Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog


Gómez Dávila es genial. Despachó con este escolio a todos los ilusos que, después de pelear durante décadas, creen que dialogar o platicar restablecerá la paz perdida. Lo saben los ex novios cuando acaban de romper: ya el diálogo no restablecerá su rota relación, porque para haber sido eficaz -conciliador- el diálogo debió presentarse antes de la pelea aboliendo inseguridades y destapando secretos. O es una larga lucha atroz o un suave silencio lo que queda. El pensador colombiano Nicolás Gómez Dávila también se dio cuenta, al revisar el origen de los conflictos de nuestro tiempo, que no era tanto el ansia de riqueza ni una determinada ideología (capitalista, comunista o fascista) el motivo de las guerras como “el sueño idílico de la paz” Dijo más. Dijo que “toda paz se compra con vilezas” (1). Y que “cualquier derecha de nuestro tiempo no es más que una izquierda de ayer deseosa de dirigir en paz” (2). Nuestro pensador  hubiera estado de acuerdo con el milenario estratega militar chino, Sūn Zǐ, para quien toda guerra se soluciona en silencio. Tirando las armas y ya está. Sin soñar ningún idilio o paraíso.
                                                                  
No está mal recordar que la auténtica paz solo existe en las tumbas… Las cosas más dulces de la vida no se consiguen sin discordias. En el prólogo de La Celestina (aquella obra y aquella mujer experta en brebajes y en juntar amantes) Fernando de Rojas nos recuerda que “sin lid u ofensión ninguna cosa engendró Natura, madre de todo”. (3) Acostumbrémonos a vivir, pues, en la discordia y en el conflicto, evitando recurrir a la violencia, cosa muy distinta a vivir en la paz blancuzca que nos venden con palomas y florecitas. “Los conflictos modernos se originan menos en el propósito de vencer al adversario que en el anhelo de suprimir el conflicto”. (4) Porque, insistamos, el conflicto y la discordia siempre existirán como la ley de la gravedad.

En torno a la violencia en Colombia: una propuesta interdisciplinaria

La violencia en Colombia es y ha sido siempre un tema vendedor, de mucho rating y que genera mucha audiencia en la televisión y en el cine y que ha producido una extensa bibliografía al respecto. La hay seria, solemne o burletera. Colombia y Violencia suena a perogrullada, a tautología, a repetición de un mismo pensamiento inútil y vicioso. Morboso. Lo saben los que hacen dinero explotando la imagen del sicario, del capo, del traqueto o del narco. O los que meten la mano en el fango del sustrato cultural más bajo para mostrar más violencia. Si en Colombia quieren paz tendrán que pensar en otros temas. Relacionar a Colombia con otras cosas. Mirarla desde otros ángulos.  
Sebastián Pineda Buitrago
(1) Gómez Dávila, Escolios a un texto implícito, Villegas Editores, Bogotá, 2001,p. 178.
(2) Gómez Dávila, op. cit., p. 132.
(3) Ibíd, 124. 
(4) Ibíd., p. 244. 
(5) Fernando de Rojas, La Celestina, Editorial Maxtor, Valladolid, 2007, p. 15. 
(6) Gómez Dávila, p. 132.
(Visited 197 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Dr. Profesor-investigador universitario, autor de algunos libros sobre crítica e historia literaria y de las ideas. E-mail: spineda@colmex.mx Imagen: pintura de Yolanda Pineda

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Viajar desde Australia hasta Colombia implica literalmente cruzar medio mundo. Esta(...)

2

OPINIÓN   Hay cosas que las personas comunes y corrientes no(...)

3

A Édgar Berrio desde muy joven la salsa le corre por(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar