Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Fabián Salazar Guerrero. PhD. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual.

En algún momento de la vida miramos a nuestro alrededor y nos llenamos de desasosiego, y aunque los demás nos vean contentos y tengamos lo que “necesitamos”, se experimenta un sin sabor y un vacío existencial como si estuviéramos en el lugar equivocado.

Y a pesar de sentimos en esa incertidumbre, casi como una espina que nos mortifica, preferimos quedarnos quietos, ya sea por comodidad, por miedo al cambio, o simplemente porque aprendimos a soportar esa situación con distractores. Nos acostumbramos a nuestra zona de confort.

En esa situación de confort, irónicamente, nos enfermamos del cuerpo, pero aún más, nos enfermamos del corazón y de la mente. Y de manera callada nos llenamos de cansancio, de rencor, de resentimiento, de rabia, de desilusión, y finalmente nos sentirnos vulnerables y fracasados. Tenemos miedo de expresar ese descontento para evitar el qué dirán, para evadir que otros piensen que somos desagradecidos con la vida, para no tener que actuar, y por eso nos escondemos bajo un velo de disculpas y justificaciones para tratar de “engañarnos” a nosotros mismos.

Esta situación de confort nos lleva a vivir una serie de contradicciones:

– Buscamos la felicidad, y en cambio nos contentamos con pequeñas alegrías pasajeras e insignificantes triunfos vacíos.

– Queremos ser amados, y por otra parte nos dejamos atrapar en la manipulación, las falsas compañías y el aislamiento.

– Aspiramos una vida saludable, y mientras tanto permitimos intoxicarnos y maltratar el cuerpo y la mente.

– Deseamos la prosperidad, y a la vez nos encaminamos a una profunda pobreza afectiva, relacional y de imaginación.

– Ansiamos cultivar nuestra espiritualidad, y en su lugar nos dejamos atrapar por el materialismo efímero y los sueños desechables.

– Queremos una vida con sentido, y hacemos lo contrario al banalizar nuestro potencial de amar, de sentir y de disfrutar.

Si estas situaciones están en la vida es hora de reflexionar si ya es momento de hacer un cambio para dar el paso al abismo de la incertidumbre liberadora, para volver a las metas sin miedo a los juicios, para retomar aquello que le daba sentido a las luchas y sacrificios, para amar por el simple hecho de amar. Con sinceridad contéstate las siguientes 10 preguntas y saca tus propias conclusiones:

– ¿Eres realmente feliz?
– ¿Vives el sueño que tenías para tu vida?
– ¿Permaneces igual que hace cinco años?
– ¿Estás permanentemente cansado y de malgenio?
– ¿Sientes un miedo exagerado por el futuro?
– ¿Tienes algún pretexto que no te permite hacer cambios?
– ¿Sientes que vas para atrás en lugar de avanzar?
– ¿Te sientes insatisfecho con tu situación actual?
– ¿Te vives comparando con los demás?
– ¿Sabes que puedes hacer cambios y no tienes la fuerza para hacerlos?

Seguimos en contacto en:

Email: ciberteologosalazar@gmail.com

Youtube: Embellece tu vida fsalazarguerrero

(Visited 533 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

El teólogo Fabián Salazar Guerrero, ha dedicado gran parte de su vida al estudio de diversas denominaciones religiosas, visitando varios países y compartiendo enseñanzas con líderes de diferentes tradiciones espirituales. Su labor como consultor, junto a su reconocida trayectoria como investigador y profesor Universitario de Teología, le ha permitido acompañar procesos de integración interconfesional y reconciliación. Actualmente dirige la fundación para el diálogo y la cooperación Intereligiosa INTERFE y se desempeña profesionalmente como consejero espiritual personal y empresarial.

Más posts de este Blog

  • Vida

    Espiritualidad, poesía y contrastes

    Luego de dedicar tantos años de mi vida a la búsqueda espiritual, entre caminos de luces y de sombras,(...)

  • Vida

    Todo comienza con un primer paso

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual. La vida siempre es el regalo más grande(...)

  • Vida

    Espiritualidad en una sala de Aeropuerto

    Fabián Salazar Guerrero. PhD. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual La sala de espera de un aeropuerto es(...)

  • Vida

    Bendecir es bien decir

    Fabián Salazar Guerrero PhD. Doctor en Teología. Asesor en Belleza Espiritual   El bendecir, el “bien decir”, es un(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

“Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a(...)

2

Con el aumento de la xenofobia en los últimos meses, muchas(...)

3

Encontré un video que me pareció muy curioso. ¿Se han preguntado cómo suena el español en oídos de alguien que no lo hable? Pues en este video intentan responder algo parecido, no con el español sino con el inglés. Lo que dicen no significa nada; no son palabras coherentes, son apenas gibberish, no sé como decirlo; balbuceos, no palabras reales. La canción se llama así; Prisencolinensinainciusol.



Muuuuuuuuuy loco. Pero suena como si estuvieran cantando en inglés, ¿a que sí? Es es la idea.

Parece que cada lenguaje tiene una forma, algo tan físico que es casi visible, que lo rodea, que le da consistencia al sonar. Así es como lo siento. Aparte de cualquier objetivo cómico que haya tenido el que hizo el video (Levriero, sea quien sea), creo que hay algo real y sobretodo serio detrás de la idea.

El video es raro, de por sí. No tengo idea de el año en el que lo grabaron, ni quiénes son los que bailan. De cualquier forma, espero que les haya gustado.

dancastell89@gmail.com

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar