Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Desde que terminé mis labores en una compañía multinacional donde manejaba los temas de comunicación corporativa, comencé a hablar con diferentes empresarios y emprendedores sobre cómo manejan la divulgación y reputación de sus marcas, encontrando una breve restricción sobre el tema, ya que varios de ellos consideran que la prioridad son las ventas y la inversión en actividades propias de marketing digital. Eso está muy bien, sin embargo, hoy quiero retomar este tema para enfatizar en por qué una marca necesita apostar por la comunicación. 

La tarea no es fácil. Cuando se habla de comunicación (bien sea entre parejas, amigos, familia o en el trabajo) se piensa en hablar, en contar los problemas y las alegrías, en compartir los sentimientos, los éxitos y los avances… pero la realidad es que hay mucho más de fondo ¡la comunicación lo es todo! como lo expliqué hace algún tiempo en mi ebook (si quieres descargarlo da clic aquí). En este post les voy a explicar por qué una marca necesita aportar por la comunicación. 

  1. Una marca es invisible más allá de la ciudad o clientes habituales

Me refiero a que aunque tengas una clientela habitual que siempre está en contacto con tu negocio y te compra, ya que están ubicados en un mismo barrio o ciudad, la vida de los negocios (y en general) va cambiando constantemente. Ejemplo de estos cambios puede ser que la competencia crezca y comience a generar valor para atraer a tu clientela (Pasa mucho, ¿cierto?) o que por cosas del destino tengas que trasladarte a otra ciudad y, por ende, abrir las puertas de tu negocio allí… Si en ese nuevo lugar de trabajo no tienen referencias sobre tu negocio, o si tu clientela habitual no se siente fidelizada porque no les proporcionas contenido de valor, la conclusión es que tu marca es invisible y tendrás que iniciar de cero. 

Esto no es cosa de las grandes empresas, esto es de todo aquel que quiera ser visible. Por ello es necesario innovar, contar tus logros, tus desafíos, etc. 

Sin comunicación no te conocen… Y si no te conocen, no te compran.

  1. Qué se dice sobre ti y sobre tu marca

Ya tienes claro qué es importante, pero ¿cómo saber qué decir? Aquí viene una frase muy buena que traigo de la experiencia de mi colega Borja Gómez: “Tan importante es que hablen de ti, como lo que hablan de ti”.

Para poder llevar las riendas de la comunicación de la marca es importante planificar muy bien la estrategia a seguir. Me refiero a planear: qué quieres decir, cómo quieres decirlo y, sobre todo,  qué quieres que la gente perciba de tu marca.

Un ejemplo interesante para aclarar este punto es el del fabricante de zapatos. Qué será más importante decir: … que los zapatos son muy originales y de buena calidad, o que tienen comodidad y confort de acuerdo a la personalidad del cliente… ¡Esa es la cuestión! Que viva la estrategia de comunicación alineada a los objetivos del negocio. 

Todo es comunicación… Planéalo, contrólalo y sabrás lo que dicen de ti.

  1. Qué te aportan las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en un gran escenario para dar a conocer a las marcas, pero no puede ser la única estrategia de comunicación. ¡La comunicación es integral digital, offline, interna y externa!

Para que las actividades en redes sociales funcionen, se debe acompañar de otras plataformas y otras formas de comunicación. Como bien lo ha mencionado Ramiro Parias en su blog corporativo, cada una de las redes que están ‘de moda’ tiene una particularidad y está destinada a funcionar mejor para algo concreto. Por ejemplo:

Instagram: Fotografías desde el móvil. Es visual, rápida, espontánea y fresca.

Facebook: Formalidad, accesibilidad mundial, lugar para escribir sin limitaciones.

Twitter: Opiniones, libertad, frases cortas y directas.

  1. ¿Reputación, reseñas y testimonios?

¿Por qué una marca necesita apostar por la comunicación? Porque hoy en día antes de hacer una compra, visitar un lugar, reservar un hotel, hacer un curso, etc,, siempre se quiere saber qué opiniones tienen otros usuarios. Esta es una nueva forma de consumir productos o marcas y se ha convertido en una parte fundamental de los negocios. Por lo tanto, la reputación es el mayor intangible de una marca, y se debe cuidar para su crecimiento. Esto se logra comunicando la experiencia del usuario, entre otras cosas. 

  1. Tu imagen sí importa

Este es un llamado para decirles que no solo importa la imagen de la marca, sino también la tuya como cabeza del proyecto. Si tú no tienes credibilidad, ni autoridad, ni prestigio, tu marca tampoco lo tendrá. Por lo tanto, tienes que trabajar en conseguir una buena imagen personal, apareciendo en la prensa, trabajando tu página web o cuidando los pequeños detalles. Si eres emprendedor, líder de una empresa, gerente o algo así, es porque conoces del negocio, tienes experiencia y habilidades para transmitir buenos mensajes.

  1. Cuida los pequeños detalles

Una unidad en la imagen corporativa, como lo menciona Borja Gómez, dará sensación de fiabilidad y confianza. Así que se debe trabajar desde el inicio laimagen corporativa’. Es decir, el logo de tu marca, los colores que utilizas (que te representen y que se asocien a ti. Por ejemplo, si te digo manzana piensas en Apple y si te digo rojo pensarás en Coca-cola), la tipografía (tipo de letra) igualitaria en todos tus textos, misma dirección en tus discursos, cuida tu imagen también (o la de tus empleados) cada vez que estés en público, etc.

  1. Más allá del convencionalismo

Ojo, ‘no está todo escrito’. A cada instante nacen nuevas herramientas que puedes aprovechar para avanzar como marca y como profesional cuidando la comunicación. La imagen, tu discurso, el color… en definitiva, la dirección de tu estrategia de comunicación, y también tu estrategia como negocio. Recuerda: debemos hablar de integración de estrategias…

¡Cambia lo normal, lo tradicional! La comunicación marca la diferencia entre tú y tu competencia. La comunicación hará que un potencial cliente se decida a entrar en tu tienda antes que a entrar en la de tu competencia.

Espero que ahora sepas mucho más sobre por qué una marca necesita apostar por la comunicación, basada en una estrategia para tu empresa/proyecto/evento.

Recuerda: Sin comunicación no hay visibilidad, sin visibilidad no hay clientes, y sin clientes no hay negocio.

(Visited 310 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Nataly Leal busca ser una referencia en el área del mercadeo y las comunicaciones en Latinoamérica, transformando negocios para fomentar un ecosistema empresarial sostenible y respetuoso con todos los agentes implicados: las personas, el entorno social y económico y el medio ambiente. Tiene una fuerte orientación a la consecución de resultados exitosos a través de la inclusión de tácticas y acciones de comunicación integradas en marketing. Líder de equipos multidisciplinarios, con una experiencia de más de 15 años en comunicación corporativa y marketing (del tradicional y digital) para empresas multinacionales y nacionales de diferentes sectores empresariales. Comunicadora Social, periodista, escritora y madre de un niño que inspira su vida.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En este sistema nos hacen creer que solo existe una sola(...)

2

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

3

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar