Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Un año más vieja, un año más hermosa a pesar de sus profundas contradicciones. La semana pasada Bogotá cumplió 477 agostos y, en medio de una de las peores crisis institucionales de su historia, las encuestas de cara a las próximas elecciones de alcalde se mueven incipientemente. Una de las pocas cosas claras que hay respecto de la intención de voto de la gente es que, una vez más, no habrá un candidato que pueda alardear ventaja significativa respecto del resto de sus adversarios, ni mucho menos alguien con un dominio anticipado de cara a los comicios de octubre.

De acuerdo a la última indagación adelantada (alianza Red + Noticias, Caracol Radio, y Cifras y Conceptos), a dos meses de las elecciones hay un empate técnico entre tres viejos conocidos de la política tradicional, quienes representan corrientes políticas más o menos distinguibles: Clara López (Polo Democrático) Rafael Pardo (Partido Liberal y Partido de la U)  y Enrique Peñalosa (Independiente y Cambio Radical). Como para poner la cosa más apretada aún, un cuarto mosquetero aparece en escena: el voto en blanco, que alcanza los niveles de popularidad de los ya mencionados aspirantes al Palacio de Liévano. Finalmente, bastante más atrás, un tal Pacho Santos y su rocín Centro Democrático dan brinquitos para no perder definitivamente el ritmo de los trotones aspirantes.

¿A qué se enfrentará el nuevo alcalde de Bogotá a partir del primero de enero de 2016? Decir que a una ciudad incluyente, próspera y segura sería tapar el sol con dedo, porque nuestra urbe nunca ha estado más cerca de parecerse a un caldo de cultivo de caos y revolución. Pobreza y desigualdades sociales por doquier; infraestructura indigna en una de las ciudades más grandes e importantes de la región; niveles de inseguridad que no bajan a pesar de repetidos intentos de pacificación; ausencia absoluta de sentido de pertenencia y cultura ciudadana; y hasta odio de clases. Si bien es cierto que las comparaciones son odiosas, creo que desde el remesón del 9 de abril de 1948 la capital de Colombia no se enfrentaba a un panorama tan crítico.

Por supuesto, a la hora de establecer responsables, sería no sólo ingenuo sino torpe endilgarle culpa exclusiva al mandatario de turno o a un período específico de gobiernos. Que quede esto bien claro: Bogotá es la que es hoy en día debido a que durante mucho tiempo se conjugaron de forma cotidiana corrupción, falta de planeación y ausencia total de solidaridad. Si bien es cierto que, por un lado, administraciones anteriores a la llegada de la izquierda al poder introdujeron reformas muy positivas para la urbe a nivel de cultura ciudadana y movilidad, y que de otro lado muy recientemente se saquearon las arcas de la ciudad a partir de la llegada al poder de un proyecto político de izquierda, nuestras infortunas son estructurales y de vieja data.

En ese sentido, creo que Bogotá requiere dos tipos de medidas de cara a su rehabilitación y encausamiento hacia un futuro más próspero:

Por un lado, su estabilización durante el próximo período debe prescindir del gobierno de los movimientos que representan la izquierda en Colombia. Insisto, si bien los problemas actuales de la ciudad no son consecuencia directa y exclusiva de la presencia de la izquierda en el poder, es justo y necesario que lleguen nuevos aires. Es justo porque independientemente de la individualización y sanción de los directos implicados de los actos de corrupción y soberbia que han afectado a la ciudad, esta corriente política debe asumir su responsabilidad por haber acogido y propulsado las candidaturas que terminaron en la elección de dichas personas. Y es necesario, porque los cambios, desde que no traigan consigo la destrucción de lo bueno que se logró con antelación, son positivos. En conclusión, lo que menos necesita Bogotá en este momento es continuidad política. Teniendo tan pocas opciones Carlos Vicente de Roux, pienso que Rafael Pardo representa una alternativa válida.

De otro lado, y a más largo plazo, Bogotá necesita su propio proceso de paz. No estoy hablando aquí de un asunto de conflicto armado entre rebeldes e institucionalidad, sino de una disputa de naturaleza social que existe entre los ciudadanos. Si bien la corrupción reciente fue un detonador certero de muchos problemas, aquellos no surgieron de forma espontánea con ocasión de la llegada de la izquierda al Palacio de Liévano ni mucho menos debido a sus opciones de gobierno hacia la justicia social. Este es un estigma que hace parte de la historia misma del país, y que refleja el drama general que la virulenta combinación de violencia y desigualdad le ha generado a nuestra sociedad. La ciudad caótica y violenta en la que hoy vivimos, es en gran medida el resultado de lo que sucedió en el resto del país con ocasión del agravamiento del conflicto armado interno en los últimos años, cuando se generaron grandes flujos de desplazamiento forzado hacia la capital, que no estaba preparada para afrontar semejante situación. El resultado: una urbe desbordada de gente y bajo crisis humanitaria, en la que además la falta de solidaridad para con los recién llegados generó que aquel tsunami demográfico se transformara en un nuevo escenario de discriminación e indolencia.

En esa medida, si bien es cierto que la ciudad afronta graves problemas a nivel de infraestructura e inseguridad, la búsqueda de soluciones a los problemas relacionados con pobreza y desigualdades sociales debe seguir siendo prioridad. Esto no quiere decir que los inconvenientes que se deben asumir en otros frentes son menos importantes, sino que más allá de las convicciones políticas de quien está en el poder hay una serie de objetivos normativos a los que debe apuntarse, como el de una sociedad más justa e incluyente.

Para terminar, uno espera que la gente mantenga la actitud fiscalizadora e incisiva respecto de todas y cada una de las políticas y actos de gobierno del nuevo burgomaestre, así como lo fueron con el saliente alcalde. Ojalá los medios de comunicación adopten la misma disposición censora que no perdía oportunidad para mostrar hasta el más mínimo fallo cometido por los funcionarios de la administración distrital, sin mencionar las frugales y profundas investigaciones que se realizaron con el fin de encontrar nexos entre quienes estaban en el poder y las mafias que tanto daño le han hecho a la ciudad. Sólo imaginen cuán útil hubiera sido esto si dicha labor se hubiera iniciado en períodos anteriores, y no sólo con ocasión de la llegada de un “exguerrillero y militante de izquierda” a la Alcaldía de Bogotá.

Twitter: @desmarcado1982

(Visited 2.689 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Estudió derecho y a pesar de todo, se creyó el cuento de la justicia social y a eso se dedica. Cuando no está sumergido en la tesis doctoral le interesa la música latina y alternativa, el ciclismo colombiano en el mundo, la historia del más allá y el más acá, y los problemas públicos a nivel urbano y rural.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2

La novia usa un vestido blanco con decoraciones verdes. Sus manos(...)

3

“Es un crimen que aún no se logra superar porque atenta(...)

9 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Buenos dias,

    Hubiera sido interesante saber desde su punto de vista porque Pardo es una opcion ?
    Y me pregunto si Bogota puede permitirse hoy de escojer un “alcalde opcion” .
    De toda evidencia los Bogotanos necesitan de un alcalde réalistà y con vision y para quien la buena gestion de la ciudad prima sobre los juegos politicos.

    YG

  2. Si Bogota necesitara un alcalde de derecha ô de izquierda candidatos no faltarian y la prueba es que Clara Lopez y Rafael Pardo représentan dos corrientes politicas sin embargo el error en el que caemos los bogotanos es pensar que un politico es capaz de asumir un puesto con tal alta responsabilidad, pues los problemas que aquejan la ciudad son de orden social: acceder à una vivienda dignà, al empleo, à un servicio de salud, poder contar con un servicio de transporte publico para todos, de espacios deportivos y culturales en fin encontrar una verdaderà calidad de vida, mas a esto se agréga la transparencia en la gestion de las finanzas. No es tarea simple para estos candidatos que saben bien del juego politico mas no de la administracion de esta metropolis. Asi senor Velazques Ruiz su articulo no es realmente pertinente ni objetivo Pardo podra saber manejar un ministerio mas lo veo muy flojo para dirigir la ciudad y ni hablar de Clara Lopez. Con ello quiero decir que Bogota necesita en el mejor de los casos un Mockus y porque no un Penalosa y si tiene tiempo y le intrigà saber el porque informés. …

    YG

    • Yamile gracias por su comentario a mi columna. En este tipo de actividad los que escribimos manifestamos opiniones que pueden o no ser compartidas por los lectores. Este no es un asunto de estar informado o no, le aseguro que me encuentro muy bien informado y capacitado. Símplemente creo que Pardo es la opción, y bajo la responsabilidad de mi columna ejerzo mi derecho de expresar que así como creo en él, no creo en otros candidatos como Peñalosa. Buen día.

  3. rodrigo946424

    Todo tiempo por largo que sea se cumple ……ya no mas con la izquierda en Bogotá ojalá se iluminen y den un cambio rotundo ahí lo tienen Peñalosa es el pollo por experiencia y capacidad

  4. Juan mesa, las soluciones son sencillas, precisas y concisas: 1. crear conciencia ciudadana, tanto a bogotanos como a foráneos, con verdaderas campañas sociales y de pertenencia. 2. Sancionar a quienes atenten contra el buen uso del espacio de los demás. 3. Educar y enseñar comportamiento (lo que hacía Mockus). 4. Elegir bien a quienes van a dirigir la ciudad y en caso de que no cumplan, destituirlos y vetarlos de por vida. 5. Crear infraestructura. Mi aporte, en caso tal, podría ser el de crear campañas sociales que enseñen a vivir mejor. Yo puedo con la parte intelectual. ¿cómo se podrían financiar?

  5. Que dolor ajeno da leer estos comentarios pero igual es la realidad no solo de Bogotá sino de muchas ciudades de Colombia, la falta de amor y sentido de pertenencia por lo que tenemos es lo que nos impide empujar hacia adelante. En ese sentido, Bogotá y Barranquilla se dan la mano, todos hablar de amor por su ciudad, las personas se ofenden si alguien se atreve a hacer un mal comentario sobre ellas pero cuando se les requiere para tomar acciones que propendan por un mayor sentido de pertenencia mediante acciones reales, todos se esconden y dicen que eso no les corresponde, que para eso están las autoridades y hasta ahí llega tanto amor. Por aquí es por donde debemos empezar el cambio, creando conciencia. Pero cómo? Quien tiene la formula?

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar