Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Mucho se ha hablado de lo peligroso que puede llegar a ser el populismo antiempresa y más aún de los candidatos que tienen como emblema político, establecer al empresariado como el culpable de todos los males de Colombia. Si bien es común que en aras de ganar popularidad los políticos establezcan un enemigo común como elemento unificador, el hecho de que el tejido empresarial sea el enemigo, es llamar a la autodestrucción en un escenario donde el futuro del país depende de la reactivación económica y de las medidas que tome el próximo gobierno para reorientar la economía en términos de reducción de deuda externa, políticas para la graduación de subsidios, generación de empleo y superación de la pobreza, entre otras. 

Hace ya veinte años, Álvaro Uribe Vélez ganó las elecciones a la Presidencia de la República utilizando a las FARC como enemigo común de la sociedad. Claro, en ese momento pensar distinto era prácticamente imposible luego de las fracasadas negociaciones del Caguán pero lo interesante es, el éxito de la estrategia del enemigo común como elemento unificador.  Ahora bien, hoy en día, varios candidatos al Congreso de la República y por supuesto, Gustavo Petro como candidato presidencial utilizan la estrategia del enemigo común para culpar al empresariado de todos los males que tiene el país. Pero ojo, a pesar de que él es el más evidente porque lo hace de manera discursiva, en las acciones de la derecha y partidos como el Centro Democrático y Cambio Radical están las iniciativas más antiempresa de los últimos 4 años. 

La lectura de muchos que defienden al empresariado es pensar inmediatamente que Gustavo Petro es el único que lo utiliza como enemigo común, sin duda lo hace discursivamente -pero no es el único en la contienda electoral-. Con propuestas como la del ‘patrimonio improductivo’, o incluso,  con la promesa de que en su gobierno las ganancias obtenidas por la supuesta reducción de costos de producción con la protección a importaciones, se distribuirán entre el empresario y los trabajadores, se acentúa el populismo de primer nivel que desconoce de manera descarada cómo funciona la industria y la lógica empresarial. Una ilusión irresponsable y mentirosa para los incrédulos y el primer paso para ahuyentar toda la inversión extranjera. Esto, sin mencionar la estolidez de la restricción a la repatriación de dividendos. 

Como ya se mencionó antes, el populismo anti empresa no pertenece solo a la izquierda. En la derecha agonizante también se encuentra y no solo ahora en elecciones sino a lo largo de los últimos cuatro años frente al dormido y torpe gobierno de Iván Duque. Para la muestra, la ley que reduce la jornada laboral cuyo autor es el expresidente Álvaro Uribe Vélez, sin mencionar todas las demás arandelas originarias del Centro Democrático que tienen los apellidos ‘fraternos’ o ‘solidarios’. 

Esto le abre una oportunidad al centro político representado por la Coalición de la Esperanza. Deben replicar la estrategia del enemigo común estableciendo al populismo como la verdadera amenaza a la prosperidad y el bienestar social. Alejandro Gaviria, Sergio Fajardo, Juan Manuel Galán, y Carlos Amaya han sido servidores públicos que se han caracterizado en su trayectoría política por tomar decisiones responsables y por su honestidad intelectual. La empresa no es santa pero tampoco es satánica, es indudablemente el motor del progreso social y debe ser la primera aliada de cualquier Estado y no su enemiga. 

(Visited 538 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales con énfasis en Gerencia Pública de la Universidad Externado de Colombia. Interés en economía, consultoría, administración pública, desarrollo económico y sector privado.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

 | El lado oscuro de Internet también está en Facebook:click acá! El(...)

2

Cuando despedimos a personalidades que de una forma u otra han(...)

3

Con el aumento de la xenofobia en los últimos meses, muchas(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar