Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por F.M.J.

hi-brazil-soccer-852-8col

Estamos felices con el desempeño de Colombia en el mundial de fútbol. 20 años después, todos los que vimos nuestras infancias destrozadas por el fracaso rotundo en EE.UU, comenzamos a sentir un ligero alivio, un pequeño exorcismo de los demonios que nos han atormentado estas dos décadas.

Las razones que provocaron aquel fiasco son cada vez más de dominio público: la incidencia del narcotráfico, las amenazas de muerte a los jugadores, la expectativa desmedida, la inexperiencia del equipo técnico, el subdesarrollo mental, entre otras.

Hoy, la selección de fútbol está en boca de todos gracias a sus históricos nueve puntos en la fase de grupos, a la habilidad de sus jugadores y la sabrosura con que celebran cada gol. Este protagonismo ha atraído comentarios predecibles por parte de personajes detestables del primer mundo, como la ex-embajadora de UNICEF, Nicolette Van Dam, o los locutores radiales australianos, Matt Tilley y Joe Hildebrand.

Es natural que nuestro país se relacione con el narcotráfico y la cocaína, siendo potencia mundial en la materia durante décadas. Sin embargo, parafraseando al infame Miguel Nule, la condición mafiosa es inherente al ser humano y debería extenderse a muchas más latitudes y sectores de la realidad, empezando por la propia organización responsable del campeonato mundial de fútbol: la FIFA.

La manera como esta multinacional “sin ánimo de lucro” llena sus arcas de forma exponencial, interviene sobre las propias leyes de los países para beneficiar a sus patrocinadores oficiales, amaña partidos para ayudar a ciertas casas de apuestas o recibe sobornos para adjudicar “a dedo” las sedes futuras del máximo torneo del “balompié”, son comportamientos dignos de cualquier cartel colombiano de la época dorada del narcotráfico, la misma de USA 94.

Podríamos seguir el recorrido a lo largo y ancho del planeta, encontrando otros nombres con siglas de ilustres carteles como la OMS, el FMI, el G8, etc., controlados por los países que extienden un dedo acusador hacia Latinoamérica por abastecerlos de incontables toneladas que han significado el fin de millones de tabiques en Europa y Norteamérica.

Por lo pronto, salgo para el supermercado a llenar un par de carritos con copiosas cantidades de alcohol, pues el IDEAM ha pronosticado una nueva ley seca para este sábado, en el que podremos atentar una vez más contra nuestros hígados, sea por la gloria o el despecho.

Luck and death.

 

______________________________________________________________________

Síganos en:

Facebook.com/Dardosalcoco  Facebook.com/DardosAlCoco 

@Perrocoloquial  @DardosAlCoco

 

Entradas anteriores:

– Pronto te podrás desPachar de nuevo. Carta a un apasionado elector

– ¡Súbase al bus de la anti-rebeldía!

– Colombianos: y ahora, ¿qué?

 

(Visited 148 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Los Perros Calientes no siempre dicen la verdad, pero al menos lo intentan. Expertos en NADA, opinan sobre TODO y siempre recogen los “regalitos” que dejan.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

3

La motivación, esa palabra que suena como el ingrediente infaltable en(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar