Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A una semana de su estreno, la nueva película de Disney, Encanto, reventó las taquillas a nivel nacional y para sorpresa de todos sus críticos, -qué pereza- también a nivel internacional. A consideración personal, la película es absolutamente espectacular. Retrata distintas regiones y sin duda da un mensaje muy contundente: Colombia es la expresión de mil colores. Muchos critican la historia que enmarca, pero pocos dimensionan el impacto positivo que tiene el cine como parte del soft power o en español, poder blando y su efecto en la economía. 

El cine es uno de los instrumentos de apropiación y distribución cultural más exitosos. Todos nos hemos sentido atraídos por países típicos del cine como Italia, Francia, Estados Unidos e Inglaterra, que han  logrado posicionar sus culturas a nivel mundial. Sin embargo, más allá de eso, el cine es una expresión cultural que en últimas se traduce en lo que los internacionalistas llaman soft power -en español- poder blando. Joseph Nye, ex subsecretario de Defensa para Asuntos de Seguridad Internacional de Estados Unidos creó el concepto al referirse a casos en dónde medios alternativos a la fuerza, como la cultura, el modelo social y valores políticos tienen la capacidad de modificar el comportamiento de individuos. 

Así como ocurrió con películas como Coco en México y Río en Brasil, para Colombia Encanto tendrá un efecto similar, que en últimas terminará dinamizando economías regionales y promoviendo el turismo y la inversión. La fiebre de Coco dio pie a una ruta turística y disparó las ventas de guitarras en el pueblo mexicano de Paracho (Michoacán) que había sido olvidado a pesar de su importante tradición artesanal. Igualmente, para el caso de Brasil, la agencia de promoción de inversión Apex Brasil, aprovechó para montar una campaña alrededor del valor turístico que ofrece su ciudad más emblemática, Rio de Janeiro. 

Para el caso de Colombia, si se capitaliza esta oportunidad que nos ha puesto en bandeja Disney con la película, podría ocurrir lo mismo y las autoridades públicas ya están al tanto. El departamento del Quindío está preparando de la mano de ProColombia una estrategia de promoción turística basada en Encanto. En el marco de la Corporación Quindío Convention Bureau se anunció el programa “Quindío con Encanto”. 

Igualmente, ProColombia no se queda atrás y está al frente del cañón para aprovechar el boom de la película. De la mano de distintas entidades territoriales y compañías del eje cafetero, están diseñando paquetes turísticos que muestren las referencias culturales y naturales que muestra la película. Sin embargo, la estrategia deberá estar basada en mucho más que la oferta de valor turístico -que incluso antes de la película ya es evidente-. Se deberá elaborar una estrategia para la atracción de inversión mostrando las industrias robustas que tiene el país y su capacidad de ofrecer servicios de alto valor. 

Así muchos escépticos y pseudointelectuales estén enfocados en resaltar cosas negativas de Encanto, ésta representa una oportunidad imperdible para abrirnos verdaderamente al mundo pero también de apropiarnos de lo nuestro y sentirlo en la piel. Ojalá sean más los que quieren usar alpargatas, tocar acordeón y comer arepa con queso para dinamizar las economías internas a raíz de lo propio. Indudablemente, el tiempo demostrará el efecto del poder blando.

(Visited 701 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales con énfasis en Gerencia Pública de la Universidad Externado de Colombia. Interés en economía, consultoría, administración pública, desarrollo económico y sector privado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

#CorteAbortoNo La pandemia de Covid-19 dejó 3.5 millones de muertes en(...)

2

Leí un texto que me hizo desempolvar un libro amado. Lo(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar