Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

¿Por qué Juan Pablo Medina no pudo salvar de la muerte a su hijo? Parece que no hubiera sido suyo; mejor dicho, el pequeño Juanse “pertenecía” a su mamá Angie Tatiana, a Profamilia y, por supuesto, al Estado. Parece que Juan Pablo era un cero a la izquierda y no tenía más derecho sobre el bebé que el que tiene un desconocido.

En América Latina resulta tan común que los hombres abandonen a la mujer por un embarazo inesperado, por cuestiones económicas, por enfermedades o por cualquier otra razón; según el informe de investigación Mapa Mundial de la Familia, en Colombia el 84 % de los bebés que nacen son de mujeres solteras.

Una confesión desesperanzadora con la que muchos se identifican: “mi papá fue a buscar una caja de cigarros y todavía lo estamos esperando”, nos hace creer que la mayoría de los hombres escogen la vía rápida, la del abandono. Por eso cuando Juan Pablo Medina hizo lo contrario despertó sospechas; y es que todavía quedan hombres de verdad, como el guerrero de Popayán que lucha con fuerza por su prole. ¿Dejaremos al hombre asumir su rol como padre, a pesar de que la mujer y algunas instituciones lo impidan?

El pequeño e indefenso Juanse con 7 meses de gestación, masacrado en el vientre de su madre, habría estado orgulloso del padre que tuvo; un hombre que trató de salvarle la vida de muchas maneras. Inició una campaña en los medios de comunicación para sensibilizar a las personas, incluida su expareja; mientras apelaba al poder judicial para tratar de disuadir a los que iban a ejecutar el crimen de su hijo. Pero tal parece que ellos no veían a un niño, al contrario, veían un intruso, un cuerpo extraño que debía ser extraído. Y así lo hicieron.

Por muy contradictorio que parezca, en Colombia para solicitar un aborto por la causal de “salud mental”, NO debe exigirse un diagnóstico psiquiátrico o una certificación de discapacidad psicosocial; basta manifestar que la chica está amenazada por un “dolor psicológico o sufrimiento mental”.

Cuando Angie Tatiana de 22 años decidió que el aborto era la solución, contaba con el entusiasmo de una sentencia ambigua (C-355 de 2006), con la mano dispuesta de Profamilia, y con la incapacidad legal de un hombre a asumir la paternidad. ¡Tan joven para tener que decidir, en dichas condiciones, por el futuro de Juanse, de Juan Pablo, de Colombia, y por supuesto, el de ella! Nadie sería el mismo después de eso.

Pero ella no estaba sola, contaba con el respaldo de una institución que llegó para quedarse. Si Profamilia no fuera tan Proaborto le habría presentado a Angie la opción de, en vez de matar al niño, entregárselo a Juan Pablo para que él lo criara. Si en el futuro ella cambiaba de parecer y decidía asumir la maternidad, sabría dónde encontrar a su hijo. Por el momento podía continuar con su tratamiento psicológico mientras el niño crecía y, ¡felices los cuatro!

Pero está claro, mientras Juan Pablo Medina veía a su hijo de 7 meses, Profamilia solo veía un servicio de aborto más que ofrecer.

Fotografía tomada de Pixabay

Esto es un negocio

El informe anual de actividades de Profamilia abiertamente declara que: “desde 1967, Profamilia forma parte de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF por sus siglas en inglés).[1] ¡Los intereses de una son las prioridades de la otra!

IPPF es considerada una multinacional del aborto, fue investigada por el FBI y por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos; la investigación demostró que la Federación traficaba ilegalmente los órganos y tejidos procedentes de cadáveres de bebés abortados. [2]

¿Para qué venden los restos de niños abortados? Para hacer investigación científica que “podría suponer” avances en el campo de medicina regenerativa, vacunas, medicamentos, células madres e ingeniería de tejidos; pues ni en Colombia, ni en ninguna parte del mundo son usados con fines terapéuticos, ni de trasplantes porque no funcionan.[3]

Según reveló el más reciente video del Centro para el Progreso Médico (CMP, por sus siglas en inglés), la empresa de biotecnología StemExpress adquiere órganos y tejidos de bebés abortados de las clínicas de IPPF para luego revenderlos a científicos.[4]

¿Quién quisiera que en Colombia se desarrolle el aterrador negocio que salió a la luz en Estados Unidos? Sorprendentemente, la Corte Constitucional Colombiana en un fallo del 26 de Junio de 2019 admitió la donación y utilización de tejidos y órganos de niños no nacidos abortados [5]. Además en Colombia ya se han ejecutado, desde el 2007, los aberrantes abortos por cesárea en cualquier edad gestacional.[6]

Parece que intencionalmente “los protectores de los derechos” pasaron por alto un detalle importantísimo que contempla el libro Embriología Clínica de Moore[7] que se estudia en las facultades de medicina y establece que: si un parto prematuro tiene lugar entre las semanas 26 a la 29 de gestación, es habitual que sobreviva siempre y cuando reciba los cuidados intensivos. Lo que es indiscutible acá es que a ninguna de las dos instituciones les interesaba en lo más mínimo la vida de Juanse, porque para ambas era solo un producto y nada más.

Lo único que hacía falta para salvar la vida de Juanse, no era tiempo o recursos, era disposición.

¿Por qué Juan Pablo Medina no pudo salvar a su hijo? Porque pareciera que este supuesto “derecho a la interrupción de la maternidad”, disfrazado de derechos sexuales y reproductivos tuviera legalmente permitido privar a los hombres del derecho a ser papás. ¿Dónde quedó el respeto a la patria potestad del padre?, que según el código civil colombiano, es el conjunto de derechos que la ley reconoce a los padres sobre sus hijos no emancipados y cuyo ejercicio corresponde al padre y a la madre; sin embargo, puntualiza que a falta de uno de los padres, la ejercerá el otro.[8] ¿Juan Pablo Medina no tenía ese derecho a ejercer su paternidad? Y nadie mejor que él para expresar su deseo de igualdad ante la ley cuando dijo:Si una madre soltera puede salir adelante, un padre soltero también puede”.

 

 Por: Magda González  y  Lázaro del Valle

 

[1] http://profamilia.org.co/wp-content/uploads/INFORME_PROFAMILIA_2015.pdf      Pág.13

[2] https://www.eldisenso.com/informes/planned-parenthood-admitio-la-venta-de-fetos-abortados-y-prometio-que-en-el-futuro-no-cobrara-por-ellos-en-el-mercado-norteamericano/

[3]https://www.corteconstitucional.gov.co/secretaria/archivo.php?id=7289 https://www.corteconstitucional.gov.co/secretaria/archivo.php?id=2795  https://www.corteconstitucional.gov.co/secretaria/archivo.php?id=4212

[4]https://www.youtube.com/watch?v=cz1gRNPgMvE https://www.religionenlibertad.com/vida_familia/44526/el-comprador-de-los-organos-de-bebes-abortados-de-planned-parenthood.html

[5] https://www.corteconstitucional.gov.co/comunicados/No.%2023%20comunicado%2026%20de%20junio%20de%202019.pdf

[6] https://www.corteconstitucional.gov.co/relatoria/2007/T-171-07.htm

[7] file:///C:/Users/User/Downloads/Embriologia%20clinica%20MOORE%209%20edición.pdf

[8] https://leyes.co/codigo_civil/288.htm Art.288 

  

(Visited 1.414 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Huesos Vivos es una hoja escrita por muchas plumas que intentan exponer sus ideas y paradigmas. No solo pone en perspectiva asuntos de la vida cotidiana, sino que retrata alternativas y caminos. La Biblia es nuestro punto de enfoque.

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

  • Vida

    Cristianismo estatista

    [caption id="attachment_370" align="alignleft" width="300"] Fotografía tomada de Pixabay[/caption] Uno de los principales ídolos de la iglesia colombiana es el(...)

  • Vida

    'Boleto al paraíso'

    Es una película cubana que ilustra el poder destructor que tuvo una idea sobre un grupo de jóvenes. La(...)

  • Cultura

    Tres reflexiones sobre el paro nacional

    Durante este tiempo mi intención ha sido analizar los problemas sociales que adolece el país a partir de una(...)

  • Política

    El paro nacional: lo políticamente incorrecto

    El objetivo del paro nacional era uno: derrumbar la reforma tributaria. Hasta ese momento podríamos decir que estábamos ejerciendo(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

[caption id="attachment_370" align="alignleft" width="300"] Fotografía tomada de Pixabay[/caption] Uno de los(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Tuve el honor de ejercer por primera vez como jurado de(...)

5 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Quien ,o quienes escriben éste panfleto se les olvida que la mujer es quien tiene la potestad de seguir o no , con un embarazo. Si Ud. no lo sabía en Israel, la mujer tiene plena potestad en continuar o nó con un embarazo, aún mas el Estado dá apoyo económico y social. Aquí todavía (con el cuento de la objeción de conciencia)les siguen mamando gallo a las solicitantes.

  2. Que sarta de mentiras y frases huecas de parte de este provida. La mujer no es una maquina de bebes para satisfacción de los machos. Toda mujer tiene derecho pleno sobre su cuerpo.

  3. Excelente artículo. Contextualiza muy bien la problemática del aborto desde el punto de vista del padre y de los intereses de terceros, donde la mujer cree que está defendiendo un supuesto derecho, pero solo es un eslabón más de la manipulación del ser humano, sin ningún escrúpulo. Ni la madre ni el padre ni el niño, cuentan. Si es así, que horror… y las feministas rasgándose las vestiduras.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar