Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

 

Según la última encuesta del Centro Nacional de Consultoría, el 77% de los barranquilleros considera que la ciudad va por buen camino. Pero, en medio de una pandemia, las dificultades económicas que esta acarrea y la amenaza de una nueva variante, muchos se preguntarán ¿a qué se debe tanto optimismo?

Para intentar responder este fenómeno voy a expresar mis apreciaciones, así como algunas cifras de ciudad que contienen números puros y duros, de esos que no riñen con nadie.

La continuidad en la administración pública en los últimos 14 años, conjugada con una fuerte alianza entre el sector público y el sector privado, nos ha dado la fortaleza institucional para superar los momentos más difíciles de la pandemia.

Gracias al esfuerzo de habilitar nuevas UCIS y preparar al personal idóneo para operarlas, Barranquilla cuenta con la mayor capacidad hospitalaria del país con una disponibilidad de 6.3 camas por cada 10.000 habitantes. Además, somos la ciudad que mas ha avanzado en vacunación en Colombia, 97% de los barranquilleros tiene una dosis y 69% cuentan con dos dosis. Como consecuencia de estas variables y nuestra alta seroprevalencia (personas a las que ya les dio COVID), tenemos el mejor índice de resiliencia epidemiológica entre las ciudades capitales. Esto en carta blanca significa que más temprano que tarde vamos a poder retornar a la normalidad en todas nuestras actividades e interacciones.

Barranquilla cerró el año 2021 como la ciudad con menor tasa de desempleo del país, con un 9.1%. Cifra que se desprende de este círculo virtuoso que lo complementa el más alto índice de confianza del consumidor con un 2.2%. Esto nos consolida como la punta de lanza de la recuperación económica, pues ya se han recuperado 165.000 empleos de los 180.000 perdidos desde el inicio de la pandemia.

En materia de educación, Barranquilla se mantiene con el mayor número de colegios oficiales de máxima categoría respecto a su calidad a nivel nacional. Esto se traduce en que ya son 11 colegios oficiales en categoría A+, incluyendo el mejor de Colombia, la IED Alexander Von Humboldt. La cereza del pastel la pone Jaime Echenique, primer colombiano en llegar a la NBA tras firmar con los Washington Wizards, hijo ilustre de Barranquilla y egresado de la IED Pestalozzi.

Pero no nos vamos a detener en 2022.Gracias al liderazgo de nuestro alcalde, Jaime Pumarejo, la inversión social representará el 83% de nuestra inversión en este nuevo año. Solo en seguridad alimentaria destinaremos más de 128.000 millones para llegar a 190.000 barranquilleros de todas las edades.

Continuamos avanzando con programas como el bilingüismo en los colegios públicos, que este año llegará a 120 instituciones públicas; aumentamos los cupos en el programa de inglés para el trabajo que permitirá formar a 4.000 jóvenes, que requiere absorber el mercado de los BPO- Contact Centers; e igualmente, se incrementó la apuesta de nuevas becas en – 9.000 cupos para la formación de jóvenes en competencias técnicas y tecnológicas -. Esto, sumado a que todos los jóvenes egresados de nuestros colegios públicos se seguirán graduando con doble titulación.

En materia de infraestructura, ya se inició la primera etapa del nuevo Ecoparque Ciénaga de Mallorquín, un verdadero tesoro escondido que muy pronto estará al servicio de propios y visitantes. Iniciarán las obras de Arena del Río, un nuevo complejo de eventos que albergará los mejores espectáculos del continente y que en su etapa constructiva dinamizará nuestras cifras de empleo.

De igual forma, continuarán las obras de prolongación del malecón, nuevos parques, arborización, canalización de arroyos y vías a través de barrios a la obra. Continuará la renovación del centro histórico y mercados con proyectos que ya iniciaron como el Gran Bazar que albergará a más de 1.100 comerciantes.

En fin, han sido importantes los logros conseguidos hasta el momento, reconociendo que aún falta un largo camino por recorrer. Miramos con esperanza el futuro cercano para seguir superando los inmensos retos que aún tenemos por delante. Saber que vamos por buen camino, nos llena de energía y optimismo para afrontar el 2022.

Twitter: @alfrecarbonell

Foto: Crédito Giovanni Escudero

(Visited 11.794 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Alfredo Carbonell (Barranquilla, 1981) estudió Derecho en la Universidad de los Andes y luego una especialización en Derecho de las Telecomunicaciones en la Universidad del Rosario. Hizo un curso de Relato Breve en la Escuela de Letras de Madrid. Trabajó en el Ministerio del Interior y en la Alcaldía de Barranquilla. Hizo una maestría en Políticas Públicas en UCL (University College London). Trabajó 3 años como Director de Asoportuaria y desde el 2020 trabaja en la Alcaldía de Barranquilla como primero como Secretario Privado y actualmente como Gerente de Desarrollo Social.

Más posts de este Blog

  • Colombia

    Barranquilla líder de biodiverciudades

    [caption id="attachment_1045" align="alignleft" width="400"] Con algunos miembros de la Red de Biodiverciudades[/caption] En la Asamblea del BID que se(...)

  • Mundo

    Un mundo joven

    Hoy, sin duda alguna, la juventud está siendo cada vez más protagonista del devenir mundial para bien o para(...)

  • Colombia

    ¡A exigir por el Caribe!

      Por muy entusiasmados o despechados que nos encontremos con los resultados de las elecciones, es imperativo dejar atrás(...)

  • Colombia

    Barranquilla Bilingüe

    Una de las transformaciones más importantes que ha tenido Barranquilla en los últimos 14 años ha sido en materia(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Limpiar ventanas de departamentos por fuera puede parecer un poco difícil(...)

2

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

-->Tequilera, bar tender, lavaplatos, cocinera, mesera, estos son muchos de los trabajos de primera línea a los que se puede enfrentar un inmigrante, iniciando su nueva vida en Canadá. Así lo hice yo.

¿Devolverme a Venezuela o quedarme en Canadá? Esa era la pregunta que retumbaba en mi cabeza mientras ese ángel que encontré en Migración hacia mi aplicación, la cual me permitió como estudiante de idiomas y con mi nuevo status llamado Destitute Student (‘Estudiante Indigente’) conseguir una visa de trabajo Después de pensarlo por tres días, decidí quedarme a trabajar en Canadá para poder pagar mis estudios y como decimos los venezolanos’’echarle bolas’’, porque definitivamente en esta vida no se escoge dónde se nace, pero sí dónde vivir.  Bienvenidos a la segunda parte de mi historia, donde les presento un momento fundamental de mi pasado y mi presente en este país. Debo confesarles que nunca pensé que fuese a ser tan difícil, pero ahí estaba yo, aventurándome a un mundo desconocido, con el único objetivo de reunir, en poco tiempo (4 meses), el dinero para pagar el cincuenta por ciento (15.000 CAD) de mi maestría, pero no solo eso, debía pagar también la renta y mis gastos personales y lo sé, suena descabellado, pero lo asumí con mucha planificación y meticulosidad.
’’Uno nunca sabe lo fuerte que es, hasta que en realidad tiene que ser fuerte’’
Conseguí el primer trabajo de mi vida. Este quedaba en el Viejo Puerto, una zona muy turística de Montreal. Allí aprendí lo que es ser multitask: servir diferentes tipos de cervezas, hacer pizzas, fajitas, poutine, alitas de pollo, hamburguesas, de todo. No era mi único trabajo, tenía que reunir el dinero suficiente, así que de domingo a domingo y durante esos meses mi rutina se resumía en: tomar órdenes, cargar montañas de platos y limpiar baños como a muchos inmigrantes nos toca al inicio. 
’Y es que en las adversidades es donde nacen nuevos guerreros’’
Creo que jamás en mi existencia he trabajado tanto. No tenía más vida: todas las tardes salía del Viejo Puerto, a iniciar mi siguiente turno en un restaurante italiano en el que más que salario trabajaba por comida. El dueño amablemente me brindaba lo que no se vendía y así yo podía ahorrar gastos. Ese señor se convirtió como en mi abuelo, mi abuelo italiano.
 
Ver esta publicación en Instagram
 

Una publicación compartida por Eddy Ramirez (@eddy.ramirez21)

Además del trabajo, yo seguía estudiando francés todas las mañanas hasta el mediodía. Al terminar el verano comencé el máster. Un año más tarde, me gradué de abogada en Derecho Internacional de Negocios, LL.M de la Universidad de Montreal, con un GPA de 3.8, demostrándome que en mi vida no habría obstáculos más grandes que mis ganas de crecer y de superarme. Inspirada en esto, apliqué a la Residencia Permanente.  Al cabo del tiempo, empecé nuevos estudios, pero esta vez, en Inmigration consulting y logré culminarlos también. La vida comenzó a sonreír un poquito más, después de tantos sacrificios, todo estaba dando los mejores frutos. En medio de esta travesía, comprendí que no estaba sola en esta situación, ni era la única con un sueño por cumplir. Somos miles de migrantes a diario dejando todo atrás y buscando una mejor vida, así que algo detonó en mi cabeza, era el momento de que Eddy Ramírez pusiera en práctica sus estudios, experiencia y todo lo que aprendí de mi mamá.  Finalmente, llegó el día de materializar y darle vida a esta Tierra de Inmigrantes.    Continuará… Con amor, Eddy.   

Si quieres conocer más de mi vida y a lo que me dedico, sígueme en:

https://www.youtube.com/@Immiland

https://www.instagram.com/eddy.ramirez21/

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

2 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. rafaelperalonso

    Barranquilla se parece más a Haití que a Miami.Pero lo que se ve en los noticieros y vivimos los privilegiados es la imitación de Miami Vice: Ocultamos la miseria pero con
    vivimos con ella.

  2. beneliezer1961

    Este señor como que vive en suiza, porque lo que vivimos a diario los barranquilleros es totalmente contrario a esta visión de aplauso, miseria galopante, inseguridad a por doquier casi es una cárcel todos los barrios donde no se puede salir por físico miedo y calles, la movilidad acompañada con casi todas las calles rotas ,y obras inconclusas como el tanque elevado mas grande del mundo y etc. etc. de los 14 años en manos de una sociedad cerrada entre los char y sus acólitos contratistas.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar