Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Luego del triunfo de Luis Inacio da Silva en las elecciones en Brasil, la izquierda en América Latina vuelve a ser mayoría. El cuadro se completa con los gobiernos de Alberto Fernández (Argentina), Andrés Manuel López Obrador (México), Mia Mottley (Barbados), Xiomara Castro (Honduras), Luis Arce (Bolivia), Gabriel Boric (Chile) y Gustavo Petro, este último una novedad mayor por ser la primera vez que Colombia tiene un presidente progresista y por haber sido la gran ausente del primer ciclo de estos gobiernos a comienzos de siglo. Sin embargo, se debe recordar que se trata de gobiernos muy distintos a los que emergieron a comienzos de siglo con Hugo Chávez, Néstor Kirchner, Evo Morales, Rafael Correa y el propio Lula que está de retorno ¿Qué significa hoy ese progresismo?  ¿Por qué esta izquierda se diferencia de la que llegó al poder a comienzos de los 2000?

Este progresismo se define como una corriente ideológica de izquierda moderada que promueve la intervención sistemática y selectiva del Estado en la economía (mercado) para corregir sus imperfecciones, por ejemplo en sectores como la salud y la educación, y a diferencia de otras versiones de izquierda en América Latina es profundamente liberal. Es decir, cree en la economía de mercado, es respetuosa de la alternación, los derechos humanos que reivindica en una versión amplia (género, LGBTI+, pueblos indigenas, derechos sexuales y reproductivos, eutanasia, etc.) y una novedad mayor: incorpora la defensa del ambiente, por lo que en determinados casos se define como anti extractivista, en alusión a la explotación de combustibles fósiles de los que dependió la política social de algunos progresismos hace 20 años.

Este progresismo es más diverso, porque tiene que incorporar valores de otras ideologías con las que, en casi todos los casos gobierna. Por ende, es más moderado pues debe hacer concesiones frente al centro que, en determinados casos se ha deslizado hacia la izquierda en los últimos años. A diferencia de Chávez, Correa y Morales que eran la cabeza visible de plataformas de izquierda y tenían el poder dentro de un colectivo, el progresismo en estos días comparte el poder. Atrás han quedado los discursos hegemónicos y esta vez prima la unidad nacional consensuada.

En el plano regional esto tiene una clara incidencia. Los gobiernos a la izquierda no han podido demostrar una unidad latinoamericana, sino más bien una coincidencia ideológica. La mayoría de progresismo es por ahora, más nominal que sustancial. Difícilmente se podrá crear una malla institucional como la que hace años derivó en proyectos regionales de largo aliento como la Alianza Bolivariana por los Pueblos de Nuestra América (ALBA), la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). Buena parte de estas administraciones está más preocupada por los temas internos, en especial, la delicada situación económica y la superación de la polarización, tras dos años de parálisis severa por la coyuntura sanitaria. Hace 20 años, los recursos parecían ingentes como para proyectos de expansión, vale recordar cómo la Venezuela de Chávez asumió la recuperación argentina tras el colapso del “corralito” y tras eso vino el ciclo kirchnerista de 12 años. Esta vez, los Estados están obligado a mayores equilibrios fiscales para garantizar no solamente una redistribución sino como lo aconseja Mariana Mazzucato, incorporar dentro de las inquietudes de la izquierda el crecimiento.

América Latina parece acercarse a ciclos de izquierda y de derecha donde seguramente las hegemonías ideológicas extensas son cosas del pasado. Esto supone una cultura democrática de mayor arraigo y una constante que parecía superada a comienzos de los 90, las ideologías como parte esencial de la política contradiciendo el discurso tecnócrata que asumía su desaparición.

twitter @mauricio181212

(Visited 483 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Profesor de Estudios de América y Latina y el Caribe e Introducción a las Relaciones Internacionales en la Universidad del Rosario. Doctor en Ciencia Política de la Universidad de Toulouse I.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

2

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

3

Tomé el relato "La metamorfosis", del escritor checho Franz Kafka, y(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. elizabeth835839

    Estoy de acuerdo con su analisis, pero esto implicaria, una apertura de espritu, mas que un cambio en la économia!
    Hagamos planes quinquenales de poyectos économicos à nivel mundial, y Habra mas incremento en salud y educacion a nivel mundial. Eso es lo que necesita la économia mundial, dejar todo a las fuerzas del mercado, no es una politica economica que dignifique a los pôbres de la tierra.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar