Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

A Colombia le falta tristeza, de esa que paraliza ante la perdida de un ser querido. De esa que nos fulmina por un tiempo, cuando ante el vacío, todo se extraña: una voz, un olor, unas mañas, una mirada.

A Colombia le falta desesperanza, esa que se transforma en llanto colectivo, porque cuando las piernas no dan más de tanta lágrima derramada, no queda de otra que apoyarse en el vecino.

Tanta lucha en un tire y afloje que agota a viejos, jóvenes, de izquierda, centro, arriba, abajo o de derecha. Tanta rabia y remordimiento, tanto asco y agresión. De aquí p’allá, de allá p’acá, lo que nos hace falta es parar y echarnos una buena berriada.

Llorar a todos los muertos, sin importar el bando, encontrarnos en nuestros alaridos, para descubrirnos con la mirada borrosa, vernos los ojos  rojos e hinchados, honrar su memoria.

A Colombia le hace falta llorar a moco tendido mientras cuenta sus historias. Y pasarnos el pañuelo unos a otros cuando nos demos cuenta de que el dolor de la muerte no mira clase, raza, ideología o religión.

A Colombia le hace falta dejar de tejer futuros con retazos de corrupción, sangre y miseria, y aceptar con resignación todo lo que se ha perdido en tantas décadas de guerra. Aquí no hay Nación, no hay Patria, no hay Democracia, solo mucha división y apatía.

Valdría la pena hundirse un rato en una buena congoja, tocar fondo, regalarse un periodo de duelo para vaciarse de tanta mierda.

Y así, vacíos, limpios de los remordimientos de nuestro presente, que también será pasado trágico, podremos mirarlo con respeto, para reconstruirnos como sociedad.

Para amar nuestra diversidad, con sus logros y embarradas. Para creernos que podemos ser “país” sin necesidad de modelos de otras tierras. Porque en esa Colombia silenciada y olvidada, están muchas de las respuestas, es nuestro nicho de resiliencia.

A mí, que me dejen llorar un rato antes de resistir. Sólo así riego mis semillas que, a su tiempo, brotarán y florecerán.

“La grâce comble, mais elle ne peut entrer que là où il y a un vide pour la recevoir”. Simone Weill

@caroroatta

(Visited 3.924 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Periodista, editora audiovisual y Activista #ProVida #ProDiversidad #EnfermedadesRaras #WilsonDisease #MaladieWilson

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Amazonía: ¿Cómo conservar el conocimiento indígena ?

    Un estudio de la Universidad Javeriana (28 de enero) evaluó los cambios del conocimiento ecológico tradicional (TEK por sus(...)

  • Vida

    A Colombia le falta tristeza

    A Colombia le falta tristeza, de esa que paraliza ante la perdida de un ser querido. De esa que(...)

  • Colombia

    Abstención de abstenerse

    La Historia lo ha demostrado: "De tout temps la politique a été la science de l'absurdité", desde siempre, la política(...)

  • Vida

    Escenas en femenino

    I «¡Quiero cogerle esas teticas!», le gritó el hombre desde un camión. ¿Teticas?, se dijo, mientras miraba su pecho.(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Todos los capítulos de esta Tierra de Inmigrantes los puedes leer aquí. https://blogs.eltiempo.com/tierradeinmigrantes/2023/02/16/que-es-emigrar-a-un-pais-como-canada/   https://blogs.eltiempo.com/tierradeinmigrantes/2023/02/09/como-cumplir-tu-sueno-de-vivir-en-canada-con-immiland/-->Ser mamá en Canadá, -un país que no es el tuyo, donde el sistema de salud no es al que estás acostumbrado, y no corresponde a lo que creíste encontrar en el primer mundo-, ha sido una de las experiencias más retadoras y difíciles de entender desde que llegué.    Ustedes mismos sacarán sus conclusiones. ¡Bienvenidos!    Seguramente, cuando lean este blog, ya tendré en mis brazos a mi segundo bebé. Otro gran amor que la vida me ha dado. Cuando me fui de Venezuela, jamás hubiese imaginado que toda esta historia pasaría: uno se va, decide quedarse y sin saber, el amor llega y la familia crece.  Conocí al amor de mi vida en un taxi, nos subimos los dos al mismo tiempo, e inmediatamente supe que de ese taxi no me bajaría. A este viaje le sumamos un gordo hermoso y una princesa con pocos días de nacida. 

 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

En cuanto tuve a mi primer hijo, hace más de 18 meses, descubrí lo hermoso y gratificante que es, pero también lo fuerte y duro; no poder dormir bien, jornadas largas y agotadoras donde tu bebé depende 100 % de ti, sin olvidar que a la vez soy esposa, dueña de una empresa, Youtuber, abogada y consultora migratoria, por lo que mis trabajadores y clientes también depende de mí.    Entonces, ¿cuáles son los beneficios de tener un bebé en un país como Canadá?   Desde que llegué, veía a niños en la calle tranquilos, caminando, muchas veces solos o cerca a sus casas, jugando en sus bicicletas, con sus amiguitos, sin ningún miedo de ser raptados, violentados, o cualquier cosa mala que puede llegar a suceder en nuestros países. Yo hablo de Venezuela, que es lo que conozco y tengo como referente.  Aparte de la seguridad, otro punto a favor, es el sistema educativo: los day care o guarderías públicas son muy buenas y tienen un costo diario de 7 dólares, sin embargo, conseguirlas puede ser complicado, por las listas de espera de tres a seis meses. En una guardería privada se consigue cupo más rápido, pero el costo es de 1500 o 2000 dólares al mes en Montreal, donde yo vivo. Otro elemento atractivo es el nivel tecnológico existente para la seguridad de los niños -como la silla del carro que parece un búnker, las cámaras que ayudan a vigilar hábitos del sueño del bebé, la vasenet que se mueve sola si este llora y mide que tenga el corazón bien mientras duerme, las cunas inteligentes que imitan los movimientos del vientre de la mamá, con sonido-, en fin, muchísimos recursos para invertir y ayudarse.   [embed]https://www.youtube.com/watch?v=GaNQrUtIYo8[/embed]   Ahora, pasemos a la parte dura: la parte médica, la que yo les puedo hablar desde mi experiencia en Quebec. Una vez quedas embarazada e inicias los controles y chequeos, notas que es muy diferente a nuestros países. Primero, porque muchas veces es una enfermera la que hace el seguimiento, en lugar de tu ginecólogo o médico. Si ella ve que algo no está bien, lo reporta. Además de darte cuenta de que el médico que va a atender el parto, es el médico de turno, no el que lleva tu embarazo.   
’’No tener contacto directo con el ginecólogo, es un poco frustrante para quienes estamos acostumbrados a tener una cercana relación médico-paciente’’
  Algo que me sorprende, es que los equipos médicos de ultrasonido, por ejemplo, no los tiene directamente el médico, sino que están en el hospital público, donde te remiten. El técnico es quien envía los resultados al médico y una semana después te los comunican. O cuando el bebé está enfermo y requiere una emergencia, también lo refieren al hospital, y uno tiene que esperar a que lo llamen para hacer la revisión. 
Cuando nace el bebé y dan de alta, algo interesante, es que por parte del gobierno, envían a una enfermera pública a tu casa dos veces, durante dos semanas,-¡gratis!- para asegurarse que el bebé esté bien. Hasta ahí todo bien. Sensación contaría a cuando tienes que llevarlo al pediatra, y te das cuenta de que no será visto por este, sino por un estudiante o un family doctor, que es un médico general. Este médico determina si el bebé necesita ser referido a un especialista o pediatra. 
Aun así, el sistema funciona. Los canadienses lo aceptan y es la realidad en la que vivimos millones de migrantes y aunque debamos ser pacientes, hay que confiar en él. ¿Y por qué confiar? Porque a pesar de todo, nunca imagine vivir en un país, en el que el Gobierno reconoce la maternidad como un trabajo full time y por ende le da un año de pausa a los papás para que puedan criar a su bebé.  Así es Canadá, así de grande es este país y en siguiente capítulo les hablaré más de esto.  Con amor, Eddy.   Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en: https://www.immilandcanada.com/ https://www.youtube.com/@Immiland https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/   Todos los capítulos de esta Tierra de Inmigrantes los puedes leer aquí. https://blogs.eltiempo.com/tierradeinmigrantes/2023/02/16/que-es-emigrar-a-un-pais-como-canada/   https://blogs.eltiempo.com/tierradeinmigrantes/2023/02/09/como-cumplir-tu-sueno-de-vivir-en-canada-con-immiland/

2

Vivimos en una ciudad donde uno puede estar mirando por la(...)

3

Después de la reciente conmemoración del “Día del Hombre”, donde curiosamente(...)

13 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. La mayoria en Colombia no queremos gobiernos comunistas, no queremos volvernos Cuba, Nicaragua o Venezuela. Hasta cuando entenderan? No funciona. Los gobiernos comunistas tornan a todo el mundo pobre

  2. claragomez0729

    Este es un pais de ignorantes que desconocen la historia, donde nos han gobernado las mismas familias donde la corrupcion nos carcome dia a dia y mas sin embargo nos quedamos callados asi nos toque a nosotros, un pais de conformistas y complices de las atocidades que se cometen.

  3. yamile965200

    No, a Colombia no le hace falta tristeza, ni desesperanza, ni llorar mas, ya es suficiente y lo hemos vivido mucho tiempo para seguir y caer mas hondo, de hecho ya tocamos fondo, lo que si debemos hacer es aprender a decir NO MAS! A respetar nuestros valores y principios y si no tenemos pues crearlos y no aceptar mas lo inaceptable

  4. libardo936962

    Empatía es nuestra mayor carencia.Ponernos en el lugar del otro, especialmente del desplazado, del excluido y marginado. De las víctimas, que al final somos todos como todos somos victimarios por acción u omisión, por mirar para otro lado o por tirarnos al suelo y hacernos los muertos para no decir nada, para no denunciar, para ser cómplices.

  5. Lo que da tristeza es que una izquierda no haya aprovechado todos estos años, para demostrarle al ciudadano que es diferente. Corrupción, mala administración, clientelismo son los males que padece y que no la diferencian de lo que critica. Se propone una opción que en realidad no lo es. Es tan sólo el mismo camino ya transitado demasiadas veces. Es el espejo.

  6. claudiaalbiss0530

    Sufrimos de una incapacidad enorme de conectarnos con lo
    Profundo, es por eso que hemos vivido 50 años sumidos en la violencia rodeados de muerte, porque vivimos anestesiados, tal vez es el mecanismo de supervivencia que elegimos. Nada nos conmueve.

  7. elborrador1

    Mejor lloremos por todos los bandidos que han sido dejados en libertad; por las niñas que fueron violadas y sus violadores ahora son senadores; por las victimas de las farc que ven como sus asesinos reciben un salario que ni los policias y ni los soldados reciben ni recibiran. Lloremos por los secuestrados que nunca regresaron, o por los que regresaron y ven a sus secuestradores ricos con fincas robadas y miles de cabeza de ganado con plata mal habida. Lloremos por los billones (us$17) que se pierden por la corrupcion de los cepedas (su esposa), de los nule y de tanto politico que gozan de impunidad gracias al cartel de la toga. Lloremos por la mermelada repartida entre periodistas, y otros corruptos para hablar bien del acuerdo de paz. Lloremos al ver como Santos se roba el plebicito y firma un acuerdo de paz rechazado por la mayoria de los Colombianos. Y finalmente lloremos de alegria por habernos salvado de Petro con su petulancia, su falta de humildad, su creencia en quitarle al que ha trabajado para darle al que tal vez no. Ñapa: Lloremos por nuestros hemanos Venezolanos, Nicaraguenses y Cubanos, victimas de una izquierda recalcitante, que no suelta el poder por nada, que mata al que sea para mantenerse en el poder.

  8. No debes llorar sobre la leche derramada. Consejo gratuito para la izquierda. Cualquier movimiento que quiera ser alternativa real de poder en Colombia, lo 1° que tiene que hacer es desafiliarse de esa caterva de delincuentes llamada foro de São Paulo. Lamentablemente Polo, Verdes, Progresistas, farc, eln, etc., todos están metidos en ese mismo costal.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar