Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Por los que no se debe votar, único “antídoto” contra la corrupción
“Un pueblo que elige a corruptos, no es víctima, es cómplice”

La corrupción tiene como sinónimos: descomposición, putrefacción, podredumbre, peste, fermentación, corruptela, depravación, perversión, vicio, prostitución, envilecimiento, deshonestidad. Y como definición, según la RAE: 1- Acción y efecto de corromper o corromperse. 2- En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores. Yo le agregaría: y/o de sus compinches.

Es innegable la perfecta simbiosis que se está dando hoy entre la corrupción, la politiquería y su nuevo socio estratégico: la empresa privada, y que son de complicidad necesaria, para lograr la culminación exitosa de una expoliación fijada o diseñada, redondeando así el trío diabólico de la podredumbre, tal es el caso, y por poner sólo un ejemplo, el que se ha dado en el manejo de los recursos de la salud o el de la captación ilegal de dinero o el de los sobornos de la compañía Odebrecht. Situaciones notorias y probadas, sin embargo, los organismos judiciales no han impartido una pronta y cumplida justicia, y los responsables, conocidos e identificados plenamente, siguen libres y gozando de plena impunidad.

Como estamos a 12 meses de las elecciones parlamentarias, y a 14 meses de las presidenciales, y gracias a que una persona anónima me lo recordó con el envío de este WhatsApp: “El problema de Latinoamérica es que quienes eligen a los gobernantes no son las personas que leen los periódicos sino las que se limpian el culo con ellos”; es bueno y saludable, sobre todo para estimular las neuronas, hacer un somero análisis con responsabilidad, con decoro y con gran sentido de pertenencia sobre esta verdad de a puño, tomando decisiones acertadas con independencia y dignidad, sin constreñimiento o coacción, y depositando nuestro voto en las próximas elecciones por la renovación total en cabeza de aquel que no tenga mácula, rechazando así a esta clase politiquera corrupta que maneja los hilos del poder, ¡y que no son pocos!

La corrupción en este país se volvió tan desesperante e inmanejable que se hace necesario que su lucha sea politizada, que se convierta en una política de Estado priorizada y, por supuesto, esta propuesta tiene su razón de ser, ya que la mayoría de politicastros son los principales adalides de esta empresa criminal que se denomina corrupción. Se puede cambiar todo el estatuto penal y aumentarse la dosificación punitiva de los diferentes tipos penales que tocan directamente o son conexos con conductas punibles por corrupción, ya que a ésta jamás se le torcerá el cuello o se le derrotará por estos medios, por cuanto el germen podrido está dentro del establecimiento. Los cacareados anuncios de estrategias para afrontar la corrupción que hacen a diario las “ías”, no pasan de ser un burdo contentillo que sólo sirve de mampara para velar por la plena impunidad de los “ladrones de cuello blanco”.

Si se le quiere ganar esa carrera desenfrenada que tiene la corrupción y evitar a futuro esa “avalancha” de podredumbre que amenaza con descomponer y hasta corromper la sal en esta sociedad, y evitar que terminemos haciendo parte de este “albañal”, sólo tenemos como única arma de defensa las “urnas”, dejando de lado paternalismos, compadrazgos y, ante todo, la desidia para sufragar, las codicias por promesas burocráticas o por dinero, y rechazando de manera enfática cualquier tipo de reelección parlamentaria, así esté de candidata nuestra propia madre; de igual manera, no dar apoyo con nuestro voto a candidatos a la presidencia que tengan alguna identificación con este régimen o con partidos políticos incursos en corrupción, y que son casi todos.

Y este ejercicio de selección es de una sencillez extrema, no se requiere mayor esfuerzo mental para escoger al candidato que ofrezca mayor credibilidad y que tenga el compromiso férreo de lucha contra los corruptos, siendo ésta, hoy por hoy, la mejor alternativa de poder y de gobierno que se pueda pedir, lo demás es añadidura y demagogia barata; además, el candidato debe de ser una persona que conozca bien las “marrullas parlamentarias”; que haya tenido la entereza y franqueza para denunciar públicamente las “debilidades” en el ejercicio de la canonjía parlamentaria; que haya demostrado que no tiene compromisos o ataduras con la “corruptela congresional”; que el candidato y el partido que lo avala no tengan ni la más mínima sospecha de corrupción, ni de haber practicado el “clientelismo político” a través de un cargo público, porque esta práctica también es corrupta.

Antes de depositar el voto el día de los comicios, debemos escudriñar a partidos y candidatos haciendo un examen honrado de conciencia y con sentido patrio y, ante todo, de responsabilidad, debiendo preguntarnos ¿a quién vamos a elegir como presidente o parlamentario? ¿A un candidato del partido liberal, copartidario del expresidente Samper, patrocinado por el narcotráfico, o a uno apoyado por el “ruido de las moto-sierras” como ocurrió en las presidenciales del año 2002, o a Santos o Zuluaga, del partido de La U. y Centro Democrático, respectivamente, que engañaron a los electores y violaron la ley recibiendo “ayudas” de la multinacional Odebrecht, o a uno de los emisarios o intermediarios en la Autopista Ruta del Sol o de la navegabilidad del río de La Magdalena, también invitados a la comilona de Odebrecht?

¿O que opina de uno de los tantos que metieron la mano en Dragacol o en Reficar, y que uno de los implicados despacha como ministro de Hacienda de este nefasto gobierno, o a un candidato de la cuerda del “cartel de la salud”, o a uno de los tantos del cartel de la contratación, o del cartel de la hemofilia, o del cartel de las pensiones, o los que se robaron a Caprecom y Cajanal, o a los que dieron y recibieron “tajada” de Agro Ingreso Seguro, o a los de la Zona Franca de Mosquera (Cundinamarca), o a los “gatilleros” de los falsos positivos, o a los que están haciendo uso hoy en día de los corruptores “cupos indicativos”, con la complicidad del presidente Santos, o a uno de los tantos burócratas que expoliaron de manera continua institutos descentralizados o empresas industriales y comerciales del Estado, lo que les sirvió de plataforma de lanzamiento para ocupar hoy, muy orondos, dignidades de elección popular, blandiendo sin pena la bandera de la impunidad?
Con sobrada razón se ha sostenido que cada pueblo se merece el gobernante que tiene.

Las investigaciones internacionales más confiables confirman que Colombia es, según la percepción de sus propios habitantes, con el 79,6 por ciento el segundo país más corrupto de toda América. Sólo nos supera Venezuela, con el 80 por ciento, lo cual significa que apenas nos separan cuarenta centésimas, siendo ésta la diferencia cerebral entre Santos y Maduro.

Marco Aurelio Uribe García.
Manizales, abril 6 de 2017.

Apostilla: En una crónica sobre corrupción de Juan Gossaín Abdalá, publicada en El Tiempo, nos cuenta que un amigo suyo le confesó: “El mejor negocio de Colombia es el Estado”, y otro, sin que se le notara ni pizca de humor: “Qué agradable era este país cuando los únicos que robaban eran los ladrones”.

(Visited 2.016 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Marco Aurelio Uribe García, abogado. Manizales

    Sigue a este bloguero en sus redes sociales:

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

La guerra en Etiopía constituye una de las crisis más graves(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Soñar con amigos y familiares que fallecieron causa mucha inquietud a(...)

14 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
  1. leon330676

    excelente que buena radiografía y debemos asumir que nosotros elegimos a esa caterva por eso Una predicción si votamos por los mismos vamos al desastre seguirán robando, si cambiamos tendremos empleo por que bajara la jornada laboral a 36 horas y 4 de capacitación para que se creen mas plazas de trabajo, mas turnos y mayor servicio, apoyo a las empresas con rebajas entre 5 y 10 por ciento en renta que las hará mas competitivas, salud y pensión universal, trabajo, estudio cultura y deporte para jóvenes mujeres y tercera edad, apalancarmos en exportaciones pero principalmente en el consumo interno con beneficios primero para nuestros ciudadanos. lucha frontal contra la corrupción y la inseguridad Claudia Lo-pez y Fajardo son la solución, el país al primer mundo en 8 años

  2. Jajajajaja genial la última parte: solo nos separa de Venezuela 40 centésimas, la diferencia cerebral entre santos y maduro, por supuesto, a favor de maduro.

  3. voxpopulisiglo21

    …y la corrupción electoral… y la corrupción de los medios de información… y el comportamiento a conveniencia del ciudadano común… y los excesos del poder militar… y la corrupción de la rama jurisdiccional.. parece estar todo contaminado… clamar a la utopía para limpiar a Colombia de despotismos, arrogancias, discriminaciones, inequidades, avasallamientos, codicias, politiquerías, cinismos, contubernios, roscas y demás comportamientos de colombianos descomedidos indolentes con la nación, insaciables para la corrupción…

  4. si elegimos a los mismos seguimos igual debemos propender por empleo y seguridad social, sistema de pensión y salud único y universal, jornada laboral de 36 horas con 4 de capacitaron para que se abran mas plazas laborales y darles incentivos de rebaja en renta a las empresas entre el 5 y 10 por ciento, énfasis en el consumo interno y las exportaciones educación cultura y deporte, mas trabajan mas aportan mas seguridad en campo y ciudades, menos subsidio que se emplearan para apoyo empresarial. Claudia Lopez y Fajardo son la Solucion

  5. Es correcto, pero se debe atacar la compra de votos… incluir las reunionsitas , promesas de empleos ,entrega mercados, la gente que no tiene mucha opcion siempre va a dar un voto por cualquier peso o esperanza, asi sean vanas…. eso de una… candidato que se le compruebe compra de votos, de una sancionado…. y ya es hora de meterle tecnologia al voto… no solo es lio de la gente que vota o votamos mal… no desviemos la atencion, no solo es elegir mal…. y otra cosa…respetar la voz del pueblo….. porque asi como van las cosas asi la gente vote bien..algo se inventan para que no gane……. recuperar la democracia va mas alla a que la gente vote bien…..

  6. alvaro887193

    Es degradante cuando la opción de los que NO estamos involucrados en la corrupción optamos y tomamos partido por “defender a capa y espada”, maltratándonos y dañandonos el ánimo, a la mermelada o a la sangre y narcotráfico que nos han gobernado. Para pensarlo!…

  7. fuerzalegal

    si el comun de los ciudadanos solo le importa su propia persona, sus intereses personales y no los del colectivo….. pues nos jodimos. Mientras se siga pensando en quien me da un puesto, un tamal, una teja o una pola a cambio de mi voto…. entonces no se queje porque ese ciudadano es tan corrupto como el de dragacol, el de cajana, etc

  8. Marco Aurelio, nos cuenta lo que ya todos sabemos pero nos hacemos los pendejos para entenderlo, Este gobierno nos vendio la paz con un costo cada vez mas alto, cuando el problema es la corrupcion y todos como borregos lo aplaudimos

  9. gerardoarce1123

    Hola Marco Aurelio, que difícil es votar en este país cuando no encuentras por quien hacerlo y que sea honrado. Para llenar esa vacante se necesita mucho dinero. Aquí los únicos que pueden tener chance de goberanra honradamente

  10. carlostorres0830

    Para acabar con toda la corrupción que existe,tenemos que empezar por educar las nuevas generaciones en valores,que es lo que se perdió. Ademas de no volver a elegir a estos personajes politiqueros con muy oscuros intereses,llenos de promesas imposibles de cumplir,con ofrecimientos de sancochadas,tejas,cemento y otros. También debemos estar atentos a no elegir representantes de una izquierda devaluada y tiránica,estos si acabarían con lo queda del país.

  11. Politiqueros que utilizan sus cargos para enriquecerse de la noche a la mañana, esta costumbre es en todas las regiones, sus delfines que son más corruptos y se creen los dioses o mesías en cada nueva generación y utilizan nuestros impuestos para hacer campañas dentro del ejercicio como funcionarios públicos y un congreso que aprueba leyes para que cada vez los protejan más hasta llegar a la impunidad.

    Nos salen con el cuento de que nestor humberto martinez, carrillo y maya van acabar con la corrupcion si ellos han sido funcionarios de esos gobiernos corruptos que ha tenido colombia. ya sabemos del prontuario del fiscal actual solo es un show al estilo montealegre

  12. guillermo492263

    Muy bueno el artículo y muy cierto, pero el problema es que la dificultad radica en que son muy pocos los que no tienen máculas y están muy escondidos porque no se vislumbra en el horizonte alguno que merezca ser tenido en cuenta. Lo que tenemos que hacer es tratar de escoger entre los menos malos, porque los buenos no se quieren contaminar.

Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar