Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Hace 90 días soy profesora en una universidad en Cúcuta. Desde que estaba en el pregrado era uno de mis planes de carrera, mis motivaciones son variadas y no necesariamente altruistas, pero era algo que en mi plan de vida tenía que pasar. A dos semanas de acabar el último semestre de clases no me siento profesora. 

Cuando me dieron la bienvenida al cargo empecé a pensar en mis docentes favoritos y traté de replicar su modelo. Con un par de marcadores borrables y una sonrisa socialbacana me sentaba en posición de mariposa al frente de mis estudiantes y les hablaba de la profesión y como debería ser. Qué hay que investigar, cómo ser un profesional ético, cuál es el secreto de la educación primaria y mi favorita: cómo hacer intervención social. 

 Todo iba bien para mi, hasta que un día una estudiante me dijo que no estaba entendiendo nada y que mi método “participativo” de enseñar no estaba dejando suficiente información en sus apuntes. Así, mientras yo trataba de intentar nuevas didácticas para enseñar, llegó la pandemia que paralizó el mundo y yo tuve que idear la manera de hacer de este viaje algo que medianamente valga la pena. 

Es difícil hacerse a la idea de un nuevo oficio cuando la única interacción con él es mediante una pantalla, a días de los parciales finales todavía me parece surreal que otros me reconozcan como su profesora. Encuentro más increíble, aún, que algunos encuentren en mi conversación un espacio de confianza y desahogo.

Reconocerme como profesora ha sido un proceso lento porque ha obligado a deconstruirme y acabar con mis mitos sobre lo que es importante en la educación. Si bien mi proceso de construcción de una identidad docente se centraba en la preparación de clases y parciales, mis estudiantes me han llevado a identificar que lo más valioso es lo que pasa fuera del aula. He aprendido a entender a mis estudiantes desde su individualidad, a hablar con cada uno de ellos sobre su rendimiento académico y monitorear de cerca a los que parecen no salir adelante con las notas.

Desde que hago parte de una comunidad educativa valoro mucho más lo que hacen los docentes, entiendo que esto no solo es una vocación o un servicio, es una forma de vivir. Uno nunca se termina de desconectar de sus estudiantes, en cualquier momento puede llegar una idea o una conversación que puede ser la epifanía que entregue la solución a una situación problemática.

El 15 de mayo es el día del maestro, aunque yo no creo que sea una, seguramente sí viviré la conmemoración de una manera muy especial. Me siento llena de admiración por las personas que han hecho esto por muchos años y estoy segura que si hay un gremio capaz de cambiar el mundo es este.

A todos los profes, feliz día. 

(Visited 401 times, 1 visits today)
PERFIL
Profile image

Psicóloga de la Universidad El Bosque y máster en Políticas Sociales y Acción Comunitaria de la Universidad Autónoma de Barcelona. He trabajado en temas de participación ciudadana y Derechos Humanos.

Más posts de este Blog

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

Han pasado ya más de dos semanas desde la llegada a(...)

2

[caption id="attachment_227" align="aligncenter" width="300"] Caro Monroy[/caption] Esa fue mi primera navidad(...)

3

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar