena como velocidad de crucero. Lo que no nos mata nos fortalece, parece ser la máxima que los anima en su heterodoxo actuar. 
Descarados para algunos. Políticamente incorrectos para otros. Des-chavetados para unos más. Pero nunca desapercibidos. Eso jamás. Sus presencias causan revuelo en las masas y disparan los ratings. Hay que preguntar qué sería de los noticieros colombianos sin los titulares que produce Chávez y qué sería de los últimos veinte años del fútbol argentino sin las noticias que genera Maradona. Detrás de la audiencia está la publicidad y a la sombra de ella, los dólares. La plusvalía de la imagen devenida en mercancía. Marx y McLuhan no se equivocaron. 
Eduardo Galeano afirma que el fútbol es la única religión sin ateos y Max Weber habló del carisma profético de los políticos. Religión y fútbol. Carisma y política. Maradona como dios, Chávez como profeta. Para sus detractores ese dúo no representa más que un aquelarre de dios luciferino con falso mesías. Marachavismo: binomio de populismo. Estereotipo de descamisados. Simultaneidad de retórica y demagogia. Desenfado coloquial y espontaneidad lunfarda. Gambeta y gambito turco. Comunión de criollismo con arrojo. Cielo e infierno fundidos en crisol. Coctel de bolivarianismo y peronismo. Gringos go home. Hugo y Diego: ángeles demoniacos venerados por feligreses dominicales a toda prueba. El del otrora Pacto Andino encanta desde la atalaya de “Aló presidente” y el de la Mercosur hechiza desde las bomboneras del mundo. 
Ellos son dos caras de la misma moneda. Ambos dividen. No admiten aguas tibias. Son de amores y de odios. Visceralidad pura. El de boina ladeada es adorado por legiones de discípulos, los “círculos chavistas”, engrasados con la savia del petróleo y el de la zurda imantada por hordas de fanáticos, miembros de la iglesia maradoniana, capturados por su sabia corporalidad con el balón. Carisma de líder tropical que re-inventa la tiranía de las bananas republic. Destreza cinestésico- corporal del deportista que re-crea la picardía del potrero y re-vitaliza la gracia del “sentimiento triste que se baila” -el tango- como lo definiera Santos Discépolo. 
Tres afinidades más, entre tal torrente de lugares comunes. Primera: el hijo en común; Evo Morales. Segunda: El Ché Guevara. Tercera: Fidel Castro. Al mandatario boliviano Chávez lo matriculó en el ALBA dándole buena mesada para la lonchera, mientras que Maradona lo llevó de la mano en su protesta a la disposición de Blatter de prohibir partidos a la altura de La Paz (bancándose goleadas como el 6 x 1 que Bolivia le clavó a Argentina). Los dos últimos son reclamados como faros del sendero. El héroe de Las Malvinas en “México 1986” (remember la dulce venganza futbolera frente a los ingleses) tiene tatuado en un hombro a Ernesto y en su única pierna, la izquierda, a Fidel; mientras que Chávez los lleva cosidos en el costado siniestro de su pecho: en el corazón. Castro es el padre putativo del mandatario bolivariano y el referente demagógico de su gobierno: Hugo todo lo hace evocando a Fidel. Claro que esa, como todas las relaciones filiales, es de mutua explotación: Cuba recibe petróleo + dólares y Venezuela azúcar, tecnología y talento humano. El octogenario guerrillero se surte del oxigeno del mandamás suramericano, así como el desahuciado Maradona fue salvado de las garras de La Parca gracias a su amistad con el dirigente del uniforme verde oliva, que pagó su tratamiento en la perla del Caribe. No faltará quien diga que el irónico uso de la sudadera Adidas, una multinacional despreciada por el régimen cubano, sea por solicitud de El Diego: la empresa de las tres rayas es el sponsor de la selección argentina.
Fidel. Qué personaje. De él se puede hablar meses enteros sin parar. Con él la polémica está garantizada. Confesar su amistad es ponerse en la picota ¿Es malo García Márquez por ser amigo de Fidel? Colombia parece haber zanjado esa cuestión olvidándose del asunto. La amnesia terapéutica de nuestro pueblo. Pero lo que no parece estar dispuesta a perdonar es la fotografía en la que Diego posó al lado de Chávez cuando se produjo la ruptura de relaciones binacionales. Como bien podría decir un compatriota seleccionado al azar, que prueba la veracidad de la tendencia estadística al ser militante del 80% que aplaude la gestión del señor del Ubérrimo: “Nos aguantamos que Shakira sea la novia eterna del primogénito del ex presidente De la Rúa. Toleramos que nos acusen desde Buenos Aires de ser los homicidas no culposos de “El Zorzal criollo” en Medallo. Nos tragamos el sapo que significó la no participación de Argentina en la única Copa América que celebramos y malganamos en 2001. Nos mordemos desde las uñas hasta el codo viendo como en la última fecha de las eliminatorias siempre trampean con Uruguay para sacarnos de los mundiales… pero que fuera de eso se metan con el único mito viviente que tenemos, aquel que superó la fama de Pablo Escobar, nuestra Evita Perón masculina que es Álvaro Uribe Vélez ¡Eso si que no lo perdonamos! No señor”. 
(Visited 121 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

David Quitián es padre de Luna, seguidor de la "Mechita", latinoamericano hasta los tuétanos y sentipensante de la Colombia profunda. Es sociólogo y magíster en antropología de la Universidad Nacional de Colombia y PhD en antropología por la Universidad Federal Fluminense (Brasil). Sus trabajos más destacados indagan sobre los cruces del deporte, las identidades/alteridades y las violencias. Se desempeña como investigador y profesor universitario en Villavicencio. A Quitiman lo puede seguir en Twitter en @quitiman

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Recientemente ha empezado a calar en redes sociales la idea de(...)

2

Por: MSc  Ramón Gabriel Aguilar Docente Tecnología en Gestión Ambiental Politécnico(...)

3

Este lunes siete de marzo finalizó la teleserie del canal TVN(...)

21 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. andresospina

    Hola, Quitiman.

    Si usted es uno de los bloggers inconformes por la eliminación de la sección blogs del home de eltiempo.com, le invito a escribirme a andres@elblogotazo.com.

    Tal vez unidos podamos lograr una reconsideración de este rediseño en una segunda fase.

    Parte de la idea de tener un blog en eltiempo.com era la visibilidad, y con este cambio la hemos perdido toda. ¡Buena suerte!

  2. Señor quitiman, tantos vericuetos y citas para mostrar una intelectualidad que no posee -se lo digo con respeto-, atropellan el buen criterio de los lectores con algo más de dos dedos de frente. Además, recuerde que “lo bueno, si es corto, mejor”. Sería bueno que condensara sus ideas, para que no parezca un megalómano intrascendente. Buen día, camarita.

  3. COMENTARIOACERTADO

    Mi antipatia por Maradona no tiene nada que ver con su acercamiento a Chavez. se debe a que es un pésimo ejemplo para las juventudes sanas del mundo, lo que nosotros entendemos es que Uribe no quería que Chavez asistiera a la posesión de Santos, y la mejor manera de impedirlo era rompiendo relaciones con el o haciendo que el rompiera relaciones como en efecto sucedió, sencillamente Chavez hizo lo que Uribe quiso.

  4. Independientemente, de los comentarios, del blog, de la actualidad mundial, del calentamiento global, de la explosión demográfica, de la miseria, de la ignorancia, !! que pinta de raponero la del bloguero !!

  5. Me imagino que el señor LEONARDOQ. debe ser un pobre frustrado escritor que no es capaz de escribir ni una frase para la madre de él, entonces se conforma con criticar e insultar a personas que tiene talento y vocación a la escritura, me da lástima de usted señor leonardo debe ser un pobre pendejo horrible por cierto criticando los aspecto físicos de los demás, pues es lo único que sabrá escribir porque no creo que la inteligencia le alcance para más. A legüas se nota que aunque no lo quiere aceptar es un fanático seguidor de quitiman pues no hay escrito en donde no opine asi sea basura. Superalo….

  6. Está muy mal informado el autor respecto a la imagen de Maradona en Argentina, tendría que haber consultado y se habría enterado que Maradona es un personaje al que muy pocos argentinos quiere, nadie se siente identificado con él, saben que fué un gran futbolista y eso se quedó en el pasado. Ahora es patético.

  7. La coca cola no solo mixtura azucar con coca y gas, sino que tambien asesina sindicalistas, se asocio con narco-paracos y se roba las prestaciones y liquidaciones de sus servidores. Lo digo porque con el codigo 1609 les trabaje 5 años y llevo 10 tratando de que se me haga justicia y nada todavia……despues no se quejen

  8. suramericano1

    Maradona ya no recuerda quien fue el, ahora lo único que le importa es ganar un poco de plata, por eso fue al mundial no por afición a futbol sino por ambición al dinero que apostó ilusamente con la intensión de ganar, pero no sólo perdió el puesto sino la apuesta, y le toco ir a hacerle gala de Chavista, para maquillarle la imagen al simio que sufre de ataques de grandeza. Bueno los dolares con los que pudo pagar Chavez la deuda de Maradona, ya sabemos de donde salieron, por allá de las montañas, de uno colaboradores con la causa Chavista que tienen mucho poder económico gracias a sus negocios internacionales de exportación de armas y coca…

  9. A los genios se les perdona todo, se les admira y nunca se olvidan porque ellos han sido y son una exageracion de la naturaleza…..a los unicos que no se les perdona es a los mediocres y son olvidados rapidamente.

  10. Quitiman, lo felicito. Cambió la foto esa de puro sicario de San Javier, y ahora parece es familiar de su afin politicamente Evo Morales. No sé, su estilo de andar insultando a todo el que no está de acuerdo con usted, al menos le había creado un estilo. Ahora dandóselas de ingenioso, tratando de ser sarcástico entre líneas, no le sale muy bien Yo le aconsejaría que siguiera de lambón maradoniano de frente sin avergonzarse, al fin y al cabo es su derecho.

  11. Lo que hizo e hicieron estos tontos ya paso no vale la pena que nos roben la atencion y el timepo: Maradona jugando fue bueno y ya, ahora no es sino un gordito engreido y con ganas de protagonismo. Y chavez no dejara de ser un mequetrefe, loquito cambia de opinion a su conveniecia, no los idiolatremos no los endiosemos son uno mortales comunes corrientes y farolones.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar