Cerrar Menú Blogs
Las opiniones de los blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de este portal.
Profile image

Ingresa o regístrate acá para seguir este blog.

Seguir este blog

Nada que decir, de Silvia Hidalgo, es la historia de una mujer que, en el hartazgo de su matrimonio y la incomprensión de su maternidad, dinamita el edificio de su vida y lo vuelve a construir. La chispa es una relación alterna y dañina con el hombre tumor: primero invasor, luego amante, finalmente célula cancerígena.

Su matrimonio fue un esfuerzo por romper con su familia nuclear: el padre fantasmal que se le presenta en el espejo retrovisor del carro, la madre siempre triste que encuentra en el cuidado —de las personas y de las plantas— el propósito de su vida, y el hermano que se aprovecha de los secretos ajenos. Ella quería un hogar, pero edificó una casa madura, luminosa y bien decorada. Cuando quedó embarazada y le tocó poner su vida al servicio de su cuerpo, quiso que su marido también sintiera la ansiedad, el desplazamiento de los órganos y la anulación de todo interés intelectual; quiso poner la agudeza de sus sentidos a prueba con el hombre tumor. En ese ecosistema llegaron la bebé, el divorcio y la adicción adolescente.

Con lecciones de eficacia y obediencia, casi todas del padre, la protagonista de la novela aprendió a ser ambiciosa en su trabajo. Computación, programación y un mundo de hombres que pueden quedarse en la oficina hasta la madrugada, pero no creen que los cargos de responsabilidad compaginen con los primeros días de una niña en la guardería. También aprendió que compensar lo que había visto en la vida de su madre —cocinas, geranios, electrodomésticos—, no la eximía del tablero laboral en el que no conviene ser mujer para avanzar de una casilla a otra.

Es una novela sobre las comunicaciones contemporáneas, la vacuidad de las palabras que se usan sin significados, los patrones familiares y los momentos en los que la hoja está tan arrugada y llena de tachones, que es mejor botarla y empezar de cero. Es una historia sobre la mujer en el trabajo, el éxito laboral y las brechas que abre la maternidad. Sobre todo, es una historia sobre la posibilidad, siempre latente y al margen de las circunstancias, de que cualquier mujer sea huésped de un hombre tumor.

(Visited 1.419 times, 1 visits today)

Etiquetas

PERFIL
Profile image

Máster en Escritura Creativa, magíster en Estudios y Gestión del Desarrollo, politóloga e internacionalista. Leo, escribo, doy clase. Organizo talleres de escritura y clubes de lectura.

Más posts de este Blog

  • Libros

    La espera y el maldeniña

    Maldeniña es la segunda novela de Lorena Salazar Masso. Está protagonizada por Isa, que vive en un hotel de(...)

  • Libros

    Nada que decir

    Nada que decir, de Silvia Hidalgo, es la historia de una mujer que, en el hartazgo de su matrimonio(...)

  • Libros

    Ese río

    En una excursión a la isla, Enero, el Negro y Tilo pescan una raya y se la llevan en(...)

  • Libros

    Las amigas de las amigas

    Detrás de los zapatos de Carrie, cada vez más disonantes en el ecosistema contemporáneo, la segunda temporada de And(...)

Ver más

Lo más leído en Blogs

1

El big data es el futuro, y el Reino Unido tiene(...)

2

Dios nos habla por medio de nuestros sueños. Esta es una(...)

3

Usualmente acompañamos el acto de escuchar música con otra actividad; mientras(...)

0 Comentarios
Ingresa aquí para que puedas comentar este post
Reglamento de comentarios

ETCE no se responsabiliza por el uso y tratamiento que los usuarios le den a la información publicada en este espacio de recomendaciones, pero aclara que busca ser la sombrilla de un espacio donde el equilibrio y la tolerancia sean el eje. En ese camino, disponemos de total libertad para eliminar los contenidos que:

  1. Promuevan mensajes tipo spam.
  2. El odio ante una persona o comunidad por su condición social, racial, sexual, religiosa o de situación de discapacidad.
  3. Muestren o impulsen comportamientos o lenguajes sexualmente explícitos, violentos o dañinos.
  4. Vulneren o atenten contra los derechos de los menores de edad.

Además, tenga en cuenta que:

  • - El usuario registrado solo podrá hacer un voto y veto por comentario.
Aceptar
¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.


Debes escribir el comentario
¡Gracias! Tu comentario ha sido guardado
Tu calificación ha sido registrada
Tu participación ya fue registrada
Haz tu reporte
Cerrar
Debes escribir tu reporte
Tu reporte ha sido enviado con éxito
Debes ser usuario registrado para poder reportar este comentario. Cerrar