Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nuestro habitual “modo de vivir” ha desencadenado desastrosas situaciones en el planeta, una de las más sobresalientes de estas, ha sido sin lugar a dudas, la depredación incontrolable había la naturaleza, en específico hacia todos los seres vivos que cohabitan este hogar del universo, llamado Tierra.

Muy a menudo pienso que nos creemos una especie “superior” e infinita. Una especie que domina al mundo con sus palabras, gestos y acciones, mas sin embargo, no nos percatamos de que en realidad representamos una centésima parte de la biodiversidad de este increíble planeta -único en su tipo, hasta ahora-.

Tortuga de la “Isla Pinta”
Conocido como el “Solitario George”, ultima tortuga de subespecie
Murió en el 2012
Fuente: Compromiso RSE

La pérdida de biodiversidad genera un sinfín de consecuencias negativas, no solo para el sistema ambiental y ecológico del planeta Tierra, sino también para el sistema social y cultural del mismo, afectándonos directamente ya que de la tremenda biodiversidad que podemos disfrutar, podemos obtener infinitas recompensas: medicinas, textiles, alimentos, biomasa…

Se podrían señalar muchos acontecimientos que nos indican que hemos superado un punto de no retorno en cuanto a la pérdida de biodiversidad y ecosistemas en el mundo. Si se toma una muestra de las investigaciones y estudios realizados en los últimos años en cuanto a cambio climático y biodiversidad, sorprende observar que la mayoría de estos, señalan que el aumento de las temperaturas y la desaparición de las especies, está sucediendo cada vez con mayor frecuencia y rapidez, inclusive está pasando mucho más rápido de lo planteado tiempo atrás.

Datos que usted debe conocer:

De acuerdo a estudios finalizados en el año 2014, “antes de la presencia del ser humano en la Tierra, las especies desaparecidas era solo el 0,1. En la actualidad, el índice de las especies desaparecidas -por año- está entre 100 y 1.000, lo cual indica a plenitud, que nuestras acciones perjudican los hábitats y el adecuado desarrollo de la diversidad biológica del planeta.

Las plantas y animales se están extinguiendo 1.000 veces más rápido que en tiempos anteriores (cuando aún no existía el ser humano): la contaminación ambiental, el cambio climático, la deforestación, la pesca excesiva, son solo algunas de las causas más notorias de la desaparición de las especies. Solo en nuestras manos -y acciones- estará el cambio que necesita nuestro planeta!

Delfín de Río Chino
En el año 2006 se declaró formalmente extinto.
En 1996 se creó la Fundación de Conservación de Wuhan “Delfín Baiji”, destinada a la conservación de células en vitro de esta especie.
Fuente: BIOPEDIA

Extinciones en la mira:

La extinción de una especie, es el resultado de una combinación de varios factores, sin embargo uno de los más significativos es la pérdida del hábitat. Esto quiere decir, que tanto animales como plantas no encuentran un lugar 100% natural y/o estable para poder desarrollarse y vivir tranquilamente.  De igual forma, al destruirse el hábitat, el ecosistema (dependiendo de la gravedad), no puede volver a regenerarse por sí solo y termina perdiendo funciones vitales para actuar con resiliencia ante nuevas oportunidades.

Se han perdido la mitad de los bosques tropicales y templados del mundo. La tasa de deforestación en los trópicos continua a un ritmo de aproximadamente 4.000 metros cuadrados por segundo. Han desaparecido la mitad de los humedales y una tercera parte de los manglares. Se estima que también ha desaparecido un 90% de los peces grandes predadores, un 20% de los corales y otro 25% está gravemente amenazado. Un 60% de ecosistemas están degradados.

La solución está en nuestras manos:

No todo está perdido. Hoy día, son muchas las iniciativas que existen para afrontar los riesgos de una “extinción masiva” causada principalmente por el cambio climático y por otros desafíos ecológicos actuales.

Las extinciones de las especies se deben principalmente a factores directos y/o indirectos de las actividades humanas. Por esta razón, una de las formas para aminorar esta pérdida de biodiversidad, es modificando nuestro actual modelo de desarrollo y pensamiento.

Los ciudadanos de “a pie” deben mostrar compromiso ante la conservación, preservación y protección de las especies y por ello, instituciones privadas, ONG y organismos estadales deben contribuir a esta toma de conciencia y corresponsabilidad. Personalmente, una de las medidas que más me ha gustado en el transcurso de mis estudios profesionales, es ver la conexión que existe entre la biodiversidad urbana y los ciudadanos, ya que permite de una forma directa y precisa, la conexión entre la naturaleza, el paisaje urbano y la rutina diaria del ciudadano.

Cocodrilo Siamés
Se considera ya extinto en el territorio de Vietnam
Su principal peligro: la caza
Fuente: Animal Planet

¿Y usted? , ¿se preocupa por la biodiversidad que le rodea?

(Visited 53.419 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Licenciada en Estudios Ambientales. Amante de la naturaleza. Trabajando por un mundo adaptado al cambio climático.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

2

Canadá es uno de los mejores países en calidad de vida,(...)

3

Si usted, apreciado lector, es amante del buen vino y de(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar