Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog
Gabo (419x640)

Fue hasta mi primer semestre como estudiante en Bogotá que recurrí a la lectura de El Amor en los Tiempos del Cólera como aliciente para mermar los largos trayectos en bus de mi casa a la Universidad. Y debo decir que desde las primeras líneas la prosa me cautivó hasta tal punto que me hice un juramento de jamás volver a leer a ningún otro autor. Las fantásticas imágenes que se iban detonando en mi mente en la medida en que avanzaba en la lectura en medio de situaciones que sentía tan familiares como caribe me iniciaron en el gusto por la literatura.

Fiel a mi juramento, en más de una ocasión recuerdo leyendo Cien Años de Soledad y pensando con hilaridad: ¡Pero si esto se vivía tal cual adonde mis abuelos!

Sin embargo nunca hasta hoy me había referido a García Márquez como Gabo pues me parecía que quienes lo hacían (así lo conocieran) sonaban presuntuosos y confianzudos.  Yo nunca lo conocí en persona, pero hoy me atrevo a referirme a él de esa manera, gracias al modo en que lo pude abordar.

Pues debo decir que lo conocí exclusivamente a través de sus escritos. Con el único Gabo con que yo me relacioné fue con el que me reveló la literatura con el asombro y la naturalidad con la que Aureliano Buendía conoció el hielo. Yo solo me codeé con el genio capaz de lograr el más lúcido retrato de la inocente miseria del caribe en un cuento breve como En este pueblo no hay ladrones. A aquel con el que imaginé las gigantescas dragas de succión que a pedazos se llevaban el mar territorial que el patriarca malvendía para mantenerse en el poder. Solo intimé con el que nos enseñó que hasta el más solemne libertador también es un vulgar humano, que la ignominia del Estado no supera el honor de un coronel, con el que comprendí que no hay amor, sin los amores frustrados de Florentino Ariza.

Debo decir que nunca podré alardear de nuestra amistad, ni de mis encuentros, ni de mis parrandas con él. Pero me basta con comprender que al universalizar nuestro caribe, de ñapa también extendió la leyenda de Francisco el Hombre. Gracias a él también rompí mi promesa (Cuando me enteré quienes lo habían influenciado) y tuve la osadía de conocer a Faulkner, a Kafka, a Borges, a Hemingway, a Rulfo y a Cortázar.

El Gabo que yo conocí, es el escritor que solo late en sus textos, el que trasciende como único sobreviviente incólume al inclemente paso del tiempo y que tiene su lugar reservado exclusivamente en los anaqueles de la inmortalidad.

Y más que rigor lo que se requiere es esperanza para comprender que el mundo fantástico que creó surge como alternativa a las estirpes que el mismo condenó a la escasez de oportunidades por más etéreo que esto parezca.

Quienes lo critican con una miopía mercantilista no comprenden su verdadero papel en el planeta. El no vino a la tierra a gestionar vías para su pueblo o a forjar un pensamiento político. Su verdadero legado está en las letras que dejó plasmadas en su exquisita obra literaria ejerciendo su primordial oficio como escritor. ¿O es que acaso a Borges lo miden por las obras que gestionó para Argentina o a Rulfo por las que gestionó para Méjico?

Foto: tomada de Google

Twitter: @alfrecarbonell

(Visited 192 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alfredo Carbonell (Barranquilla, 1981) estudió Derecho en la Universidad de los Andes y luego una especialización en Derecho de las Telecomunicaciones en la Universidad del Rosario. Hizo un curso de Relato Breve en la Escuela de Letras de Madrid. Trabajó en el Ministerio del Interior y en la Alcaldía de Barranquilla. Hizo una maestría en Políticas Públicas en UCL (University College London). Trabajó 3 años como Director de Asoportuaria y desde el 2020 trabaja en la Alcaldía de Barranquilla como primero como Secretario Privado y actualmente como Gerente de Desarrollo Social.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Barranquilla Bilingüe

    Una de las transformaciones más importantes que ha tenido Barranquilla en los últimos 14 años ha sido en materia(...)

  • Colombia

    Universidad al Barrio

    Uno de los más grandes retos que tiene el país es garantizar el acceso a la educación técnica y(...)

  • Colombia

    Barranquilla: Un 2022 con optimismo

      Según la última encuesta del Centro Nacional de Consultoría, el 77% de los barranquilleros considera que la ciudad(...)

  • Colombia

    Pacto por el Desarrollo Social

      Una de las claves de la transformación de Barranquilla en esta última década, sin duda alguna, ha sido(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

En Colombia encontramos productos con precios más altos que en Estados(...)

2

Hace un año murió el Gordo Benjumea. En su homenaje, republicamos(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

1 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. Te ha dolido su muerte como persona humana? o estás usando su muerte como trampolín de vanagloria? Hay un escrito en Facebook en el muro de un señor Libardo Narváez que me gustaría que lo leyeras.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar