Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

La historia de Colombia no registra relaciones de cooperación más fecundas que las que hasta hace poco mantenían dos de los pilares más sólidos del actual despelote nacional: Duque y el gremio de las gallinas.

Tan estrechas eran esas relaciones, que, tras analizarlas a fondo, un agudo estudioso señaló ingeniosamente que “nadie ha podido quebrarlas: ni siquiera el gallo con sus endiablados y persistentes celos”.

Si embargo, la historia contará otra cosa. Dirá que el gallo no fue capaz de romperlas, pero sí Iván Duque. Iván, el hombre que, según rumores sin verificar, es el actual presidente de la República.

Y también la historia contará que no fue Iván sino las gallinas las que, alegando ineptitud presidencial, empezaron a cacarear la ruptura. Según ellas, Duque ha sido incapaz de darles el servicio que requieren para alegrar sus horas de descanso: el servicio de gallo las 24 horas del día.

A lo cual vino a sumarse, por desgracia, lo de la docena de huevos a $ 1.800 del exministro Carrasquilla: una rebaja de precios que hirió profundamente los nobles sentimientos de las gallinas, y acabó con la amistad que existía entre ellas y Duque.

Y ocurrió al cabo lo que al cabo debía suceder. Con el amor propio herido, y sintiéndose moralmente devastadas, sexualmente incompetentes y políticamente traicionadas, las gallinas suspendieron el apoyo que le venían dando a Duque.

El presidente no supo qué hacer. La que sí supo fue la Primera Dama, quien, por castigar a las gallinas, le suspendió a Iván el servicio de huevito diario.

Duque sintió en carne propia aquella suspensión; desesperado, le pidió al exministro Carrasquilla que arreglara el problema. “Es el único economista que, por estar capacitado para hablar de tú a tú con las gallinas, podrá devolverme el placer del huevito diario”, confesó, esperanzado, el presidente.

Carrasquilla aceptó el encargo y le presentó a Duque el siguiente plan de trabajo:

  • Emisión de un decreto presidencial que asegure el servicio permanente de gallo en gallineros y galpones.
  • Creación de la Alta consejería para la recreación de las gallinas, cuya misión será hallar y enseñar al gallo las más modernas y elegantes técnicas de montaje.
  • Mediante manipulación genética, crear una variante de gallina. Esta variante producirá la docena de huevos a $1.800, y se llamará Variante Duque, en honor a su creador.

 “Seguiré prestándole servicios a mi Patria. Los de reforma tributaria y paro nacional resultaron buenísimos. En el siguiente trabajaré en la única obra por la que la posteridad recordará a Duque: gallinas diseñadas para poner la docena de huevos a un precio no mayor de $1.800 en el mercado”, dijo, finalmente, Carrasquilla.

(Visited 1.053 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

En vida laboral, Hugo Molano Rojas hizo a veces de ingeniero industrial y a veces de periodista. Hoy en día es un ciudadano a sueldo de una de las pocas empresas que patrocinan el último ocio: Colpensiones.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

  • twitter

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Por: María Camila Bernal G. Cerca de 7,000 enfermedades huérfanas han(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

El hijo mayor de Luis Carlos Galán es Luis Alfonso Galán(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar