Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Es fácil confundir el amor romántico con el amor.  Los grandes poetas, casi toda la literatura, las canciones, películas, series y novelones, agnósticos y religiones se empeñan en imágenes distorsionadas.  El amor es un término incomprendido, es un comodín para llamar a tantas emociones que se esconden en el miedo de ser y de pensar.

 

El escritor y poeta chileno Roberto Bolaño escribió “Demasiado bonito para que durara, ya saben, los espíritus singulares no soportan tanto amor, tanta perfección encontrada por casualidad“ una escena en donde el valor se vuelca al “espíritu singular”, el cual es un interesante destino en una sociedad de consumo que se esfuerza por reproducirnos en serie, pero que pone el amor fuera de sí y como un goce insoportable, cuando en realidad es sereno.  

El amor es una fuerza capaz de construir, reparar, restablecer, de acuerdo a la experiencia de vida, o a la estatura de su espíritu, el cual no se cultiva repitiendo oraciones o pagando diezmos sino con autoconocimiento.

El espíritu es la esencia transcendente del ser, la no materia, lo que permanece cuando parece no quedar rastros, lo que se eleva con las experiencias, lo que se racionaliza y decide en función de la estética compartida de la moral, del tal bien superior, que no es un bien mezquino, sino para el universo. No es complejo, elevar el espíritu consiste en amar.

La experiencia del amor es un goce tranquilo, no tiene nada que ver con la pareja o con el otro.  Tiene que ver contigo y lo que has hecho de ti, también con lo que das libre y desinteresadamente.  Cuando puedes eso, lo puedes todo.

Quiero hablar del amor entre mujeres, esas con quienes hemos estado en una vil y despiadada competencia sin sentido.  A nosotras no nos enseñaron el amor, sino que nos construyeron un relato sobre una falsa idea de amor que exigía dosis de sacrificio, descuido de las necesidades y deseos personales, humillaciones, aguante.  Un relato que nos ha hecho creer que el “amor todo lo soporta” y sobre ello una condena larga y pesada de vida indigna.

Atreverse a amar a otras mujeres sin reservas, ni pretensiones, es un caudal infinito de bienestar, alegría y felicidad.  Cuando hacemos red, equipo, el mundo se vuelve pequeño y finalmente conquistable, no para oprimir a nadie, sino para ser.  Una red llena de sororidad es irrompible. La solidaridad, que incluye a los hombres, también es posible, pero hay que seguir desmontando un sistema de desigualdades que impide que el “desinterés” sea genuino, el amor lo puede.

El amor libera de complejos y te expande exponencialmente sin tropezar a nadie. Cuando tocas con amor su efecto edificador no para.

Una columna dedicada e inspirada en mi amoroso club de lectura “Las mil y una lectoras”.

(Visited 264 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Otro sitio más de Sitios de Blogs El Tiempo

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Viajar desde Australia hasta Colombia implica literalmente cruzar medio mundo. Esta(...)

2

A Édgar Berrio desde muy joven la salsa le corre por(...)

3

La COP16 es una reunión multilateral, que abarca temas de biodiversidad(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar