Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

El resultado de las elecciones en Brasil confirmó parcialmente las proyecciones de buena parte de las encuestas. La mayoría situaba a Luis Inacio Lula da Silva con un 45% o 47%, por lo que el 48,4 que consiguió no parece sorpresivo. De igual forma, la composición del Congreso terminó encajando dentro de los pronósticos con una mayoría importante para las derechas, pero corroborando lo que ha sido el común denominador de la política legislativa brasileña de los últimos años: una extrema fragmentación que dificultará la gobernabilidad al margen de quien gane. La sorpresa hasta, cierto punto, vino por los votos conseguidos por el actual presidente Jair Bolsonaro, quien apareció con muchos más votos recortando la distancia frente a su rival. Aun así, Bolsonaro fue el gran derrotado de la jornada y aunque Lula sacó una ventaja significativa, su victoria es relativa y deberá centrar sus esfuerzos en mantener la tendencia si quiere volver a ser presidente.

Lula consiguió poco más de 57 millones de votos y Bolsonaro alrededor de 51 millones. Con esto, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) necesita 1,8 millones mientras que el actual mandatario tiene que recoger en un mes casi 7 millones, algo que no es imposible pero parecería impensable habida cuenta de la tendencia brasileña en la que quien ha ganado en primera, tiende a imponerse en el balotaje. La apuesta de Lula consistiría en repetir, hasta cierto punto, lo que hicieron Gabriel Boric y Gustavo Petro, que pudieron elegirse gracias al voto de indecisos y de centro. Vale recordar que a pesar de que el voto es obligatorio en Brasil, un 20 % del electorado se abstuvo, lo cual deja un margen amplio para disputarse un segmento no despreciable de votos. El esfuerzo de Lula de cercanía con el centro a través de su fórmula vicepresidencial, Geraldo Ackmin, estará a prueba de cara al balotaje, pues uno de sus roles consiste precisamente en atraer a los empresarios y a escépticos de la izquierda en la zona industrial y financiera de San Pablo, de donde fue gobernador cuando Lula era presidente, y posteriormente lo enfrentó como candidato en las presidenciales.

Bolsonaro por su parte confía en un escenario como el que llevó a Mauricio Macri y a Guillermo Lasso a la victoria en las elecciones de 2015 en Argentina y en 2021 en Ecuador. En ambos casos, la izquierda ganó la primera vuelta (Daniel Scioli en el primero y Andrés Arauz en el segundo) pero para el balotaje o segunda vuelta prevaleció la lógica de “todos contra” que le arrebató la presidencia a quienes aparecían como favoritos. La esperanza de Bolsonaro está en haber crecido en un tiempo muy corto, a pesar de necesitar muchos más votos que su rival.

El resultado del Congreso que le otorga ventaja a las derechas, estaba dentro de los cálculos de la izquierda que sabía de antemano que no obtendría mayorías. El progresismo brasileño sigue confiando en que el legislativo esté lejos de comportarse como bloque y menos aún alrededor de la figura de Bolsonaro cuya credibilidad se ha caído estrepitosamente por el pésimo manejo de la Covid. Las alianzas del PT con partidos de centro y centroizquierda son más que posibles en caso de que Lula termine ganando la elección.

Serán cuatro semanas de enfrentamientos en las que el actual presidente, consciente de que no tiene nada que peder, tratará de obtener el mayor provecho de su condición para recurrir a la tan evocada tesis del castrochavismo o comunismo que representa Lula y el PT, a sabiendas de que tal discurso en otros países ha dejado de ser convincente. Aún así, Bolsonaro dispone de pocos atractivos pues en esta años se ha encargado del comprobar que América Latina dejó de ser tierra fértil para los radicalismos, de izquierda o derecha.

twitter: @mauricio181212

 

(Visited 570 times, 2 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

Más posts de este Blog

  • Mundo

    El fenómeno Nayib Bukele

    "A partir de este momento, el municipio de Soyapango, está totalmente cercado", con este trino Nayib Bukele anunció en(...)

  • Mundo

    Irán, dos meses de convulsión

    Más de dos meses completan miles de iraníes en la calles. Todo empezó el 16 de septiembre cuando una(...)

  • Mundo

    Trump está de vuelta ...

    Es oficial, Donald Trump será de nuevo candidato a la Casa Blanca. Así lo anunció el pasado 15 de(...)

  • Mundo

    ¿A dónde va la izquierda en América Latina?

    Luego del triunfo de Luis Inacio da Silva en las elecciones en Brasil, la izquierda en América Latina vuelve(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

"A partir de este momento, el municipio de Soyapango, está totalmente(...)

2

El Ministerio de Educación Nacional realizó ‘La Noche de Los Mejores(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. hermenegildo1984

    Lula, condenado por corrupcion, pero dejado en libertad por jueces corruptos afines a su política izquierdista. Su gobierno y el de su predecesora la izquierdista Wilma (también condenada por corrupción), fueron unos de los mayores depredadores de la Amazonia. Ahora el viejo Lula, al igual que el guerrillo Petro, cuenta con todo el apoyo de la prensa y los medios, además de Soros y demás multimillonarios de Davos para su proyecto globalista de un nuevo orden mundial, bajo una única tiranía.

  2. No se sabe cual de los dos es peor, pero lo que si se sabe es que lejos más corrupto es el expresidente lula, ni hablar de Odebretch, en Colombia los implicados pasan de agache, urge una reforma a la justicia, pues las procuradurías regionales se hacen los de la vista gorda y engavetan procesos para hacerlos precluir comprados por el gobierno regional de turno. El gobierno petro si pretende agrandar el estado debe tener mucho cuidado y ajustar las tuercas a la justicia. La elección popular de alcaldes resultó en un circo de corruptos por donde han pasado joyitas como los moreno en Bogotá, los ospina y abadías en Cali, financiados por el negro martinez, ese que decía que da más una alcaldía que un embarque de cocaína. No se le ve a petro determinación para combatir la corrupción, pero si para cobrar más impuestos, esto desestimula al contribuyente y estimula la evasión. Que lula gane no es buena noticia, la verdad.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar