Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Foto: cortesía de Ernesto Benjumea. Fotógrafo:  Alberto Hidalgo

Foto: cortesía de Ernesto Benjumea. Fotógrafo:  Alberto Hidalgo

¿Cuándo surgió la idea de ser actor? 

Yo andaba decepcionado por no haber podido estudiar medicina, mi papá me invitó a actuar y no me encantaba, pero no me molestaba. Después decidí intentar estudiar y a la segunda clase del primer día, ya sabía que no quería hacer nada distinto en la vida. Fueron cuatro años todos los días todo el día y una de las mejores épocas de mi vida.

¿En dónde estudiaste? 

Estudié en el Teatro Libre de Bogotá, estaba en trámite que esa escuela se volviera una facultad de una universidad, pero en ese momento no se dio. Ahora estoy terminando una profesionalización con La Universidad de Antioquia, han sido tremendamente gratificantes ambos procesos, tan diferentes y cada uno en su tiempo.

¿Te identificas con algún personaje de los que has interpretado? 

Con todos de alguna forma, desde los más perversos, hasta los más ingenuos, incluso con una señora anciana de ochenta años que hice para teatro.

¿Con cuál director has trabajado mejor? 

Hay directores que conocen cómo trabaja un actor, otros no lo saben pero confían en que se puede dar más y no paran de exigir al tiempo que dan confianza. Cuando me pongo en plan de destacar personajes en mi vida profesional pienso en mis maestros, desde mi padre hasta varios que tuve en las dos facultades.

Foto: cortesía de Ernesto Benjumea. Fotógrafo:  Alberto Hidalgo

Foto: cortesía de Ernesto Benjumea. Fotógrafo: Alberto Hidalgo

¿Cómo es el proceso creativo para interpretar a un personaje? 

Siempre es distinto, casi siempre parte del texto pero, a veces, se tiene la fortuna de encontrar modelos muy cercanos que se identifican con ellos. Aunque la mayoría de las veces no es un proceso, más bien es una suma de trabajo desordenado que termina logrando una especie de aparición milagrosa. Si se trata de contar un secreto, el único que me dijeron desde el principio y que he podido constatar es trabajar mucho.

¿Qué prefieres: teatro, cine o televisión? 

Me gusta actuar en todos los medios. En televisión depende mucho del peso del personaje, que tenga muchas escenas; en cine se siente un gran riesgo, lo que hagas no podrás mejorarlo; y en teatro aparece el arte del actor, mucho ensayo y repeticiones para unas líneas y, además, el vértigo de lo vivo y lo presente.

¿Qué tanto ha cambiando tu forma de actuar? 

Cuando tenía 19 años me contaron que solo a los cincuenta uno podría ser un muy buen actor. Aspiro que estén cambiando cosas porque ya es tiempo.

¿Qué consejo le darías a las personas que quieren incursionar en el medio? 

Acostumbro a decir que la televisión es tan generosa que le da trabajo hasta a los actores. Mi consejo es que se apeguen a lo que crean porque ahí entra cualquiera con un poco de suerte. Si por otra parte quieren ser actores, les recomiendo decididamente que estudien en alguna de las, como quince, facultades de maestrías o licenciaturas de arte dramático que hay en el país; eso no los hará más exitosos pero los hará actores.

¿Qué es lo más complejo y qué lo más placentero de tu carrera? 

Lo complejo es la inestabilidad y la injusticia de que muchos, incluso grandes actores y actrices no cuenten con lo mínimo para darle tranquilidad a sus familias o con una pensión. Lo más placentero es todo lo demás.

Foto: cortesía de Ernesto Benjumea. Fotógrafo:  Alberto Hidalgo

Foto: cortesía de Ernesto Benjumea. Fotógrafo: Alberto Hidalgo

¿Ahorita que estás haciendo?

En teatro, con un combo, acabamos de ganar una beca de directores de Idartes para hacer un montaje que se llama Hierba Mala. Acabo de terminar La Invitación donde fui actor y director, y estamos estrenando Contussas, la cual también dirijo. En televisión está reciente la aparición de la historia del caso Colmenares en Netflix y el estreno de Bolívar, que todavía no disponible en Colombia. Además estamos empezando el rodaje de un gran proyecto con Fox para Telemundo. Por otra parte, hago parte de un grupo con el que creamos contenido, y en este momento hay una serie comedia que está teniendo un muy buen camino y de la que espero que pronto podamos adelantar noticias.

¿Cuéntanos cómo es un día en tu vida? 

A ese inventario le faltan un par de cosas, más el gran compromiso que mantengo con mi familia y mis hijos ya muy grandes: Los días son bien movidos, veo mi agenda semanal y es muy variada.

¿Qué tipo de actor eres? 

Soy un actor comprometido con mis personajes, me siento muy bien haciendo comedia pero me divierto haciendo malos y me disfruto los “buenos de la película”, sobre todo cuando son papás o políticos honestos. Hago de todo, creo que muchos actores colombianos funcionamos así.

¿Cuales son tus próximos proyectos y en donde te podemos encontrar? 

Además de lo mencionado para teatro y televisión, debe estar cerca el estreno de un par de películas que disfruté enormemente cuando las rodamos, una con Jacques Toulemonde y otra con Peto Restrepo.

Por: Molen Antolin (@mousi)

(Visited 2.349 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Content Creator & Media Consultant| PR| Creative Talent Curator|Attorney at Law .Con más de nueve años de experiencia en el mundo editorial. He colaborado con Vogue Italia, Stampa.it, Yahoo.it, Fashion Tv, Daily de Mercedes Benz Fashion Week México. Actualmente escribo en el periódico El Heraldo de México y El Tiempo (Colombia).

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

2

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar